Futbolista austríaco Arnautović genera polémica sobre racismo en partido de Eurocopa 2020 contra Macedonia del Norte

Collectible stickers featuring Ezgjan Alijoski (North Macedonia) and Marko Arnautović (Austria) from Euro 2020 sticker album. Photo by Global Voices, CC BY.

Autoadhesivos coleccionables con los futbolistas Ezgjan Alioski (Macedonia del Norte) y Marko Arnautović (Austria) del álbum de cromos de la Eurocopa 2020. Foto de Filip Stojanovski (CC BY).

El 13 de junio, el futbolista austríaco Marko Arnautović provocó un escándalo cuando decidió “celebrar” un gol contra Macedonia del Norte durante un partido del campeonato de EuroCopa 2020 en Bucarest, con gritos de vulgares insultos contra los albaneses en serbio a un miembro del equipo contrario.

Las personas de los Balcanes Occidentales suelen entender esos insultos, ya que la mayoría de quienes viven en los países sucesores de Yugoslavia, independientemente de su origen étnico, tienen al menos una comprensión básica del serbio o el croata. Además, Arnautović hizo un gesto relacionado con los grupos de “poder blanco” en Estados Unidos, que también puede interpretarse como algo lascivo en los Balcanes.

Ezgjan Alioski, el blanco del ataque verbal, es un albanés que juega con el club Leeds United de la Premier League inglesa. No respondió a las provocaciones.

No fue su primer encuentro con la discriminación contra los albaneses. En junio de 2019, a su familia se le negó el servicio en un restaurante de Prilep, su ciudad natal, por hablar albanés. Luego, el personal del restaurante trató de disculparse al darse cuenta de que habían insultado a un miembro de la selección nacional de fútbol.

Los albaneses constituyen un cuarto de la población de Macedonia del Norte, y son el segundo grupo étnico más numeroso tras los macedonios.

Los gritos de ira de Arnautović fueron interrumpidos por el capitán de su selección, David Alaba, que tuvo que agarrarlo para que dejara de mofarse de los jugadores rivales.

Máximo respeto a David Alaba. Para contextualizar, es el capitán austríaco que intervino físicamente a su delantero, Marco Arnautović, que celebraba el gol con un gritos racistas contra los jugadores macedonios. ¡Adiós, Arnautović! Una patada al racismo en el fútbol.

El incidente provocó un amplio debate en los Balcanes: muchos señalaron que, irónicamente, su apellido indica que podría tener ascendencia albanesa, ya que el término Arnaut en turco-otomano significa literalmente albanés.

Su apellido es Arnautović, “arnaut” en turco-otomano es un etnónimo de albaneses. Así que su apellido es “hijo de albanés”. Muchas risas, racista.

Su padre es serbio y su madre austríaca. Nació en Floridsdorf, distrito del norte de Viena.

Otros señalaron la hipocresía de las reacciones de algunos espectadores. Erol Shaqiri, editorialista serbio de Macedonia del Norte, señaló que muchos de los supuestos indignados son conocidos por utilizar con frecuencia discursos de odio y términos despectivos al referirse a otros grupos étnicos.

La FFM exige responsabilidad

La Federación de Fútbol de Macedonia del Norte condenó el uso de discursos de odio por parte de Marko Arnautović, e informó con una publicación en Facebook que presentó una queja oficial a la UEFA para solicitar que se le sancione.

Како “Куќа на фудбалот” секогаш сме против национализам, дискриминација и сите други форми на навреди и испади кои не се во духот на фудбалот и вредностите за кои сите заедно се залагаме. Секогаш ќе застанеме и ќе ги браниме интересите и достоинството на македонските репрезентативци каде и да настапуваат.

Como “Casa del Fútbol, estamos siempre contra el nacionalismo, discriminación, y otras formas de insulto y ataque que no esté en el espíritu del juego y de los valores por los que todos luchamos. Siempre defenderemos los intereses y la dignidad de los futbolistas de la selección nacional de Macedonia, dondequiera que jueguen.

