Trinidad y Tobago más cerca de enmendar su Ley de Igualdad de Oportunidades para incluir la orientación sexual

Las naciones caribeñas han ido reajustando, una a una, sus códigos legislativos para reflejar la equidad de la gente LBGTQ+, despenalizando las cláusulas coloniales sobre la sodomía. En 2016, fue Belice, y dos años después siguió Trinidad y Tobago, pero la oleada de cambios legales relacionados va más lenta. Tres años después de que un tribunal declaró inconstitucionales las leyes sobre relaciones sexuales, parece que se van a aprobar enmiendas a las regulaciones sobre orientación sexual de la Ley de Igualdad de Oportunidades de Trinidad y Tobago.

El propósito que la propia ley proclama es “prohibir algunos tipos de discriminación” y “promover la igualdad de oportunidades entre personas de distinto estatus”. Para este fin se estableció la Comisión de Igualdad de Oportunidades y el Tribunal de Igualdad de Oportunidades, pero hasta ahora, ninguna de estas instituciones ha podido enfrentar asuntos de discriminación basada en la orientación sexual. Las leyes actuales solo cubren discriminación por sexo, raza, etnia, origen, religión, estado civil o discapacidad en asuntos de empleo, educación, formación y similares.

Las presiones para enmendar la ley actual aumentaron después de que el Scotiabank de Trinidad y Tobago anunció el 14 de abril que extendería sus beneficios de salud a las parejas de empleados con relaciones del mismo sexo, tal como que ofrece cobertura se salud a las parejas de los empleados heterosexuales.

El anuncio provocó un debate nacional, y fue elogiado por la Cámara de Comercio de América y por Ian Roach, presidente de la Comisión de Igualdad de Oportunidades, que en una entrevista con “Trinidad and Tobago Newsday” señaló:

It is a good move on the part of the private sector and especially by the bank, who has a wide cross-section of employees. It is important that the others should follow suit, past what the law insists.

Es una buena iniciativa del sector privado, y especialmente del banco, que tiene una sección muy diversa de empleados. Es importante que otros le sigan, más allá de lo que exija la ley.

El fiscal general Faris Al-Rawi ha dicho que la iniciativa de Scotiabank es un estímulo, y que sigue abierto a hacer lo necesario para abordar los “espectros de discriminación” que todavía existen. La opinión de Al-Rawi es considerablemente distinta de la que mostraba tras el veredicto de 2018 del Tribunal Supremo: poco después de que se conociera el “inconstitucional” veredicto, el Gobierno anunció su intención de apelar.

Aunque es innegable que Trinidad y Tobago ha hecho grandes avances en lo que respecta a la discriminación de la comunidad LGBTQ+ local, la homofobia aún existe, en buena parte racionalizada por motivos religiosos. Las reacciones al anuncio del Scotiabank en plataformas de redes sociales como Facebook recibieron muchas críticas.

Al mismo tiempo, la gente LGBTQ+ sigue enfrentando discriminación y actos de violencia, muchos de los cuales tienen un trágico final. Recientemente, el asesinato de Marcus Anthony Singh, miembro de la comunidad LGBTQ+ local, provocó un debate en línea sobre la realidad que sufren numerosas personas LGBTQ+ en términos de seguridad y de prácticas discriminatorias. Muchas de estas conversaciones se han producido en Twitter Spaces, que brinda un foro únicamente de audio para discutir y educar de manera segura.

Aunque el fiscal general Al Rawi no ha explicado cuándo se revisará la legislación, la comunidad LGBTQ+ y sus simpatizantes tienen la esperanza de que el Gobierno siga pronto iniciativas de empresas privadas como Scotiabank y esto acabe por conducir a un cambio social.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.