En Azerbaiyán, restricciones por la pandemia afectan a personas con discapacidad

“COVID-19 y discapacidad en Indonesia” de ILO in Asia and the Pacific (CC BY-NC-ND 2.0).

En septiembre de 2020, el Ministerio de Trabajo y Protección Social de Azerbaiyán hizo recortes drásticos a las pensiones de discapacidad, como parte de un paquete de medidas con la finalidad de “contener las discapacidades falsas“, según los funcionarios.

Las medidas establecen que solamente quienes necesiten quedarse al menos una vez en el hospital al año podrán recibir beneficios estatales. Deben presentar documentos de alta a las autoridades pertinentes para recoger su cheque.

Lo que ya era una medida controvertida empeoró con las restricciones por COVID-19 de Azerbaiyán, en donde los centros de rehabilitación públicos están cerrados temporalmente en todo el pís para minimizar el contacto.

Como resultado, muchos azerbaiyanos con discapacidades no pueden demostrar que tienen discapacidades porque no pueden recibir tratamiento en los centros de salud cerrados.

Las pensiones estatales son la única fuente de ingresos para muchos ciudadanos con discapacidad. Se estima que más de 7000 azerbaiyanos han perdido sus cheques de discapacidad desde septiembre de 2020, según datos del Ministerio de Trabajo y Protección Social.

En una entrevista de septiembre de 2020, Gulnar Azizova, secretaria de prensa de la Agencia Estatal para Conocimiento y Rehabilitación Médica y Social, dijo que las autoridades reabrirán los centros de rehabilitación cuando se levanten las restricciones por COVID-19. El 19 de marzo, las autoridades azerbaiyanas extendieron el régimen de cuarentena hasta junio.

Estos reveses generaron que muchas familias protestaran frente al Ministerio de Trabajo y Protección Social a inicios de marzo para pedir que se restituyan las pensiones.

Familias protestan en el exterior del Ministerio de Labor y Servicios Sociales en la capital, Bakú, 10 de marzo de 2021. Captura de pantalla de video de Azadliq Radio.

Las madres que hablaron a medios locales en el exterior del ministerio dijeron que querían los centros rehabilitación reabrieran y que se aumentan los beneficios para enfrentar los reveses de las actuales condiciones económicas.

En marzo de }2020, Catalina Devandas, relatora especial de Naciones Unidas para derechos de personas con discapacidad, advirtió que “poco se ha hecho para dar a las personas con discapacidad las guías y apoyo necesarios para protegerlas durante la actual }pandemia de COVID-19″. Agregó que los Estados deberían abordar las necesidades de las personas con discapacidad con medidas adicionales para “garantizar la continuidad de apoyo” al grupo que ya enfrenta discriminación estructural en sus comunidades.

Una recomendación expresada por Devandas fue aumentar la ayuda financiera a esta comunidad para cubrir sus necesidades básicas, como reparto de comida y medicación.

Sin acceso a apoyo estatal, algunos ciudadanos con discapacidad buscaron apoyo familiar y han estado recibiendo tratamientos de rehabilitación en clínicas privadas.

Refail Veten-Das Quliyev, de 58 años, maestro de física jubilado, dijo en Facebook:

Səhhətimdə yaranmış çox ciddi problemlər məni özəl bərpa reabilitasiya mərkəzinə müraciət etməyə məcbur etdi. Dövlət müəssisələrindən imdad diləsəm də səsimə səs verən tapılmadı. Rəhmətlik Məlik Abbasovun taleyini yaşamayım deyə qohum-dostların köməyindən istifadə edərək özəl reabilitasiya mərkəzi olan Suraxanı Tibbi Bərpa Mərkəzində hal hazırda müalicə alıram. Çox gülərüz, mehriban kollektivi var. Müalicələr qaneedicidir. İşlərinə məsuliyyətlə yanaşırlar. Xəstələrə xüsusi diqqət və qayğı göstərilir. Həkimim Sevinc xanım savadlı, işgüzar və bacarıqlı həkimdir, peşəsinə hörmətlə yanaşır. Hər zaman xəstələrinin vəziyyəti ilə maraqlanır, proseduraları qəbul edərkən onları nəzarətdə saxlayır. İmkanı olan əlillərimiz bu müalicə məkəzinin xidmətindən istifadə edə bilərlər.

Problemas muy graves con mi salud me obligaron a recibir tratamiento en un centro de rehabilitación privado. Pese a mis muchos intentos, los centros de rehabilitación públicos no me responden. Para no revivir el destino de Malik Abbasov [ciudadano con discapacidad que murió en marzo de 2021], con apoyo de amigos y familia, estoy recibiendo tratamiento en el Centro Privado de Rehabilitación Médica de Surakhani. El personal es bueno y atento. El tratamiento es satisfactorio. Son responsables en su trabajo. Los pacientes reciben atención especial. Mi doctora, la señora Sevinj, es una médica muy educada, profesional y competente, y respeta su profesión. Se interesa por sus pacientes, su bienestar y los atiende con sus procedimientos. Las personas con discapacidad que pueden pagar este lugar pueden usar sus servicios.

Según regulaciones nacionales, los azerbaiyanos con discapacidad y pacientes confinados a una cama tienen derecho a servicios profesionales de salud en casa provistos por el Estado. Sin embargo, esto no se ofrece en todo el país según el informe del país de noviembre de 2020 de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja sobre el impacto del COVID-19 en personas mayores y sus cuidadores.

El informe también señala que el acceso reducido a hospitales, farmacias, servicios de emergencia y policlínicos afectó especialmente a personas mayores con enfermedades crónicas y personas con discapacidad.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.