- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Gobierno australiano “guarda silencio” sobre plan más ambicioso para afrontar crisis climática

Categorías: Oceanía, Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Ambiente, Economía y negocios, Medios ciudadanos, Política, Relaciones internacionales, Tecnología
School climate rally Brisbane March 2019 [1]

Manifestación escolar por el clima en Brisbane, marzo de 2019 – Foto en Flickr, cortesía del usuario de School Strike 4 Climate (CC BY 2.0) [2].

El Gobierno australiano continúa enfrentando una presión creciente a nivel local e internacional después de su decepcionante postura sobre cómo abordar el cambio climático en la Cumbre de Líderes sobre el Clima auspiciada por el presidente estadounidense Joe Biden que se llevó a cabo el 22 de abril. En la reunión, Sídney no logró incrementar su modesto objetivo [3] de reducir emisiones entre 26 y 28 % por debajo de los niveles de 2005 para 2030, en virtud del Acuerdo de París [4]de 2016.

El Consejo Climático no gubernamental australiano fue de los primeros en condenar  [5]la contribución del primer ministro Scott Morrison en la cumbre:

…Australia stands on its own as being particularly out of step.

Alone among more than a hundred nations, Australia has no target for reaching net zero emissions.

…Australia se destaca por sí misma por estar particularmente desfasada.

Australia es el único país entre más de cien naciones que no tiene un objetivo para alcanzar cero emisiones netas.

Esto no fue sorpresa para muchos australianos. Unos días antes de la reunión virtual, Morrison atacó a quienes querían una acción más fuerte. Claramente, estaba dirigiendo sus comentarios a los llamados ‘greenies’ (verdes), imagen ampliamente simplificada de los australianos en áreas urbanas que tienen preocupaciones ambientales, en contraste con miembros de comunidades rurales y mineras. Sus comentarios se vieron como intencionalmente divisivos, y encendieron a sus críticos en las redes sociales:

Scott Morrison acerca a Australia a las emisiones netas de 2050, pero se desmarca de los “barrios pobres.
—————
Morrison pone en la mira a los ‘cafés, fiestas con cena y bares de vinos’ del centro de la ciudad con el cambio climático… Deje de intentar dividir y gobierne. Estamos en esto juntos. Necesitamos cuidar de todos los trabajadores y de futuras generaciones.

El gobierno de Biden y otras naciones han dejado en claro que países como Australia rendirán cuentas [11] por falta de acción.

La presentación de Morrison en la cumbre tuvo un desafortunado comienzo ya que su micrófono estaba silenciado. Muchos comentaristas vieron esta falla como apropiada. Los  profesores Lesley Hughes y Will Steffen, académicos ambientales, de The Conversation [12], encontraron su contribución muy ‘deprimente’:

…sadly for Australians, the summit revealed the clear contrast in climate policy leadership between Morrison and his international peers.

…tristemente para los australianos, la cumbre reveló el claro contraste en el liderazgo de política climática entre Morrison y sus homólogos internacionales.

John Quiggin, profesor de economía australiano, también abordó [13] este tema:

In place of the approaches adopted elsewhere, the Morrison government is betting heavily on alternatives that have failed previous tests, such as carbon capture and storage. And it’s blatantly ignoring internationally proven technology, such as electric vehicles.

The government could have followed the lead of our international peers and backed Australia’s clean energy sector to create jobs and stimulate the post-pandemic economy. Instead, it’s sending the nation on a fool’s errand.

En lugar de los enfoques adoptados en otras partes, el gobierno de Morrison está apostando fuertemente a alternativas que no han pasado pruebas anteriores, como la captura y almacenamiento de carbono. Y esta ignorando descaradamente tecnología internacional aprobada, como la de los vehículos eléctricos.

El Gobierno pudo haber seguido el ejemplo de nuestros homólogos internacionales y apoyar al sector de energía limpia de Australia para crear trabajo y estimular la economía después de la pandemia. En cambio, está mandando a la nación en una búsqueda inútil.

Muchos en redes sociales se burlaron del discurso de Morrison. La firma de abogados Marque tuiteó:

No reaccionamos, no somos ajenos a los compromisos para lograr esos compromisos que al final es lo que importa. Australia, tenemos nuestro plan.
Scott Morrison, primer ministro
25 de abril de 2021
.
———-
No estamos seguros de qué es esto, pero es magnífico.

Las políticas de cambio climático han sido políticamente controvertidas [16] desde mediados de la década de 2000. Muchos observadores creen que incluso es poco probable que se logre el objetivo actual sin más acciones, como Climate Action Tracker [17]:

According to our analysis, Australia will need to implement additional policies to reach its 2030 target, even with the expected emissions reductions resulting from the COVID-19 pandemic.

De acuerdo con nuestro análisis, Australia necesitará implementar políticas adicionales para alcanzar su objetivo de 2030, incluso con la esperada reducción de emisiones como resultado de la pandemia de COVID-19.

