Confinamiento para sus ciudadanos, vacaciones en la playa para turistas: Anuncio expone doble rasero de medidas contra el COVID en Turquía

Captura del video promocional del Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía, difundido en mayo de 2021.

Un nuevo video promocional del Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía para incentivar que los turistas internacionales visiten el país mientras la población local sigue confinada, ha provocado indignación de los medios sociales. A causa de esta reacción, el anuncio fue retirado de los sitios web gubernamentales a menos de 24 horas de su estreno.

El video se estrenó el 13 de mayo, y muestra a empleados del sector turístico saludando a turistas con mascarillas en las que se puede leer “¡Disfruta! ¡Estoy vacunado!”, mientras una voz en off dice: “Complejos turísticos desinfectados y personal vacunado. Lo llamamos doble seguridad para el turismo. Nuestros huéspedes lo llaman tranquilidad. Ven y disfruta del refugio seguro, la “.

Turquía puso en marcha nuevas reglas de confinamiento el 29 de abril, en un intento de frenar la nueva ola de COVID-19, pero los turistas internacionales están exentos de seguirlas.

Los ciudadanos que violen las medidas se exponen a una fuerte multa de 3180 liras (380 dólares), y otra multa adicional de 900 liras (110 dólares) si no llevan mascarilla. Además, el Ministerio de Interior prohibió la venta minorista de productos no esenciales, como material de oficina, cosméticos, tierra para macetas y bebidas alcohólicas. La vigencia de las medidas se fijó hasta el 17 de mayo.

En un intento de estimular el devastado sector turístico, que en 2020 sufrió pérdidas de 8300 millones de euros (10 100 millones de dólares), con una disminución del 40 % respecto a 2019, Turquía ha priorizado la vacunación de los empleados turísticos en detrimento de otros sectores. “Estamos vacunando a todos los empleados del sector turístico, personal de hoteles y restaurantes, conductores, empleados de aeropuertos y cualquiera que esté en contacto con los turistas, incluidos guías turísticos”, dijo a inicos de mayo ministro del Exterior, Mevlüt Çavuşoğlu, durante una visita a Berlín.

El anuncio no tardó en provocar críticas en los medios sociales turcos. Los líderes de varios partidos de la oposición calificaron el video de “humillante”. El antiguo primer ministro Ahmet Davutoğlu pidió en un tuit la dimisión del actual ministro de Turismo.

Después de la emisión del video, #TurizmBakanıİstifa (ministro de Turismo, dimite) fue tendencia en Twitter.

¡Somos como esclavos presentados a los turistas!

Los turcos que vean los turistas llevarán mascarillas que dicen “Estoy vacunado”. Póngannos un pendiente, envenenen a quienes sean agresivos, y si hay alguna reacción, llévennos a refugios, a lo mejor alguien nos adopta.

En Turquía, los perros callejeros que han sido vacunados contra la rabia llevan etiquetas en sus orejas.

Los turcos que vean los turistas llevarán mascarillas que dicen “Estoy vacunado”. Póngannos un pendiente, envenenen a quienes sean agresivos, y si hay alguna reacción, llévennos a refugios, a lo mejor alguien nos adopta.
————-
No puede ser verdad. Pueden no vacunar a la gente, ¡pero al menos no la humillen!

Zaytung, revista satírica turca, respondió al video con una mordaz historia ficticia en la que asegura a los turistas que la nueva medida del Ministerio de Cultura y Turismo será castrar a todos los camareros y personal de playa de sexo masculino y vestirlos con camisetas en las que se lea “¡Relájate! ¡Estoy castrado!”.

Aunque muchos turcos han respondido al video de promoción con humor negro, la frustración que genera el partido gobernante Justicia y Desarrollo sigue siendo muy alta a causa de la pandemia. Lo último que los ciudadanos necesitan en este momento, por lo que parece, es que les recuerden lo mal que las autoridades han gestionado la pandemia a lo largo de los últimos 14 meses.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.