Dos artistas malasios enfrentan investigación policial por comentarios y obras de arte en línea

Captrua de pantalla de la lista de reproducción de Spotify ‘Esto es Dengki Ke’, creada por el artista Fahmi Reza.

Los artistas malasios Fahmi Reza y Zunar enfretan investigaciones policiales por publicaciones en medios sociales consideradas insultantes a las autoridades.

Fahmi fue detenido un día el 23 de abril después de que la Policía recibió una queja sobre una lista de reproducción irónica de Spotify que el artista publicó,. La lista se titulaba “Dengki Ke” (“Celos”) y contiene 101 canciones. Se dice que se burla de la reina malasia Azizah Aminah Maimunah Iskandariah.

#DengkiKe fue tendencia en Twitter el 19 de abril después de que un usuario de Instagram le peguntó a la reina si eran ciertos los rumoras de que a sus chefs personales ya los habían vacunado contra el COVID-19. Se dice que la reina respondió: “Dengki ke?” (“¿Estás celoso}?”). Se ha criticado a la familia real por earlier informes de que algunos miembros han recibido vacunas que aún no tienen aprobacón del Gobierno.

Fahmi fue liberado bajo fianza, pero sigue enfrentando investigación sobre si infringió la sección 4(1) de la ley de sedición y la sección 233 de la ley de comunicaciones y multimedia (CMA). La sección 233 se refiere a la publicación contenido ofensivo en línea con “intención de moelstar”.

Antes de su arresto, Fahmi defendió e derecho de los artistas de expresar su desacuerdo:

En un país en el que artistas, diseñadores y escritores de sátiras han sido censurados, arrestados y encarcelados, es importante que esta forma vital de expresión artística —parodia y sátira como forma de protesta política— se siga practicando y defendiendo a toda costa.

No es la primera vea que Fahmi enfrenta acoso por su trabajo en línea. En 2016, recibió amenazas de las autoridades por publicar memes de payasos que se burlan del ex primer ministro Najib Razak, que estuvo involucrado en un escandalo de corrupción.

En marzo de 2021, Fahmi recibió notificaciones policiales de que estaban investigando dos tuits suyos que supuestamente difamaban al ministro de Salud del país. La Policía lo interrogó durante dos horas el 10 de marzo.

El Grupo de Libertad de Expresión, organizado por grupos de la sociedad civil, ha destacado el caso de Fahmi de impulsar la revisión o derogación de leyes, como la ley de sedición y CMA, de la que se dice las autoridades están abusando para silenciar a los críticos. En una declaración del 23 de abril, el grupo agregó que la sátira es una forma de expresión legitima:

Satire plays an important role in society as a space for commentary, discussion and debate on shared values. Political satire in particular, plays an important role to engage with institutional power in a way that creates space for humour. Such a space should be defended as a vital part of public participation, to enable a robust civic discourse and healthy democracy that is able to withstand critique and differing opinions.

La sátira desempeña un importante papel en la sociedad como espacio para el comentario, la discusión y el debate sobre valores compartidos. La sátira política, en particular, desempeña un papel importante para enfrentar al poder institucional de una manera que crea un espacio para el humor. Este espacio debe ser defendido como una parte vital de la participación pública, para permitir un discurso cívico robusto y una democracia saludable que puedea soportar la crítica y las opiniones diferentes.

Mientras tanto, el caricaturista Zunar escribió el 28 de abril que había recibido un aviso de la Policía de que estaban investigando su caricatura política publicada en enero por posible violación del artículo 233 de la CMA.

Me contactó la Policía sobre una investigación de mi caricatura, publicada el 23 de enero. Sección 505c del Código Penal y sección 233 ley de multimedia. Se presentará en IPD Padang Terap, Kedah 2 de mayo, 11 am

La caricatura alude a la decisión del Gobierno estatal de Kedah de no conceder un día festivo para el Thaipusam, festival anual hindú, por las restricciones de COVID-19 del Gobierno federal. Algunos grupos criticaron la decisión de los funcionarios de Kedah, advierten que podría perturbar la armonía racial en el estado.

Zunar defendió su derecho a hacer comentarios sobre su estado natal y afirmó que su caricatura está abierta a varias interpretaciones.

Al igual que Fahmi, Zunar ha sido perseguido por sus caricaturas consideradas ofensivas con el primer ministro Najib. El Gobierno prohibió sus libros y se le impidió realizar exposiciones hasta que el gobierno de Najib perdió en las elecciones de 2018.

Nalini Elumalai, responsable del programa de Malasia de ARTICLE 19, advirtió que las investigaciones policiales contra Fahmi y Zunar podrían tener un efecto desalentador en la sociedad:

The investigation of Zunar is a further example of the Malaysian government’s intolerance of public criticism. The persecution of artists such as Zunar and Fahmi stifles creative expression, chills public discourse, and undermines trust in Malaysian authorities.

La investigación de Zunar es un ejemplo más de la intolerancia del Gobierno malayo a la crítica pública. La persecución de artistas como Zunar y Fahmi reprime la expresión creativa, enfría el discurso público y socava la confianza en las autoridades malasias.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.