¿Volverán a rugir las leonas indomables de Camerún en el campo de fútbol? 

Delanteras de Japón arrollan a la portera de Camerún en el estadio BC Place durante la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015. Imagen de Mike, 12 de junio de 2015 (CC BY-SA 2.0).

En 2015, cuando la selección nacional femenina de fútbol de Camerún, las leonas indomables, logró la fama durante su primera participación en la Copa Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA en Canadá, el equipo parecía listo para conquistar el continente y ejercer su dominio en la escena global. A pesar de haber salido en la ronda de 16, el equipo tuvo una gran victoria sobre Suiza, y se convirtió en el segundo equipo africano en vencer a un equipo europeo en el campeonato.

Seis años después, las leonas indomables —que en 2016 ocuparon el segundo lugar de la Copa de Naciones Femenina de África— aún tiene pendiente ganar un trofeo, pese a haber sido calificadas como una fuerza motriz en el continente y de haber jugado dos veces en la Copa del Mundo, en 2015 y 2019. Toda esperanza de repetir su sólido desempeño en la Copa del Mundo 2019 en France duró poco cuando perdieron con Inglaterra y terminaron el campeonato en el puesto 15, cuatro puestos más abajo que su participación de 2015.

Escenas de la selección nacional femenina de Camerún que caían al césped con angustia y lamentos se volvieron comunes. El equipo había sido una visión envidiable con una disposición muy decisiva y alto desempeño.

La joven periodista Helena Emako ha sido una ferviente partidaria de las leonas indomables desde 2015 cuando se enteró de la selección femenina. Desde entonces, las ha seguido con gran interés.

“Me quedaba despierta hasta tarde para ver jugar a las leonas en la Copa Mundial de Canadá. Recuerdo que mis amigos y hasta mis padres me preguntaban los marcadores todos los días. Era divertido. Echo de menos esos momentos”, dijo Emako con una sonrisa que se apagaba.

Esa confianza que alguna vez inspiró a los hinchas a llenar los estadios para verlas jugar se disminuido gradualmente.

Recientemente, el equipo no logró calificar a su segunda olimpiada en Tokio, Japón, después de que Chile las venciera por 2-1 goles en una eliminatoria intercontinental a dos bandas. Perdieron ante Zambia durante la fase de clasificación de la Confederación Africana de Fútbol (CAF).

La derrota es un eslabón a la larga cadena de desesperanza que han debido enfrentar en otras competiciones, como la Copa Mundial de Fútbol Femenino y la Copa del Mundo.

Entonces, ¿qué salió mal?

La ronda de clasificación para la Copa de Naciones Femenina de África de 2022 se jugará ente el 18 y el 26 de octubre, Camerún espera acabar con su mala racha en la competición.

Camerún necesitará confianza y brío para cambiar la narrativa. Su situación actual no es un escenario que los aficionados y amantes del deporte hubieran imaginado hace unos años.

Descubrir qué ha fallado

Bernadette Anong, excapitana y entrenadora adjunta de las leonas indomables, está convencida de que hay un final feliz a la vista, pero insiste en que el equipo necesita mejorar en varios frentes.

En una entrevista exclusiva concedida a Global Voices por chat telefónico, Anong afirmó que es necesario revisar el enfoque de los entrenamientos del equipo. “Si tienes una preparación de calidad, hay posibilidades de ganar un trofeo. Cuanto más te prepares, más posibilidades tendrás de llegar a lo más alto”, afirmó Anong.

El equipo lleva demasiado tiempo anhelando las medallas como confirmación de que es un gigante continental, y Anong señaló varios factores que explican la falta de medallas. “Sin financiación, no podemos establecer proyectos elevados para que el equipo pueda aumentar el conocimiento del juego física, táctica y psicológicamente”, dijo.

No obstante, Anong afirma que ganar una medalla es importante como entrenadora porque “esa gloria aporta alegría y felicidad”.

“Es agradable saber que el trabajo realizado con el equipo ha dado sus frutos”, dijo Anong. “De alguna manera, sentimos esa presión. Queremos lograrlo. Queremos escribir la historia. Queremos que nuestro país lo consiga. Es muy importante”.

