Griegos libran batalla judicial contra puerto financiado por China que puede contaminar el ambiente

Tráfico de embarcaciones en el puerto griego de El Pireo como se ve eon MarineTraffic, 13 de mayo de 2021.

La inversión china en el puerto griego de El Pireo como parte de su Iniciativa del Cinturón y la Ruta ha impulsado el comercio entre ambos países, pero las tensiones por un supuesto quebrantamiento de reglas ambientales han ha destacado un conflicto entre los posibles beneficios y perjuicios de esta inversión.

En 2016, la naviera estatal china COSCO compró un paquete mayoritario de acciones de la empresa pública que gestiona El Pireo (PPA), puerto al suroeste de Atenas. Con COSCO-PPA, El Pireo se convirtió en el mayor puerto del Mediterráneo. China lo ha apodado “Cabeza de Dragon” como punto de entrada principal a los artículos chinos a Europa. Según la agencia estadística griega, el valor de las importaciones de China pasó de 2890 millones de euros (3200 millones de dólares) en 2016 a 3740 millones de euros (427o millones de dólares) en 2020.

Esta expansión ha sido recibida con oposición de los lugareños por la contaminación de las pesquerías de la zona, y generó una batalla legal en mayo de 2020. Al mismo tiempo, esos lugareños y expertos ambientales afiliados deben enfrentar sus desafíos en el contexto de débiles regulaciones local y sospecha de que las autoridades griegas están del lado de COSCO-PPA en aras del crecimiento y la conveniencia.

En años recientes, las encuestas griegas reflejaron repetidamente actitudes positivas hacia China y los chinos, pero la tensión por El Pireo amenaza esta buena voluntad. Y este conflicto se desarrolla en las cortes y en la opinión pública.

Proyectos globales en ecosistemas frágiles

Para adquirir una participación adicional de 16 % en PPA, COSCO debe entregar una nueva infraestructura. De todos los proyectos del plan maestro de PPA, el más importante y costoso es un nuevo puerto de cruceros en el distrito de Peiraiki, donde queda El Pireo.

El plan para el puerto incluye eliminar 620 600 metros cúbicos de sedimento del fondo marino de la ciudad portuaria y desecharlo en el mar, entre las cercanas islas de Aegina y Salamina. Este sedimento está lleno de décadas de descarga de drenajes, desechos marítimos y contaminantes de las grandes plantas industriales de la zona. Cuando se extrae, se vierte en otro lugar y se reactiva, puede ser catastrófico.

A fines de abril de 2020, el instituto de conservación marina Archipelagos advirtió que la actividad impactaría gravemente en las pesqueras de la zona. La Asociación de Trabajadores del Centro Helénico para Investigación Marina advirtió que el impacto crearía un “vertedero subacuático tóxico’ a expensas de los ecosistemas más frágiles de la zona.

El defensor del pueblo griego, supervisor constitucional nacional, ha identificado licencias claves que nunca se aprobaron antes de la construcción del nuevo puerto en Peiraiki. La licencia para toda actividad inmobiliaria expiró en 2018, y nunca incluyó autorizaciones para un nuevo puerto. También falta el estudio de impacto estratégico (SEA), necesario según la normativa de la Unión Europea para proyectos de esta escala.

Pese a no haber obtenido los permisos necesarios, COSCO-PPA inició trabajos del puerto durante el confinamiento por COVID-19 de 2020.

Rechazo de lugareños

En la última semana de abril de 2020, mientras grúas flotantes sacaban lodo del agua y la transferían a barcazas, los habitantes de Peiraki intentaron identificar los barcos en marinetraffic.com, servicio de tráfico de embarcaciones accesible al público. No vieron nada, los barcos habían apagado su sistema de identificación automática, en contravención a la ley griega.

Anthi Giannoulou, abogada que representa al Centro Laboral de El Pireo en un caso judicial contra el puerto, dijo a Global Voices que mandó evidencia de la Guardia Costera de marinetraffic.com. “Nada ocurrió, hasta  donde sé. Más bien ascendieron al jefe de la ofician portuaria de El Pireo”, dijo en entrevista de febrero de 2021.

En mayo de 2020, el Centro Laboral de El Pireo presentó un demanda y 115 lugareños presentaron una solicitud  la Corte Suprema Administrativa de Grecia pera pedir la cancelación de las decisiones tomadas para las obra en el puerto. Giannoulou también presentó una aviso legal extrajudicial complementario a las autoridades con sus argumentos, que expuso al público.

La oposición pública al proyecto la captó Kritonas Arsenis, activista ambiental y parlamentario con el partido de oposición Diem25. En un discurso al Parlamento en mayo de 2020, pidió al Gobierno que aclarara las obras de dragado:

[το έργο] γίνεται χωρίς τη στοιχειώδη τήρηση της ευρωπαϊκής περιβαλλοντικής νοµοθεσίας, ή της ελληνικής νοµοθεσίας

[el proyecto] se está llevando a cabo sin siquiera seguir que la legislación ambiental europea o la legislación griega.

Mientras la Corte Suprema Administrativa de Grecia delibera, se puede realizar dragado en Peiraiki, pero no puede se puede verter el sedimento del dragado en el golfo Sarónico.

Por su parte, el consejo regional votó a favor de términos más estrictos sobre potenciales actividades de dragado.

En diciembre de 2020, el Ministerio del Ambiente aprobó una evaluación de impacto presentada por COSCO-PPA, pero a la empresa aún le falta una evaluación de impacto estratégica completa y legalmente obligatoria.

Bajo perfil

Pese a que las obras del puerto de El Pireo pueden envenenar una parte significativa de la colecta de mariscos de Grecia, se ha prestado poca atención al debate en los medios griegos. COSCO-PPA ha tenido un perfil bajo en Grecia, y aparentemente prefiere dejar que sus aliados en el Gobierno y la industria griegos representen su posición.

En respuesta a una pregunta de Global Voices sobre las licencias y estudios ambientales, COSCO-PPA respondió:

Ο ΟΛΠ Α.Ε. τηρεί το σύνολο της περιβαλλοντικής νομοθεσίας και δημοσιοποιεί τα περιβαλλοντικά στοιχεία που προβλέπονται από τη νομοθεσία, τόσο στις εκθέσεις Εταιρικής Υπευθυνότητας όσο και στην Ετήσια Οικονομική Έκθεση της Εταιρείας.

PPA S.A. cumple con toda la legislación ambiental y publica datos ambientales, como manda la ley, en informes de responsabilidad social corporativo y en su informe financiero anual.

Tal vez la inversión de COSCO en El Pireo encabece la agenda de las reuniones bilaterales entre Grecia y China, pero es probable que sigan encontrando oposición: grupos como City-friendly port! y ΠΕΙΡΑΪΚΗ ΑΛΛΗΛΕΓΓΥΗ (Solidaridad con el Pireo) han sido plataformas críticas para dar a conocer pruebas audiovisuales de la cuestionable actividad de COSCO-PPA. Lo que los miembros de estos grupos creen sobre la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de forma más general no siempre está claro. Parece seguro decir que los frágiles ecosistemas de la zona y sus comunidades costeras son más importantes para ellos que los planes de crecimiento ilimitado.

Esta historia es parte de una investigación de Civic Media Observatory de narrativas contradictorias sobre la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, y explora cómo sociedades y comunidades tienen diferentes percepciones sobre posibles beneficios y perjuicios el proyecto chino. Para saber más sobre este proyecto y sus métodos, haz clic acá.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.