Operación Cangrejo: Angola enfrenta graves actos de corrupción política

Corrupción en Angola – YouTube: Televisión Pública de Angola, captura de pantalla del 9 de junio de 2021

El 31 de mayo, los angoleños se vieron sorprendidos con un caso de corrupción que inició un debate sobre el enriquecimiento sin sustento en el país. En 2020, una serie de reportajes de la Televisión Pública de Angola (TPA), llamada “O Banquete”, expusieron supuestas acciones de corrupción de figuras de la política angoleña.

Los reportajes se dedicaban al mayor el Ejército Pedro Lussaty, hasta entonces un desconocido para el público, vinculado a la Casa de Seguridad del presidente da República angoleña.

En mayo de 2021, Lussaty fue detenido por la Procuraduría General de la República (PGR) angoleña. Su detención es parte de lo que la Policía designó “Operación Cangrejo“, en una acción liderada por los Servicios de Información y Seguridad del Estado (SINSE) y del Servicio de Investigación Criminal (SIC).

Corrupción en Angola – YouTube: Televisión Pública de Angola, captura de pantalla del 9 de junio de 2021.

De lo que se vio en el reportaje, se sabe que el mayor Pedro Lussaty poseía apartamentos, residencias y diversas maletas con millones de dólares y kwanzas (moneda de Angola). Como describió TPA:

Só em kwanzas, o suposto milionário tinha no apartamento 800 milhões de kwanzas. O País têm 30 milhões de habitantes e, com 800 milhões de kwanzas dava para pagar quase um salário mínimo à todos os angolanos.

Solo en kwanzas, el supuesto millonario tenía en el apartamento 800 millones de kwanzas (poco más de 1.2 millones de dólares estadounidenses). El país tiene 30 millones de habitantes, y con 800 millones de kwanzas alcanzaba para pagar casi un salario mínimo a todos los angoleños.

El millonario reveló en el mismo reportaje que desconocía el valor exacto del dinero en su posesión. “Yo solo sacaba [dinero]”, reveló. El reportaje de TPA afirma que Lussaty poseía más dinero que el futbolista portugués Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores del planeta.

¿Quién es Pedro Lussaty?

Lussaty nació en Lubango, provincia da Huíla, y se sabe que ingresó a las Fuerzas Armadas Angoleñas (FAA) en 1997.

Lussaty es licenciado en informática, trabajó hasta 2019 en la Casa de Seguridad del presidente de la República, como auxiliar de la secretaría general.

Dejó de ejercer sus funciones cuando el actual presidente de Angola, João Lourenço, elegido en agosto de 2017 por el actual partido gobernante, Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), lo exoneró del cargo. Supuestamente, lo destituyó como forma de evitar que en ese institución continuaran los casos de corrupción.

Reacción de los angoleños

Desde que se conoció el caso, los angoleños recurrieron a las redes sociales para manifestar su indignación. El país vive una gran crisis de precios de alimentos en los centros urbanos, a causa de un aumento en la inflación, sobre todo en las provincias del sur. Es el el caso de las provincias de Cunene y Huila, y la capital, Luanda, donde hay familias en situación de extrema pobreza.

Eso hizo que el periodista Nok Nogueira apelara a que los angoleños dejaran el caso a la justicia para ver lo que realmente ocurre en Angola, como expresó en su cuenta de Facebook:

Deixem o caso Lussaty com a justiça. Desliguem ainda os televisores e perguntem-se como vai o País real, aquele que esta para além da encenação.

Dejen el caso de Lussaty a la justicia. Sepárense de su televisores y pregúntense cómo está el país real, aquel que está para más que el montaje.

Al respecto, la cibernauta Tânia Campos escribió en su perfil de Facebook que si hubiera ocurrido en Brasil, ya todos los angoleños hubieran participado en manifestaciones públicas, sobre todo para exigir la salida del partido gobernante.

Um acontecimento como o caso Lussaty em rede pública, em outro País, por exemplo, no Brasil, estaríamos todos na rua a exigir a queda do MPLA.

Un hecho como el caso Lussaty en rede pública, en otro país, por ejemplo, en Brasil, estaríamos todos en las calles para exigir la salida del MPLA.

Algunos ven el caso del mayor Lussaty es apenas un ejemplo de lo que sucede con varios otros casos en Angola:

Esa historia del mayor Lussaty me causa malestar, lo más ridículo es que el señor fue investigado pero está bien lleno porque tiene perfecta noción de que no lo van a atrapar. Peor, no es el único que desvía millones en el país. Angola merece algo mejor.

El mismo pensamiento lo comparten otros usuarios que comentaron sobre el caso:

En Angola hay muchos corruptos y ladrones exclusivos, ahora el actual caso de la es el cangrejo del mayor Lussaty.

En este caso están implicadas muchas grandes patentes que en este momento solo critican, ¿dónde están las otras…?

Corrupción en Angola

El Índice de Percepción de Corrupción de 2020, publicado por Transparencia Internacional (TI), revela que Angola continúa en el grupo de países con mayor percepción de corrupción. El país quedó en el puesto 142, con 27 puntos sobre cien.

Cabe destacar que los actos de corrupción no son recientes. En realidad, durante el anterior gobierno, liderado por José Eduardo dos Santos por más de 30 años, se vio Angola como un país donde los políticos próximos al poder siempre se enriquecieron de forma ilícita.

Un ejemplo es Isabel dos Santos, hija del entonces presidente, acusada de varias acciones de corrupción que incluyen a su padre y actores del partido que gobierna el desde la independencia.

En una serie de reportajes llamada ‘Luanda Leaks‘, que publicó en 2020 el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), se revelaron varios ejemplos de cómo se usaron las empresas públicas de Angola para beneficios individuales durante dos décadas de gestión de dos Santos.

En la secuencia de reportajes y la detención de Lussaty como parte de la “Operación Cangrejo”, el actual presidente da República, João Lourenço, exoneró al jefe de la Casa de Seguridad, Pedro Sebastião, como uno de los presuntos implicados en el escándalo.

No se puede afirmar con certeza que João Lourenço será diferente al anterior presidente, si se tiene en cuenta que ocupaba el cargo de vicepresidente cuando hubo muchos casos de corrupción en el país.

Los propios angoleños dudan que la corrupción vaya a terminar, como informó en 2020 la Deutsche Welle (DW). ‘’El combate a la corrupción y la impunidad aún no tiene impacto en la vida de los habitantes de las zonas más pobres, que piden soluciones concretas a problemas crónicos’’, analizó DW, después de conversar con habitantes de Luanda.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.