Mujeres en la Ciencia: Neurocientífica Caroline Geisler habla de “destacar entre la multitud”

Doctora Caroline Geisler, foto de cortesía, utilizada con autorización.

Como parte de sus continuos esfuerzos por explorar el papel de las mujeres en la ciencia, Global Voices habló con la doctora Caroline Geisler, investigadora independiente asociada del Departamento de Neurobiología de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich. Geisler trabaja en el campo de la neurociencia computacional, y se centra en la aparición y función de la actividad neuronal rítmica.

Tras entrar en el mundo de la ciencia con interés principal en la física, a lo largo de su carrera ha pasado de lo abstracto a estudios más humanos y relacionados con la vida, y divide su tiempo entre el laboratorio de cognición y plasticidad neuronal de la universidad y la enseñanza a estudiantes de doctorado y de maestría.

Global Voices (GV): ¿Qué despertó tu interés por la física y te inspiró a convertirte en científica?

Caroline Geisler (CG): Well, I always had a mathematical mind and was very good in maths, which in high school became especially clear. I was interested in space, small particles, computers and literally wanted to become a rocket scientist. I studied at a girls’ school and had a group of friends with the same interests, such as memorizing stars in the sky, rather than going shopping for clothes. Being surrounded by friends with the same interests, of course, strengthened my passion for science.

Caroline Geisler (CG): Siempre he tenido una mente matemática y sera muy bnena en matemáticas, algo que en la secundaria quedó especialmente claro. Me interesaba el espacio, las partículas pequeñas, los computadores, y literalmente quería ser científica espacial. Estudié en un colegio de chicas y tenía un grupo de amigas con los mismos intereses, como memorizar las estrellas en el cielo, en lugar de ir a comprar ropa. Por supuesto que estar rodeadas de amigas con los mismos intereses reforzó mi pasión por la ciencia.

GV: ¿Estás de acuerdo en que en aquella época se consideraba que las ciencias, en particular la física, pertenecían al ámbito masculino y que para una mujer sería más difícil hacer carrera en esta esfera?

CG: In this sense it was an advantage to study at a girls’ school, because there, the gender division simply did not happen. I sometimes ask myself whether I would have pursued science with the same enthusiasm if I had studied in a mixed school. And I still don’t have a definitive answer. Several studies have actually shown that girls from girls’ schools are more likely to enter fields that are male-dominated, precisely because there is no gender division, which to some extent creates certain mental barriers.

In primary school, where I studied in a mixed group, the teacher in science classes always gave the experiments to the boys, but not to me, although I wanted to do the experiments too and felt it extremely unfair. So the fact that I studied in such a school could have played a role in making my choice.

And I was lucky to have enormously supportive teachers who recognized my strong points and believed in me, thus encouraging me to dive fully and seriously into the world of science. I remember, I had a very nice maths teacher, who at the time when I struggled with English, came to me and cheered me up by saying: “I do understand you very well, cause I also always had problems with English. But you’re good in maths and that’s enough for life.” His support was very important for me and helped me not to get frustrated.

CG: En este sentido, fue una ventaja estudiar en un colegio de chicas, porque allí sencillamente no había la división por sexos. A vez me pregunto si habría seguido la ciencia con el mismo entusiasmo si hubiera estudiado en una escuela mixta. Y todavía no tengo una respuesta definitiva. Es más, varios estudios han demostrado que las niñas de las escuelas femeninas tienen más probabilidades de entrar en campos en los que predominan los hombres, precisamente porque no hay división por sexos, lo que hasta cierto punto crea algunas barreras mentales.

En la escuela primaria, donde estudié en un grupo mixto, el profesor de ciencia siempre daba los experimentos a los chicos, pero no a mi, a pesar de que yo también quería hacer los experimentos y lo consideraba extremadamente injusto. Así que el hecho de haber estudiado en un colegio así pudo influir en mi elección.

Y tuve la suerte de contar con profesores que me apoyaron enormemente, que reconocieron mis puntos fuertes y creyeron en mí, lo que me animó a meterme de lleno en el mundo de la ciencia. Recuerdo que tuve un profesor de matemática muy simpático, que en la época en la que tenía problemas con el inglés, se acercó a mí y me animó: “Te entiendo muy bien, yo también he tenido siempre problemas con el inglés. Pero eres buena en matemáticas y eso es suficiente para la vida”. Su apoyo fue muy importante para mí y me ayudó a no frustrarme.

GV:  ¿Qué hay de tus años de universidad? ¿Cuál era el porcentaje de chicas en la facultad de física? ¿Viste alguna diferencia en el trato a las estudiantes?

CG: Actually no, not at all. Although there were only about 10 percent women in the faculty and in some classes I was the only woman, it only motivated me to perform better. Because being almost the only girl in a group doesn’t give you a chance to dissolve in a crowd, to disappear from the view of a teacher. Standing out makes you always think twice before saying anything out loud, because if it’s something silly then you know that everybody will remember who said it. That ‘no chance to hide’ position bothered me a little bit and made me feel uncomfortable sometimes, but those concerns were more from my own mind, not caused by any bad intentions or biased attitudes from teachers.

