Ucrania conmemora 77 años de la deportación de los tártaros de Crimea

Bandera de los tártaros de Crimea. Imagen de Riwnodennyk, dominio público.

El 18 de mayo, los ucranianos honraron la memoria de las víctimas de la deportación soviética de los tártaros de Crimea. La deportación fue planeada por el líder soviético José Stalin en 1944, y prácticamente toda la población tártara de Crimea fue rodeada y exiliada de su hogar en la península de Crimea en el sur de Ucrania. En apenas tres días de mayo de 1944, entre 180 000 y 200 000 personas, adultos y niños, fueron expulsadas de su casa y embarcados en trenes atestados para ser reubicados en Asia Central y los montes Urales. La razón oficial para la deportación se vinculó con falsas acusaciones de traición del régimen de Stalin.

Emine Dzheppar, vice ministra de Asuntos Exteriores de Ucrania, que es tártara de Crimea, tuiteó sobre el aniversario de la deportación en ucraniano, inglés y qırım tili (tártaro de Crimea):

18 de mayo
Día de Conmemoración de las víctimas del genocidio del pueblo tártaro de Crimea
.
————-
El 18 de mayo de 1944, el régimen de Stalin inició la deportación de los pueblos indígenas de Crimea.
En apenas tres días, no quedó ni un tártaro de Crimea en la península. La deportación se hizo en condiciones inhumanas, casi el 50 % murió.
Memoria eterna a las víctimas del genocidio del pueblo tártaro de Crimea .

La cuenta oficial de Twitter de la República Autónoma de Crimea también conmemoró e día con un llamativo afiche que presenta la forma conocida de la bandera tártara de Crimea hecha de segmentos ferroviarios, mientras la cuenta oficial de Twitter de Ucrania  publicó imágenes de archivo de aldeas tártaras de Crimea que sus habitantes deportados dejaron abandonadas.

18 de mayo de 1944
77 años del genocidio del pueblo tártaro de Crimea
.
———–
Han pasado 77 años desde la deportación forzada y masiva en la Unión Soviética del pueblo tártaro de Crimea de sus tierras. Casi la mitad de la población murió en el exilio como resultado de este crimen de las autoridades soviéticas.
Recordamos a las víctimas del genocidio.
🙏

En pocos días, entre el 18 y el 20 de mayo de 1944, el régimen de Stalin deportó a más de 200 000 indígenas tártaros de Crimea de Crimea. El 46 % murió en los primeros años de exilio. Hoy, honramos la memoria de víctimas de este horrendo genocidio.
🕯

📷: Aldea tártara en Crimea de Üsküt sin habitantes, 1945.

La deportación (parte de la política de transferencia de población de Stalin) y posteriores represiones de los tártaros de Crimea por parte de las autoridades soviéticas tuvo como resultado el abandono de 80 000 hogares y cerca de 145 000 hectáreas de tierra. También tuvo como consecuencia la muerte de muchos integrantes indígenas de comunidad, algunos durante la deportación y muchos más en el exilio. Las publicaciones y educación en lengua indígena de los tártaros de Crimea (qırım tili) también enfrentó restricciones: a la fecha, la lengua está designada por la UNESCO como bajo grave amenaza de extinción (en riesgo severo).

El largo exilio de los tártaros de Crimea duró 45 años. Aunque Nikita Khrushchev, sucesor de Stalin, condenó el desplazamiento, fue recién en la era de la perestroika a fines de la década de 1980, cuando 260 000 tártaros de Crimea regresaron a Crimea.

La prohibición a su regreso se abolió oficialmente el 14 de noviembre de 1989, cuando el Consejo Supremo de Crimea declaró que la deportación había sido un delito. El 12 de diciembre de 2015, el Parlamento ucraniano (Verkhovna Rada) emitió una resolución que reconocía la deportación como genocidio y estableció el 18 de mayo como el «Día de Conmemoración para las víctimas del genocidio de los tártaros de Crimea».

El trauma y memoria de la deportación sigue siendo fundamental a la historia e identidad de los tártaros de Crimea, y han logrado renovada atención desde la ocupación rusa de Crimea en 2014. Las autoridades de Crimea, instaladas por Rusia, proscribieron al ente representativo de los tártaros de Crimea, los majlis, y renovó la persecución de la comunidad indígena. Desde entonces, más de 10 000 personas, la mayoría tártaros de Crimea, han salido de la península ocupada.

En 2016, Ucrania participó en el Concurso de la Canción de Eurovisión con «1994», canción sobre las represiones del Moscú soviético contra la comunidad tártara de Crimea. Aunque la participación ucraniana causó consternación entre los legisladores rusos, Jamala, artista tártara de Crimea, ganó e concurso ese año. En declaraciones a Radio Libertad, Jamala confesó que quería atraer atención internacional a los acontecimientos en Crimea. Dijo que sin esta publicidad, la historia podría repetirse.

En 2016, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió una advertencia a las autoridades rusas porque representantes de la minoría tártara de Crimea «han sido objeto de intimidación, acoso y encarcelamiento, a menudo por acusaciones dudosas». Mientras funcionarios del Kremlin y locales presentan muchos de los arrestos y detenciones de tártaros de Crimea como operaciones antiextremistas contra islamistas, defensores de derechos humanos sostienen que la represión contra activistas, periodistas y abogados locales tiene el objetivo de silenciar voces críticas.

En su reciente informe sobre la situación de derechos humanos en la Crimea ocupada, la Misión de Estados Unidos ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa señaló:

According to a recent report by the Crimean Human Rights Group, as of the end of April, there are more than 100 Crimeans held as political prisoners in Crimea or Russia, including 74 Crimean Tatars.

Según un reciente informe del Grupo de Derechos Humanos de Crimea, hacia fines de abril había más de cien crimeanos como prisioneros políticos en Crimea o Rusia, incluidos 74 tártaros de Crimea.

En un nuevo episodio de la serie documental «Nashi 30. Historia viviente» (producida por el servicio de radiodifusión público de Ucrania UA:PBC), dedicado al regreso de los tártaros de Crimea a su tierra, la periodista ucraniana Nataliya Gumenyuk entrevistó a miembros de esa comunidad. Recuerdan su vida en el exilio y reflexionan sobre la historia del desplazamiento y los ecos de ese trauma que duró décadas en los acontecimientos modernos.

Hoy recordamos a las víctimas de la deportación de los tártaros de Crimea en 1944. Este es mi documental (subtítulos en inglés) en el que contamos sobre su regreso a Crimea, por el que tanto lucharon. A pesar de ser triste, es sobre fuerza y esperanza.

Vean el documental completo [en ucraniano con subtítulos en inglés].

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.