Blogueros de Singapur hacen financiación colectiva para pagar indemnizaciones por difamación al primer ministro, Lee Hsien Loong

Blogueros Roy Ngerng (izquierda) y Leong Sze Hian (derecha). Fuente: Facebook

Dos blogueros singapurenses lograron financiar colectivamente los daños por difamación  que debían pagar al primer ministro del país, Lee Hsien Loong.

El 24 de marzo, el bloguero y asesor financiero Leong Sze Hian fue declarado culpable de difamar al primer ministro Lee por una publicación en Facebook en 2018 que hacía un enlace a un artículo que sostiene la participación del líder singapurense a un escandalo de corrupción en Malasia.

Leong retiró la publicación pero Lee lo demandó por difamación. La corte ordenó a Leong que pagara 133 000 dólares singapurenses (100 300 dólares estadounidenses). Esto generó que Leong iniciara una campaña de financiación colectiva, que logró recaudar el monto necesario en apenas 11 días.

El éxito de Leong inspiró al también bloguero Roy Ngerng a financiar colectivamente el pago a Lee. En 2014, Roy acusó a Lee de apropiarse indebidamente de Central Provident Funds, fondo de seguridad social federal destinado a apoyar a personas mayores. Roy luego se disculpó por su publicación, pero Lee rechazó la disculpa y lo acusó de difamación.

El 17 de diciembre de 2015, la Corte Suprema ordenó a Roy que pagara a Lee 150 000 dólares singapurenses (113 130 dólares estadounidenses) por daños. Negoció pagar los daños en cuotas mensuales y, como Leong, inició una campaña de financiación colectiva y logró su objetivo en apenas ocho días.

Los casos de Leong y Roy destacan la persecución que enfrentan los críticos, incluidos ciudadanos comunes y corrientes, que expresan su desacuerdo en plataformas en línea. Pero la sorpresa por el éxito de las campañas de financiación colectiva de ambos blogueros podrían indicar un deseo de mayor protección a la libre expresión.

“Milagro de domingo de Pascua”

Leong logró su monto el 4 de abril, por lo que lo llamó “milagro de domingo de Pascua”. Más de 2000 personas apoyaron su campaña. Escribió estas líneas en Facebook como reflexión a sus dos años de lucha legal:

All I did was just a Facebook share
Without any comment a share that was bare
And on my 65th birthday came the biggest scare
To fight not did I dare
But with each passing day so many care
Asking for a clear air
For what is right and fair
Freedom and speech are an inseparable pair
Which so sadly here is so rare
A badge of honour forced to wear
The oppression that we must tear
However long and hard the affair
The fear must go away everywhere
So that our children will never ever fear to go there

Todo lo que hice fue publicar en Facebook
Sin ningún comentario, una publicación sola
Y el día que cumplí 65 años llegó el mayor miedo
A luchar no me atreví
Pero cada día que pasaba muchos se preocuparon
Pedían aire limpio
Para lo que es correcto y justo
Libertad y expresión son un par inseparable
Que tristemente acá es tan poco común
Una insignia de honor de uso obligado
La opresión que debemos romper
Por más largo y duro que sea el asunto
El temor debe irse irse por todos lados
Para que nuestros hijos nunca tengan miedo de ir ahí

Retomó su campaña de financiación colectiva después de enterarse de que Lee busca reembolso de gastos legales que llegan a 130 000 dólares singapurenses (98 000 dólares estadounidenses), lo que significa que Leong debe pagar un cuarto de millón de dólares por una publicación en Facebook.

Financiación colectiva como resistencia

Roy perdió su trabajo en el hospital después de la demanda de difamación. Como no podía encontrar empleo, se fue a Taiwán. El éxito de su campaña de financiación colectiva significa que ahora puede regresar a Singapur sin preocuparse por quedar en bancarrota.

Up until a week ago, it felt like this, that I would never be able to return home to Singapore, for fear of the defamation suit and threat of bankruptcy hanging over my head.

But over the last week, you have rallied together and helped make it possible for me to return again. I am so grateful.

Hasta hace una semana, me sentí así, que nunca podría regresar a casa a Singapur, por temor a la demanda de difamación y sin la amenaza de bancarrota pendiend sobre mi cabeza.

Pero en la última semana, se han unido y ayudado a hacer posible que regrese. Estoy muy agradecido.

Cerca de 2122 personas colaboraron en la campaña de Roy, y las donaciones siguen llegando, pese a que ya logró su objetivo. Se ha ofrecido a devolver el exceso de donaciones o a pagarle a Leong y otros periodistas que enfrentan demandas de difamación.

Nos dijo que el éxito de su campaña de financiación colectiva podría ser una señal de que muchos ciudadanos están descontentos con la persecución de críticos y activistas:

People who joined in the crowdfunding movement did so for various reasons, but the consistent theme is that they no longer want to see people who speak up or raise questions on important issues be sued or charged simply for doing so.

There is lesser tolerance for such high-handed oppressive actions, and the government's [continued use of] legal tools for political persecution will ultimately backfire on them, when Singapore's citizens view the government as silencing debate, instead of being willing to engage in the concerns of Singaporeans.

As Singapore becomes more and more unequal and poverty rises, people want debates on these issues, as well as answers and solutions to them. They are beginning to realize that the persecution of activists, journalists and members of the opposition is counter-productive to developing effective conversations and policy solutions, and increasingly understand that the government's use of legal tools to quell dissent has instead curtailed the space available for critical discourse.

Quienes se unieron a la financiación colectiva lo hicieron por diversas razones, pero el tema constante es que ya no quieren ver que demanden o acusen a las personas que hablan o plantean cuestiones importantes simplemente por haberlo hecho.

Hay menos tolerancia para estas acciones opresivas prepotentes, y el uso continuado de herramientas legales por parte del Gobierno para la persecución política acabará volviéndose en su contra, cuando los ciudadanos de Singapur vean que el Gobierno silencia el debate, en lugar de estar dispuesto a participar en las preocupaciones de los singapurenses.

Mientras Singapur se vuelve más y más desigual y la pobreza aumenta, la gente quiere debates sobre estas cuestiones, así como respuestas y soluciones. Empiezan a darse cuenta de que la persecución de activistas, periodistas y opositores es contraproducente para el desarrollo de conversaciones y soluciones políticas eficaces, y comprenden cada vez más que el uso de herramientas legales por parte del Gobierno para reprimir la disidencia ha reducido el espacio disponible para el discurso crítico.

Agregó que la financiación colectiva se podría interpretar como una “forma de resistencia dirigida” contra las }tácticas de línea dura del Gobierno contra los críticos:

The democracy movements across Asia are also [making] Singaporeans [more sensitive] to the understanding that democracy can bring about better social changes, and Singaporeans are gradually becoming more accepting of the need for some form of social resistance against the powers that be, in order to achieve social justice. The… crowdfunding movement is an example of such a form of targeted resistance against the government's financially based persecution method against individuals.

Los movimientos democráticos en Asia también están [haciendo] a los singapurenses [más sensibles] a entender que la democracia puede traer mejores cambios sociales, y los singapurenses se están aceptando gradualmente la necesidad de alguna forma de resistencia social contra los poderes, para lograr justicia social. El… movimiento de financiación colectiva es un ejemplo de una forma de resistencia dirigida contra el método de persecución financiada por el Gobierno contra las personas.

El equipo de Roy ha informado a Lee y la corte que ahora tiene la intención de pagar el saldo restante de su multa en un monto total.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.