Habitantes de Gaza cuentan en redes sociales los días de horror y pérdida bajo el fuego israelí

Captura de pantalla de la última publicación en Facebook de Riham Al-Kolak, que poco después se convirtió en una de las víctimas de Israel en Gaza. Una bomba israelí cayó sobre su casa y le causó la muerte y a toda su familia. Miles de usuarios de Facebook reaccionaron a sus publicaciones, y muchos rezaron por ella y su familia.

Todos le temen a la muerte, pero este temor se vuelve terror cuando lo esperas.

Más de dos millones de ciudadanos palestinos vivieron en estado de terror en la asediada Franja de Gaza desde el 10 de mayo, cuando fuerzas israelíes empezaron a atacar el enclave con continuos bombardeos durante 11 días, hasta que un cese al fuego entró en vigencia. El fuerte bombardeo dejó a los palestinos de Gaza esperando la muerte en su casa, con la idea de quedar convertidos en cadáveres debajo de los escombros en cualquier minuto a causa de otro misil.

Al menos 248 palestinos murieron en Gaza durante el ataque israelí, incluidos 66 niños y nueve mujeres. Por su parte, las bombas lanzadas por el movimiento Hamás, que gobierna en Gaza, dejaron a a 12 israelíes muertos. Mientras el Domo de Hierro israelí intercepta la mayoría de los miles e cohetes de Hamas y los israelíes pueden refugiarse del fuego de Hamás, los palestinos en Gaza no están protegidos de la muerte y el terror.

Esto es lo que Banyas Jawad sintió en Gaza el 16 de mayo cuando publicó en Twitter:

Siento que esta es la última noche.
Por Alá, parece que es nuestra útima noche.

El bombardeo israelí a Gaza fue en respuesta a cohetes lanzados por Hamás hacia Jerusalén ocupada, después de que fuerzas y colonos israelíes ignoraron un ultimátum que Hamás les dio para retirarse de la zona de la mezquita Al-Aqsa, sitio sagrado musulmán, y el barrio de Al Sheikh Jarrah, que sufrió violencia durante semanas. Las fuerzas israelíes usaron balas de goma y reales en ambos sitio s contra manifestantes palestinos que se alzaron para protestar contra la orden de desalojo enviada a palestinos para que abandonaran su hogares. El resultado fueron cientos de heridos. Estos acontecimientos han evolucionado desde inicios de Ramadán a mediados de abril, que tuvo como resultado o que se conoció como el ataque a la puerta de Damasco.

Mientras las bombas israelíes caían y causaban destrucción y muerte, las personas en Gaza tuiteaban al mundo sobre su dolor.

El 14 de mayo, Ahmed Mortaja escribió en Twitter:

Oh, Dios, no somos números, no somos animales para morir así. Recuera nuestros nombres, cómo somos, nuestros rasgos, historias y sueños. Recuerda que no somos números.

Por su parte, la periodista Marah Elwadia, que vive en Gaza, recordó su experiencia en la guerra de 2014 en Gaza, que duró siete semanas y dejó más de 2200 palestinos muertos, en su mayoría civiles. La comparó con la guerra actual, ahora que es madre.

La experiencia más difícil posible para un ser humano sobre la faz de la tierra es ser padre en tiempos de guerra. Sentirse completamente indefenso ante el miedo de su hijo y poder dar seguridad es lo más difícil de describir.
Gaza bajo ataque.
——————
En la guerra de 2014 estuve en mi familia y no pude soportar [lo que ocurría]. Ahora soy madre. Pienso en mi hijo que está conmigo, y pienso en mi esposo, que trabaja en el campo, y pienso en mi familia que fue asediada en su casa anoche mientras llovían cohetes y misiles.

LA gazatí Nour escribió en Twitter:

La experiencia más difícil posible para un ser humano sobre la faz de la tierra es ser padre en tiempos de guerra. Sentirse completamente indefenso ante el miedo de su hijo y no poder brindar seguridad es lo más difícil de describir.
Gaza bajo ataque.