Very occasionally some slight and unconscious gender biases took place.For instance… one older professor in a lecture on thermodynamics gave an example of baking cakes and turned to me, saying: “Indeed, you should know this.” And I said: “Why? Sorry, but I don’t.” Because I actually had no idea how to bake cakes at that time.

On the other hand, I had a female physics professor who was very kind and caring and especially helpful and supportive to me. Partly I explain her goodwill by the fact that I was the only girl in the group and she felt therefore some special connection with me and the inclination to help me. Her example showed me that I could also be successful in science, and I definitely benefited from her support.

CG: En realidad, nada. Aunque solo ele 10 % en la facultad éramos chicas, y en algunas clases era la única, esto solo me motivaba a rendir más. Porque ser casi la única chica en un grupo no te da la opurtunidad de disolverte en la multitud, de desaparecer de la vista de los profesores. El hecho de destacar hace que siempre lo pienses dos veces antes de decir algo en voz alta, porque si es una tontería sabes que todo el mundo recordará quién lo dijo. Esa posición “sin posibilidad de esconderse” me molestaba un poco y me incomodaba a veces, pero esas preocupaciones venían más de mi propia mente, no eran causadas por ninguna mala intención ni actitud parcial de los profesores.

Muy de vez en cuando se producían algunos prejuicios de género leves e inconscientes. Por ejemplo… un profesor mayor en una clase de termodinámica, puso un ejemplo de cómo hornear un pastel, se volvió hacia mí y dijo: “E nverdd, deberías saberlo”. Y le dije: “¿Por qué? Lo siento, pero no”. Porque en realidad no tenía ni idea de cómo hornear pasteles en aquel entonces.

Por otro lado, tenía una profesora de física muy simpática y cariñosa, me ayudaba y apoyaba mucho. En parte, explico su buena voluntad por el hecho de que yo era la única chica del grupo y, por lo tanto, sentía una conexión especial conmigo y la inclinación a ayudarme. Su ejemplo me demostró que yo también podía tener éxito en la ciencia, y definitivamente me beneficié de su apoyo.

GV: ¿Qué se siente al ser mujer en la física en general? ¿Y qué papel desempeña el género en este campo de la ciencia, si es que lo hay?

CG: I feel that, in physics, most of the time you’re either good or you aren’t, and others will certainly know that. In exact sciences,  such as physics… it wouldn’t help you just to tell everybody that you’re great. If you don’t publish good papers and do good work, no one will recognize you, so it makes no sense to pretend. This means that one is judged first on one’s work and last on gender.

Both at university in Germany and in the United States, and especially in the US, gender was never an issue, in my opinion, and I was always treated fairly. In fact, in the US I even heard about some programs that specifically supported women, which meant that if you were really good at what you were doing and you could prove it by your work, there could even be an advantage to being a woman in a certain field of research.

The dark side of this seeming tolerance though, is that sometimes people or organizations… prefer simply not to deal with female candidates or potential employees to avoid any gender-related troubles or suspicion of discrimination. That’s where this idea of gender tolerance and supporting women can actually backfire and the special status of being a female can play against you.

CG: Siento que, en la física, la mayoría de las veces o eres bueno o no lo eres, y los demás lo sabrán sin duda. En las ciencias exactas, como la física, no te ayudaría decir a todo el mundo que eres genial. Si no publicas buenos artículos ni haces un buen trabajo, nadie te reconocerá, así que no tiene sentido fingir. Esto significa que te juzgan primero por el trabajo y después por tu género.

Tanto en la universidad de Alemania como de Estados Unidos, y especialmente aquí, el género nunca fue un problema, en mi opinión, y siempre me trataron de forma justa. En Estados Unidos incluso oí hablar de algunos programas que apoyaban específicamente a las mujeres, lo que significaba que si eras realmente buena en lo que hacías y podías demostrarlo con tu trabajo, incluso podía haber una ventaja por ser mujer en un determinado campo de investigación.

Sin embargo, el lado oscuro de esta tolerancia aparente es que a veces las personas o las organizaciones… prefieren simplemente no tratar con candidatas o posibles empleadas para evitar problemas relacionados con el género o sospechas de discriminación. Ahí es donde esta idea de la tolerancia de género y el apoyo a las mujeres puede resultar contraproducente y la condición especial de ser mujer puede jugar en tu contra.

GV: ¿Cuál ha sido el periodo más difícil y a la vez más gratificante de tu carrera? 

CG:: I guess that would be the time right after my first child was born, while I was doing my postdoc in the US in the lab of Professor Buzsaki. That was a really life-changing time. I had to reconsider my schedule, adjust my working life to new circumstances and incorporate a number of new responsibilities, along with the existing ones, into the same 24 hours.