Cualquier esperanza de más gasto se desvaneció en el último presupuesto federal del gobierno de Morrison anunciado el 11 de mayo de 2021. Hubo poca financiación adicional [18]para energía renovable o vehículos eléctricos, o para programas ambientales en general. Contenía pocos programas ecológicos para ayudar a la recuperación económica de la pandemia de COVID-19.

El Gobierno está comprometido con la recuperación de gas [19]y a contribuciones de emisores de combustibles fósiles. Es más, se anunciaron fondos para una nueva planta de gas [20]tan solo un día después de que la Agencia Internacional de Energía recomendara que no se llevara a cabo ninguna nueva inversión [21]para proyectos de carbón o de gas.

Los fondos de jubilación australianos le han pedido a la comunidad empresarial y a los consumidores que impulsen una acción más firme:

Los superfondos australianos votarán en contra de que los directivos de las empresas no aborden la crisis climática.

Las empresas deben adoptar los objetivos de emisiones de París aunque el Gobierno no lo haga, dicen los grandes inversionistas.
————–
Superfondos australianos a votar contra los directores de las compañías que no aborden la crisis climática [Hay mucho poder en apoyar, esto se puede hacer con votos en lar urnas, con votos en las juntas de directivos y accionistas, y todos los días a través de los productos que compramos].

El destacado comentarista de finanzas Alan Kohler encontró villanos [24]además del primer ministro:

It’s not entirely Scott Morrison’s fault that he managed to look like a dissembling idiot at President Joe Biden’s leader’s summit on climate change last week.

…Those people who actually know what’s going on have allowed themselves to be intimidated by Rupert and Lachlan Murdoch and their bullies, who in turn have been collaborators in the crime of the century.

That the fossil fuel industry managed to turn global warming into a political issue – Left saying it’s happening, Right saying it’s not – might have been tactically brilliant, but it was also a vast global crime.

No es culpa toda la de Scott Morrison de que se las haya arreglado para verse como un idiota deshonesto en la cumbre de líderes sobre el clima del presidente Joe Biden la semana pasada.

Esas personas que en realidad saben lo que está pasando se han dejado intimidar por Rupert y Lachlan Murdoch y sus bravucones, quienes a su vez han sido colaboradores en el crimen del siglo.

Que la industria de los combustibles fósiles se las haya arreglado para convertir el calentamiento global en un tema político –la izquierda dice que está sucediendo, la derecha diciendo que no– pudo haber sido tácticamente brillante, pero también fue un gran crimen global.

Algunos jóvenes de Australia no están preparados para quedarse en silencio y están tomando acción directa. La Coalición de la Juventud Australiana por el Clima, AYCC [25], envió un mensaje claro en el exterior del Parlamento en la noche del presupuesto:

Financien nuestro futuro, no el gas.—————-
Esta noche enviamos un mensaje claro a nuestro Gobierno de que financie nuestro futuro, no el gas con inversiones en soluciones climáticas y en nuestras comunidades.  Pero Josh Frydenberg (vicepresidente del Partido Liberal) y Scott Morrison han puesto primero a sus amigos de combustible fósil.

Los escolares activistas de School Strike 4 Climate (Huelga escolar por el clima, SS4C [32]) están al frente de la acción juvenil. Organizaron una jornada de protesta en todo el país para el viernes 21 de mayo de 2021:

Creo que, como jóvenes, tenemos mucho poder y podemos cambiar positivamente el curso del futuro si lo intentamos.
Arlie Bragg, 14 años.
———
Juntos somos poderosos. Nos vemos el 21 de mayo.

Hay muchas otras voces en la campaña en curso para lograr un cambio en la política gubernamental. El grupo de expertos en políticas públicas del Australia Institute [36] realizó un seminario web, que incluyó a Nigel Topping, defensor de Acción Climática de Alto Nivel de Naciones Unidas:

Australia es el único país que no tiene un plan climático significativo, según experto británico

Nigel Topping afirma que el gobierno de Morrison se enfrentará a “algo de presión” en la reunión del G7 en Cornualles en junio.
————–
Australia se encuentra *sola* al no tener un plan climático significativo.

Nigel Topping, defensor de Acción Climática de Alto Nivel de Naciones Unidas del Reino Unido en el seminario web del Australia Institute ayer.

Una lectura rápida en The Guardian Australia.

Vea el seminario web completo aquí:
https://t.co/e6jy29WPuO [40]

Mucha gente espera que el Gobierno lleve objetivos más ambiciosos a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a realizarse en noviembre de 2021 (COP26 [43]) en Glasgow. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tuiteó:

Boris Johnson y Scott Morrison han hablado por teléfono.
Aquí está la versión de Downing Street de la conversación.

El mensaje [43] no podría ser más claro:

‘The Prime Minister emphasised the importance of all countries setting ambitious targets to cut carbon emissions, and encouraged Australia to commit to reaching Net Zero by 2050 which will deliver clean jobs and economic growth.’

El primer ministro enfatizó la importancia de que todos los países establezcan objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de carbono, y alentó a Australia a comprometerse en alcanzar Cero Neto para 2050 lo que generará empleos limpios y crecimiento económico.