Captura de pantalla de la publicación de Arnautović en Instagram.

Arnautović se disculpó por el incidente en su perfil de Instagram, afirmó que no era racista y añadió disculpas en macedonio y albanés al final de su publicación.

There were some heated words yesterday in the emotions of the game for which I would like to APOLOGIZE – especially to my friends from North Macedonia and Albania.

I would like to say this one thing very clearly: I AM NOT A RACIST! I have friends in almost every country an I stand for diversity. Everyone who knows me is aware of that.

Извинете [Excuse  me!]
Më falni [Excuse me!]

Ayer hubo algunas palabras acaloradas en la emoción del partido por las que me gustaría PEDIR DISCULPAS, sobre todo con mis amigos de Macedonia del Norte y Albania.

Me gustaría decir una cosa muy clara: ¡NO SOY RACISTA! Tengo amigos en casi todos los países y defiendo la diversidad. Todos los que me conocen lo saben.

Извинете [¡Perdón!]
Më falni [¡Perdón!]

Sin embargo, desde entonces y hasta lel 1 de julio, la cuenta de Instagram de Arnautović no ha estado accesible al público, y la información del sito señala que es una cuenta privada con las publicaciones disponibles solo para seguidores aprobados.

UEFA sanciona a Arnautović con una suspensión de un partido

El 16 de junio, después de que la Federación de Fútbol de Macedonia presentó una queja oficial, la UEFA anunció su decisión de sancionar a Arnautović por sus insultos contra Alioski. El Comité de Apelación de la UEFA decidió suspender al futbolista un partido.

Algunos aficionados al fútbol criticaron la ligereza de la sanción:

Oh, vamos, Arnautović no fue suspendido por “celebrar un gol demasiado agresivamente”. Fue porque vomitó insultos espantosos, sectarios y racistas contra los aficionados albaneses y contra Alioski. No lo suavicen. Ucrania.

En consecuencia, Austria tuvo que jugar sin él contra Holanda el 17 de junio en Ámsterdam. Los usuarios de Twitter señalaron que, en vez que condenar su comportamiento, la selección austríaca utilizó su imagen en su anuncio en las redes sociales para el partido.

Juntos Austria. Marko con nosotros. Nedaut. Euro2020. Austria.
—-
Así que la Federación Austríaca de Fútbol ha elegido a Arnautović como su amuleto de la suerte, usan su foto en su gráfico oficial del equipo titular después de que lo sancionaran con no jugar un partido por usar un insulto racista dirigido a un jugador de ascendencia albanesa que representa a Macedonia del Norte.

Holanda ganó el partido (2-0). Aún así, Austria consiguió pasar a la fase eliminatoria donde fue eliminada por Italia (2-1) en Londres el 26 de junio.

Anatomía del discurso de odio

Parte del debate en torno al incidente y la decisión de la UEFA se centra en las diferencias culturales relacionadas con el discurso del odio y la definición del racismo.

Arnautović usó un insulto particularmente grave al honor personal y colectivo para burlarse de Alioski, con palabras groseras que implicaban la violación de su madre albanesa, junto con el uso de un insulto étnico despectivo.

El término despectivo “Šiptar”, que Arnautović usó en su desvarío, se considera un término despectivo derivado maliciosamente de la mala pronunciación del término albanés de autodeterminación śhqiptar. En Macedonia del Norte, usar esta palabra se suele considerar una forma de discurso de odio.

Por otro lado, el término turco-otomano arnaut, o su versión moderna arnavut, no suele conllevar ninguna connotación negativa.

Incidentes como este suelen calificarse de nacionalismo chovinista en los Balcanes y Europa del Este, más que de racismo. Como tales, suelen relativizarse como menos graves que el racismo basado por el color de la piel. El editorialista escocés Colin Sweeny señaló que este podría haber sido el caso del escándalo de Arnautović, y podría ser la razón detrás de la sanción relativamente ligera de la UEFA.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.