Trinidad y Tobago pierde dos iconos culturales el mismo día

Captura de pantalla del arreglista de tambor metálico Lennox “Bobby” Mohammed (izquierda), tomada de este video de YouTube, y bailarín icónico Torrance Mohammed (derecha), tomada de esta serie de videos de YouTube sobre íconos culturales.

En un mismo día, el 25 de mayo, Trinidad y Tobago perdió a dos importantes figuras culturales, ambas del sur de Trinidad y, curiosamente, con el mismo apellido: Lennox “Bobby” Mohammed, arreglista de tambor metálico de 78 años, por complicaciones de un fallo renal, y Torrance Mohammed, bailarín pionero de 90 años, que murió un día después de un violento asalto callejero.

Aunque ambas muertes llevaron a la comunidad cultural del país a un profundo pesar, la noticia sobre la muerte de Torrance Mohammed también provocó indignación pública por la situación de la delincuencia del país. En el contexto de las actuales restricciones, incluido el estado de emergencia por un aumento de casos de COVID-19, el alcalde de San Fernando dijo que “a la luz de la situación del desempleo […] la gente empieza a desesperarse”. También ha habido debate en línea sobre cómo el país trata y valora a sus creativos y a sus adultos mayores.

Torrance Mohammed estaba entregando frutas cultivadas en casa a la casa de un amigo cuando un hombre lo atacó. Se informó que sus heridas eran tan graves que se especulaba si, de haber vivido, hubiera podido caminar.

En Facebook, Abeo Jackson señaló que Torrance Mohammed es la tercera figura cultural a la que matan en cuatro años:

I wonder if we can expect any kind of justice this time around.

This place will break your heart over and over and over again. Our creative community is reminded over and over again how little our contributions and literally our lives are valued. […] We have lost so many, the hurt and grief has been steady and continuous in so many myriads of ways, a community that cannot seem to catch its breath. But something about murder. About the inexplicable violence and then silence of justice or retribution in return. […]

Decades of immeasurable work and pioneering and still, up to this day, mentorship to generations of performers in San Fernando and all of Trinidad and Tobago. But you just couldn't live without taking his gold chain and his life. […]

Me pregunto si podemos esperar algo de justicia esta vez.

Este lugar te romperá el corazón una y otra vez. A nuestra comunidad creativa se le recuerda una y otra vez lo poco que se valoran nuestras contribuciones y, literalmente, nuestras vidas. […] Hemos perdido a muchos, el dolor y la pena han sido constantes y continuos de muchas maneras, una comunidad que parece no poder recuperar el aliento. Pero hay algo sobre el asesinato. Sobre la violencia inexplicable y el silencio de la justicia o la retribución a cambio. […]

Décadas de trabajo inconmensurable y pionero y todavía, hasta hoy, mentor de generaciones de artistas en San Fernando y en toda Trinidad y Tobago. Pero no se podía vivir sin tomar su cadena de oro y su vida. […]

La Asociación Nacional de Baile de Salón de Trinidad y Tobago emitió una declaración sobre esta “terrible” muerte:

It is indeed a tragedy which speaks to the ignorance of too many of our youth who lack knowledge of our nation's history and who have no pride in or respect for the achievements of our nationals. Mr Torrence Mohammed's warm smile, affable disposition and his indefatigable commitment to the many aspects of Trinidad and Tobago's culture, will remain indelibly etched in our memories.

En efecto, es una tragedia que habla de la ignorancia de demasiados jóvenes nuestros que carecen de conocimiento de la historia de nuestra nación y que no tienen orgullo ni respeto por los logros de nuestros nacionales. La cálida sonrisa del señor Torrance Mohammed, su afable disposición y su infatigable compromiso con los numerosos aspectos de la cultura de Trinidad y Tobago, permanecerán indeleblemente grabados en nuestra memoria.

En Facebook, la usuaria Yoni Yoni conoció personalmente a Torrance Mohammed y publicó un video en el que salen bailando, y lamentó:

Who hasn't heard of Mr. Mohammed? Even though you may not know him he is of a respectable age and you would have the audacity to beat him up and rob him!!!? […] Mr. Torrance Mohammed […] proudly called himself “A Student Of Life”. […] He loved sharing his wisdom, knowledge, and understanding.

The person who did this must answer to God. So sorry you couldn't still be here with us, you have done astonishing work over the years and forever your name will be remembered. I know I am not the only one Mr. Mohammed would have empowered when he was with us.

¿Quién no ha oído hablar del señor [Torrance] Mohammed? ¡¡¡Aunque no lo conozcas, tiene una edad respetable, y tienes la audacia de golpearlo y robarle!!! […] El señor Torrance Mohammed […] se llamaba con orgullo “Un estudiante de la vida”. […] Le encantaba compartir su sabiduría, conocimiento y comprensión.