Especially in the case of researchers, most of them rely on the opportunity to immerse themselves completely in their subject, and time doesn’t matter for them anymore – i

The maternity leave in the US is quite short and a few months after giving birth I got back to work, however, of course, my career slowed down from that moment. This moment is pivotal in terms of how much you can capitalize on whatever you achieved before, and how well your research is lined up and organized, so that you can pick up again without thinking too much about it.

Now, since we have three kids, I work part-time in order to be able to take care of children, although my husband shares many of the family-related responsibilities. Thankfully, in Germany, the part-time option for working mothers is a common thing. This flexibility allows you to stay in science and continue doing what you’re passionate about. However, among conservative people, you still encounter some judgment, and the assumption that you are indifferent to your kids and prioritizing work over family.

Also, I regard science as a highly creative process, similar to the arts, and therefore it’s very important to be fully emerged in your research, to be flexible and to dedicate most of your time and mental energy to your project. One needs to get into the right mood and invoke creativity, which is hardly achievable when one always has to check your watch to not be missing the time to pick up the kids from school or kindergarten. Now, although I still do my research, I am also teaching at the Graduate School of Systematic Neuroscience, which I really enjoy and find highly rewarding.

CG: Supongo que sería justo después de que nació mi primer hijo, mientras hacía mi postdoctorado en Estados Unidos en el laboratorio del profesor Buzsaki. Fue una época que me cambió la vida. Tuve que reconsiderar mi horario, ajustar mi vida laboral a las nuevas circunstancias y asumir muchas nuevas responsabilidades, junto con las ya existentes, en las mismas 24 horas.

Especialmente en el caso de los investigadores, la mayoría confía en la oportunidad de sumergirse completamente en su tema, y el tiempo ya no les importa: si quieres averiguar algo puedes quedarte despierto hasta las 3 de la mañana, y luego te levantas cuando te levantas y vuelves a tu investigación. Y luego aparece el niño y ese programa ya no te sirve. Ese fue para mí el periodo más duro de transición a un nuevo estilo de vida, aunque, por supuesto, estuvo lleno de momentos gratificantes y felices. Mi marido (Anton Sirota, investigador también) y mis colegas del laboratorio fueron muy comprensivos y me apoyaron mucho.

En Estados Unidos, el permiso de maternidad es bastante corto, y pocos meses después de dar a luz, volví al trabajo, aunque, por supuesto, mi carrera se hizo más lenta a partir de ese momento. Este momento es fundamental para saber hasta qué punto puedes capitalizar lo que has conseguido, y hasta qué punto tu investigación está alineada y organizada, para que puedas retomarla sin pensar demasiado.

Ahora tenemos tres hijos, trabajo a tiempo parcial para poder ocuparme de ellos, aunque comparto con mi marido muchas responsabilidades familiares. Por suerte, en Alemania, la opción del tiempo parcial para las madres trabajadoras es algo habitual. Esta flexibilidad te permite seguir en la ciencia y seguir haciendo lo que te apasiona. Sin embargo, entre las personas conservadoras, todavía te encuentras con algunos juicios y la suposición de que eres indiferente a tus hijos y priorizas el trabajo sobre la familia.

Además, considero que la ciencia es un proceso altamente creativo, parecido al de las artes, y, por eso es muy importante estar completamente emergido en tu investigación, ser flexible y dedicar la mayor parte de tu tiempo y energía mental a tu proyecto. Hay que entrar en el estado de ánimo adecuado e invocar la creatividad, que es difícil de alcanzar cuando tienes que mirar siempre el reloj para no perder la hora de recoger a los niños del colegio o de la guardería. Ahora, aunque sigo investigando, también doy clases en la Escuela de Postgrado de Neurociencia Sistemática, algo que me gusta mucho y me resulta muy gratificante.

La doctora Caroline Geisler (fila inferior, segunda a la izquierda) con sus colegas. Foto de cortesía, utilizada con autorización.

GV: Si pudieras dar un consejo a otras investigadoras, ¿cuál sería?

CG: The absolute most important thing that everybody should always consider is doing what you really love, because only then will you have the endurance and discipline to get through the hardships and difficult times. If there is something that you really love to do, you should pursue it. And even if you’re thinking that you will never be able to earn money or find a job, if you’re really good at what you do and do it wholeheartedly, you will be more likely to find a job and overcome any challenges and difficulties that you encounter. Just be open, try to see the opportunities and be courageous enough to take them.

CG: Lo más importante que todos deberían tener siempre en cuenta es hacer lo que realmente te gusta, porque solo así tendrás la resistencia y la disciplina necesarias para superar las dificultades y los momentos difíciles. Si hay algo que realmente te gusta hacer, debes perseguirlo. Y aunque pienses que nunca podrás ganar dinero o encontrar un trabajo, si eres realmente bueno en lo que haces y lo haces de corazón, tendrás más probabilidades de encontrar un trabajo y superar los retos y dificultades que encuentres. Solo tienes que estar abierto, intentar ver las oportunidades y tener el valor suficiente para aprovecharlas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.