Reducción de humedales amenaza la población de los esquivos gatos pescadores de Nepal

Fishing Cat (Prionailurus viverrinus). Image via Flickr by Dulup. CC BY-SA 2.0

Gato pescador (Prionailurus viverrinus). Imagen de Dulup (CC BY-SA 2.0).

En las llanuras del sur de Nepal, si alguien le tiene miedo a algo, lo llamarán “gato mojado”. Pero en esa misma región, hay gatos que no le tienen miedo al agua. Es más, viven cerca de humedales y se alimentan principalmente de pescados, de ahí su nombre de gatos pescadores. Sin embargo, ante la amenaza de la degradación y pérdida de su hábitat, los ejemplares de esta especie están disminuyendo.

Hoy en día, los especialistas estiman que hay alrededor de 150-200 gatos pescadores en Nepal, de un total de menos de 2500 gatos pescadores en estado salvaje, repartidos de manera esparcida entre el sur y el sureste asiático. Su presencia ha sido registrada en Pakistán, India, Nepal, Bangladesh, Tailandia, Myanmar, Camboya, Sri Lanka e Indonesia.

Este gato es hábil para pescar con una técnica simple: golpea la superficie del agua y, cuando las ondas producidas atraen a los peces, se zambulle para atraparlos. Sus patas parcialmente palmeadas, su cola en forma de timón y su pelaje resistente al agua le permiten nadar con facilidad. Además de pescar, que es por lo que se lo conoce, también caza ratas, reptiles, pequeños mamíferos y pájaros.

Es  febrero del gato pescador, ¡así que informémonos algo sobre esta especie! Los gatos pescadores son cazadores expertos en hábitats acuáticos. No solo poseen algunas características morfológicas únicas, ¡también utilizan trucos para cazar!

Este gato de tamaño mediano, que fue registrado por primera vez en Nepal en 1836 por Brian Houghton Hodgson, pesa entre cinco y dieciséis kilos y a menudo se lo confunde con el gato leopardo. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) lo ha incluido en su Lista Roja de especies amenazadas como especie vulnerable.

“Entre las 40 especies de gatos salvajes existentes, los gatos pescadores, globalmente vulnerables, son la única especie que pasa la mayor parte del tiempo en humedales”, le comentó a Global Voices la candidata a doctorado Rama Mishra de la Universidad de Amberes, Bélgica, quien fundó Terai Fishing Cat Project de Nepal. “A diferencia de otros gatos que prefieren no ir bajo el agua, este felino caza diferentes especies de peces y otras criaturas acuáticas”. Por eso, la presencia de este tipo de gatos se interpreta como un indicador de un ecosistema de humedal sano.

El biólogo conservacionista Sam Helle tuiteó:

Me encantan los gatos grandes, ¡y también los pequeños! Sigue a mi amiga y colega Rama Mishra mientras recolecta excrementos de gatos pescadores en el suroeste de Nepal. Rama Mishra fue la primera en publicar una tesis sobre los gatos pescadores de Nepal y es la fundadora del Terai Fishing Cat Project.

Acerca del comportamiento de estos felinos, Mishra, que estudió a los gatos pescadores en la Reserva Natural de Koshi Tappu y en el Parque Nacional de Chitwan, nos cuenta que observó que “llevan una vida exclusivamente nocturna en ambientes dominados por el ser humano, en la zona de separación de la Reserva Natural de Koshi Tappu”, pero que también “pueden llevar una vida activa durante el día en un hábitat más salvaje, como en el centro de esta reserva y en el Parque Nacional de Chitwan”.

Gato pescador fotografiado con una cámara trampa. Imagen del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de la Vida Silvestre (DNPWC) / Fondo Nacional para la Conservación de la Naturaleza (NTNC), a través de por Rama Mishra. Uso autorizado.

La presencia de gatos pescadores ha sido confirmada y registrada en todas las zonas protegidas de las llanuras del sur de Nepal, sobre todo en la Reserva Natural de Koshi Tappu, en el Parque Nacional de Parsa, en el Parque Nacional de Chitwan, en el Parque Nacional de Bardiya y en el Parque Nacional Shuklaphanta, del este al oeste, excepto en el Parque Nacional de Banke. Más allá de estas áreas protegidas, se los puede encontrar en criaderos de peces, campos de caña de azúcar y campos de arroz.

Pero amenazas como la degradación y la pérdida de su hábitat han afectado a la población de gatos pescadores de Nepal. En conversación con Global Voices, Bhupendra Prasad Yadav, asistente de conservación del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de la Vida Silvestre de Nepal, aseguró que “en Nepal se están drenando muchos humedales para destinarlos a la agricultura o al desarrollo de infraestructuras”. A su vez, agregó que, en algunas zonas, la contaminación y la pesca excesiva también están dañando los humedales. “En algunos lugares han matado a gatos pescadores por su pelaje o por su carne”, añade.

Los gatos pescadores viven en los humedales y en sus alrededores. Imagen de Rama Mishra. Uso autorizado.

Yadav, que durante una investigación en el Parque Nacional Shuklaphanta recolectó muchísimos datos sobre los gatos pescadores con una cámara trampa que captaba imágenes de tigres y de sus presas, también agrega:

Unfortunately, when their usual habitat has been destroyed or has become unusable, some fishing cats have increased their predation on livestock. So, farmers have killed them to protect their animals. Wetland destruction is by far the biggest threat to the animals, however.

Lamentablemente, cuando se destruye su hábitat natural, o se ha vuelto inutilizable, algunos gatos pescadores terminan alimentándose de ganado. Eso hace que los granjeros los maten para proteger a sus animales. Sin embargo, la principal amenaza para esta especie es la destrucción de los humedales.

Por otra parte, la transformación de tierras agrícolas en estanques es una nueva fuente de peligro para estos gatos. Si bien los granjeros no los atacan cuando ven que se acercan a sus tierras en busca de presas, asumen que estos gatos acechan los estanques para cazar pescado. En consecuencia, colocan trampas y veneno para detenerlos. Algunos gatos también mueren en accidentes de tráfico.

Por otra parte, Mishra advirtió que estos gatos son buenos compañeros para los granjeros, ya que cazan ratas, ratones y aves camperas que dañan los cultivos. Sin embargo, para evitar que esta especie única y útil para los granjeros se extinga, conservar y restaurar los humedales es un primer paso esencial, por no mencionar si además se concientiza a las comunidades acerca de su protección. “Si te cruzas con un gato, deja de considerarlo como un mal presagio”, aconseja Mishra. “No hay duda de que esto ayudará a que mueran menos gatos en las carreteras”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.