Sin embargo, según Anong, hay que esperar más porque “antes no teníamos un campeonato digno, hoy sí lo tenemos”, en referencia al campeonato de primera división femenina de Camerún, que ha tenido un crecimiento constante. “Creo que nos ayudará a rectificar algunos errores para recuperar nuestro dominio”, afirmó.

Sin embargo, queda otro reto. La mayoría de las jugadoras que estuvieron a punto de ganar la Copa Mundial de Fútbol Femenino no han vuelto a jugar con la selección, como la máxima goleadora Madeleine Ngono Mani-Camerún, las defensas Christine Mani y Annette Ngo Ndom.

La selección femenina de Camerún ocupa el puesto 52, según el último informe de la clasificación mundial FIFA Coca-Cola. Además, el equipo cuenta con talentos de talla mundial, como Nchout Njoya Ajara, del Atlético Madrid, y Gabriel Aboudi Onguene, del CSKA de Moscú. También hay un elenco de nuevos talentos cameruneses en la agenda de varios clubes europeos.

Enfrentar la decepción

Camerún ha participado en Copa Mundial de Fútbol Femenino 12 veces. Nunca han ganado, pero han llegado a cuatro finales en 1991, 2004, 2014 y 2016. Tienen una participación menos que Sudáfrica, que tiene el récord de cinco participaciones en la final.

Como las leonas, son varios los países africanos que aún deben probar la gloria continental. Sudáfrica y Ghana se han acercado, pero no han podido conquistarla. Solo Nigeria y Guinea Ecuatorial han ganado trofeos en la Copa Mundial de Fútbol Femenino.

Periodistas como Emako y muchos otros cameruneses están preocupados por la racha de derrotas que ha caído sobre su equipo. Los cameruneses no están muy acostumbrados a celebrar victorias de ningún tipo, salvo cuando vienen en forma de medallas de fútbol.

En 2016, Camerún organizó la Copa Mundial de Fútbol Femenino y se acercó a ganar, pero no logró el trofeo, que fue de su archirrival Nigeria en la final. La misma decepción ocurrió en 1991, 2004 y 2014.

Bernadette Anong ha pasado por derrotas de dos maneras igualmente dolorosas. No ha logrado el trofeo como jugadora ni como entrenadora.

“El equipo ha visto un tremendo crecimiento con los años. Cuando yo jugaba, no había categorías. Hoy tenemos varias: Sub-17, Sub-20 y el equipo de mayores. También reciben mucha preparación antes de un gran torneo. En nuestro tiempo, no era fácil tener”, destacó Anong.

¿Es posible la resucitación?

Anong tiene la esperanza de que las cosas puedan mejorar en un futuro próximo. Es optimista y cree que Camerún puede desafiar la hegemonía futbolística de Nigeria. Así, Camerún entrará en el palmarés de los ganadores y compensará sus pérdidas en las campañas anteriores.

Cree que el futuro es prometedor, especialmente con la evolución del fútbol femenino en Camerún, que presenta más oportunidades para jugar y crecer. Sobre la necesidad de más amistosos internacionales, Anong insiste en que “las leonas necesitan más competencia. Necesitan ser competitivas. A menudo esperamos a que haya partidos o competencias oficiales para empezar a prepararnos. Tenemos que aprovechar esas oportunidades para mejorar el rendimiento de las chicas”.

Si Camerún quiere brillar de verdad en la escena continental y mundial, debe llenar el vacío que algunas jugadoras dejarán, o que ya han dejado. Aunque la mayoría de nuevos talentos juegan en clubes de la primera división del país, su papel para guiar a la selección hacia la prosperidad sigue siendo indispensable, afirmó.

Anong subrayó además que: “Las jugadoras locales son la base. Son los cimientos. Si no tenemos los cimientos, no podemos ejercer nuestro dominio, porque nuestras jugadoras extranjeras de hoy en día fueron una vez nuestras jugadoras locales. Su papel es indispensable; son el futuro del equipo. Algunas han pasado por la selección nacional y han hecho aportaciones válidas con su estilo de juego diferente y con sus técnicas”.

La primera parada de Camerún para obtener la gloria comienza en junio, cuando el equipo se enfrente a República Centroafricana en la primera ronda de la clasificación para la Copa de Naciones Femenina de África de 2022. Este partido determinará qué equipo se clasifica para la segunda ronda de clasificación y, luego para la fase final de la Copa Mundial de Fútbol Femenino 2022 en Marruecos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.