La persona que hizo esto debe responder ante Dios. Siento mucho que no hayas podido seguir aquí con nosotros, has hecho un trabajo asombroso a lo largo de los años y tu nombre será recordado siempre. Sé que no soy la única a quien el señor Mohammed habría dado poder cuando estaba con nosotros.

Hubo muchos tributos y fotos en medios sociales. Sharon Burford lo describió como una “enciclopedia andante de conocimiento y de nuestra historia”, mientras el activista cultural Rubadiri Victor recordó a Torrance Mohammed como el “coarquitecto de la cimarronería e independencia cultural  de San Fernando” y calificó su pérdida y la de Bobby Mohammed como “sísmica”.

Torrance Mohammed aprendió del icónico Beryl McBurnie, y era mejor conocido por fundar el grupo de danza Arawaks, conocido por ser una “institución cultural” para los sureños, y por ser una “inspiración” en la fundación y desarrollo del Consejo de Artes de San Fernando. También sirvió a Trinidad y Tobago y asesoró a jóvenes en la esfera política, pues fue teniente alcalde de la corporación de la ciudad de San Fernando.

Sabrina Mowlah-Baksh, que trabajó con Torrance Mohammed en el Gobierno local, observó:

The brutal manner of his death is indicative of so many deeper issues that we have got to get a handle on. There is just so much to express on this. For now I bid farewell to a patriot who served his city with distinction over a lifetime.

La manera brutal en que murió da muestra de muchos asuntos profundos que debemos manejar. Hay tanto que expresar al respecto. Ahora despido a un patriota que sirvió a su ciudad con distinción toda una vida.

De otro lado, la fraternidad musical le rindió su tributoBobby Mohammed, que fue el primer arreglista y el más joven de ascendencia india en ganar el prestigioso Panorama de tambor metálico, que enfrenta a las mejores orquestas de metal del país en la más alta competencia.

Bobby Mohammed se llevó a casa el título más codiciado de la música de tambor metálico por primera vez en 1965, a la tierna edad de 22 años, con su arreglo de la canción de Lord Melody “Melody Mas” para la popular banda del sur, Cavaliers.

Su victoria también supuso la primera vez que una orquesta de tambor metálico del sur ganaba el concurso. Él y los Cavaliers volvieron a ganar el título en 1967 con “Sixty-Seven” de Lord Kitchener. En otras dos ocasiones, la banda quedó en segundo lugar bajo la dirección de Bobby Mohammed.

El grupo de Facebook When Steel Talks recordó a Bobby Mohammed como el “caballero consumado” de la época dorada del tambor metálico: “Reflexivo, humilde, cortés, espiritual, encantador, simpático y extremadamente agradecido por todo lo que ha logrado y ha pasado en su asociación con el tambor metálico”.

La alcaldesa de San Fernando, Junia Regrello, recordó a Bobby Mohammed como “un pionero e innovador”:

He struck fear in the hearts of his Northern counterparts with his rumbling basses, sustained, punctuating crescendos, dramatic dynamics and abrupt stops, where the band would be reintroduced by his sounding of the bell. His style was difficult for competing bands to contend with.

He did not limit his skills to Panorama […] he took his band to the Steelband Festival the following year at Queens Hall placing 3rd, impressing the foreign adjudicator Professor John Russell, who was amazed that Bobby could not read music.

Infundía miedo en los corazones de sus homólogos del norte con sus bajos retumbantes, sus crescendos sostenidos y puntuados, sus dinámicas dramáticas y sus paradas abruptas, en las que la banda se reincorporaba con su sonido de campana. Su estilo era difícil de superar para las bandas competidoras.

No limitó sus habilidades a Panorama […] llevó a su banda al Festival de Bandas de Tambor Metálico del año siguiente en el Queens Hall, y quedó en tercer lugar. Impresionó al árbitro extranjero, el profesor John Russell, que se sorprendió de que Bobby no supiera leer música.

PanTrinbago señaló que el “estilo innovador de Bobby Mohammed […] dejó una huella permanente en la música Panorama de hoy”:

He was instrumental in developing what is defined as the sound of the ‘south bands’. He fashioned a Panorama ‘Bass movement’ that uses pauses and sudden drops. His use of dynamics and drama in the Panorama setting was original and remains a common approach today.

Fue fundamental en el desarrollo de lo que se define como el sonido de las “bandas del sur”. Creó un “movimiento de bajos” de Panorama que usa pausas y caídas repentinas. Su uso de la dinámica y el dramatismo en la configuración del Panorama fue original y sigue siendo un enfoque común hoy en día.

Bobby Mohammed era también un consumado pianista: además de sus ocho álbumes de música metálica, grabó tres CD de piano. Por su contribución musical a Trinidad y Tobago, fue honrado con el premio nacional, la Medalla Colibrí (Oro) en 1992.

Mientras que la corporación de la ciudad de San Fernando bautizó una calle del popular y céntrico paseo Harris con el nombre de Bobby Mohammed hace tres años, los planes de un homenaje similar para Torrance Mohammed se retrasaron por la pandemia del COVID-19.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.