El 15 de mayo, May, Riham Al-Kolak escribió en su página de Facebook: “Oh, Dios, por favor, ten piedad de nosotros, no podemos soportarlo”. Al día siguiente, Reham escribió su última publicación: “Oh. Alá, protégenos”, que se compartió más de 8300 veces, después de que ella y toda su familia murieron en una ataque aéreo israelí.

Este estado de terror no se limita solamente a quienes viven en Gaza ahora. Lo siente todo palestino aunque vive en el extranjero, sobre todo los gazatíes que están lejos.

Said Yacoubi, médico e Gaza que ahora vive en el Reino Unido. publicó el 18 de mayo en Facebook:

“Mi papá sentado en los escombros frente a nuestra casa destruida en Gaza después de la noche en que el ejército terrorista israelí mató a diez vecinos nuestros (dos mujeres y ocho niños). Sus ojos están llenos de dolor, su cuerpo está exhausto, su mano izquierda está herida con sangre en su ropa y su cara desgarradora dice mucho de cómo se siente”.

Coexistencia, resistencia y escape a la muerte

Rasha Abushaban, que vive en Gaza, tuiteó constantemente para dar detalles desconocidos para personas fuera de Gaza, incluidos los intentos de los gazatíes de coexistir con los bombardeos mientras intentan tener una vida aparentemente ordinaria y celebrar Eid el-Fitr musulmán, el fin del ayuno de Ramadán, a través del cual Israel continuo su bombardeo. Tuiteó sobre su familia, que mantuvo loa tradición palestina de cocinar un plato de estofado de res por la ocasión:

El bombardeo sigue y estamos preparando acelga para Sumaghiyyeh. Mi madre juró que, muerte o no muerte, no deberíamos dejar de tener Eid sin hacer Al Sumaghiyyeh. Esto es resistencia, ¿o no?

Pero sus tuits también reflejaban la terrible situación que vivió la gente en Gaza, que describió en otro tuit como cercana a “una prueba para el Día del Juicio”:

No sé cómo está tomando esto nuestro sistema nervioso, o cómo resiste, pero lo que sé es que quien siga vivo en Gaza después de esta agresión termine llevará un trauma del que le tomará toda una vida recuperarse. Gaza bajo ataque.

Otra madre gazatí escribió sobre su intento de ‘escapar a la muerte':

Tenía la gran necesidad de lavar la carita de mis hijos y peinar su hermoso cabello y vestirlos con sus ropas más bonitas, y los sostuve largo y fuerte, y aspiré su hermosos olor. Quedaron muy bellos para ser blanco de la muerte. Quizá esta vez también los pase por alto.

El tuit de Khaled Safi, en el que escribió sobre un intento similar de engañar a la muerte, fue retuiteado miles de veces:

Lo más raro que hice hoy fue intercambiar a mis hijos con mi hermano. Me llevé a dos de sus hijos y le di dos de los míos. Así, si nos bombardeaban las fuerzas de ocupación, nuestros hijos sobrevivirían. Que Dios proteja al pueblo palestino.

Los civiles en Gaza también usaron teléfonos y cámaras móviles para documentar los instantes en que les disparaban a torres residenciales en la ciudad, y los transmitían en avivo en medios sociales media. Por ejemplo, la Torre Al Galaa, donde varios medios internacionales tenían sus oficinas. Fue atacado por Israel el 15 de mayo.

Vista aterradora.

El momento de la caída de la torre de evacuación y el sonido.

Ahora que el alto el fuego ha puesto fin a los bombardeos –aunque muchos temen que sea temporal–, los sobrevivientes de Gaza cuentan detalles de la magnitud de la destrucción que han dejado en sus almas y en la infraestructura de la ciudad, que ha sufrido considerablemente los 11 días de incesantes bombardeos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.