Lista anticorrupción de Estados Unidos no hará caer al popular presidente salvadoreño Bukele

Embajadora estadounidense en El Salvador Jean Manes, e reúne con el entonces presidente electo Nayib Bukele, 7 de feberero de 2019. Foto: Douglas Tobar en Flickr, Oficina de Asuntos Públicos de la Embjada de Estados Unidos, El Salvador (dominio público).

Esta historia se publicó originalmente en ElSalvadorinfo.net. Global Voices reproduce una version editada.

El jueves 1 de julio, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó la muy esperada lista de la corrupción, o “Lista Engel”. El informe publicado incluye a cuatro destacados funcionarios salvadoreños que actualmente son parte del gobierno de Nayib Bukele y dos exministros del presidente Bukele. Se les acusa de corrupción y de obstaculizar la democracia. Podrían enfrentar sanciones y les podrían impedir entrar a Estados Unidos.

La llamad Lista Engel recibe su nombre del entonces representante estadounidense Eliot Engel, promotor y arquitecto de una ley —Ley Engel para Mejora del Compromiso entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte— por la cual el Departamento de Estado debe elaborar una lista de personas de alto perfil consideradas como corruptas en El Salvador, Honduras y Guatemala.

La corrupción en los cargos públicos es un problema que ha consumido El Salvador por décadas. Un claro ejemplo de la corrupción del país al más alto nivel es que tres de los cuatro anteriores presidentes salvadoreños han enfrentado problemas legales relacionados con la corrupción. Paco Flores murió a la espera de juicio por corrupción, Tony Saca está en la cárcel cumpliendo una condena de diez años por corrupción, y Mauricio Funes está en Nicaragua, oculto de solicitudes de extradición de El Salvador y Guatemala.

Internacionalmente, la lista Engel hará que la popularidad del gobierno de Bukele tome otro giro. Bukele ha recibido críticas en muchas ocasiones por sus tendencias autoritarias. Sin embargo, en El Salvador, el perjuicio que la lista haga al popular gobierno de Nayib Bukele será mínimo. La lista excluye a personas que debían estar incluidas, y el presidente Bukele aún tiene un alto nivel de aprobación en el país.

Por ejemplo, los políticos Norman Quijano, Ernesto Muyshondt, Benito Lara y Arístides Valencia presuntamente pagaron a organizaciones criminales a cambio de votos en las elecciones presidenciales de 2014 y las municipales y legislativas de 2015. Sin embargo, no están en la lista. Hay videos y audios de evidencia en su contra. Su caso está en etapa probatoria.

El expresidente Mauricio Funes tampoco está en la lista, aunque se presume que robó millones de dólares de El Salvador. Funes enfrenta muchas acusaciones de corrupción en El Salvador y Guatemala.

Por último, ha habido políticos que recibieron bonos ilegales en el gobierno de Tony Saca. Margarita Escobar, miembro del política de derecha ARENA y actual legislador, admitió en una entrevista de televisión haber recibido bonos ilegales. ¿Por qué no está en la lista?

En respuesta, Jean Manes, embajadora de Estados Unidos en El Salvador, dejó en claro que esta lista es un documento viviente que se debe actualizar al menos una vez al año. “En cualquier momento, se puede incluir más nombres”, dijo.

De todas maneras, al no incluir a presuntos corruptos, la lista de corrupción del Departamento de Estado podría parecer más un ataque al popular gobierno de Nayib Bukele que un ataque a la corrupción. Algunos funcionarios estadounidenses, como Norma Torres, representante del Distrito 35 de California, y el secretario de Estado, Antony Blinken, han sido críticos del gobierno de Bukele. Las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador han estado disminuyendo este año, sobre todo desde que Bukele ha sido criticado por corroer las instituciones democráticas de El Salvador.

De todas maneras, con un índice de aprobación de más del 75 %, al gobierno de Bukele no le será difícil justificar la posición de que esta lista es solo política y no un ataque a la corrupción.

En realidad, el presidente Nayib Bukele dijo en reacción a la lista Engel: “Gracias por la lista, pero en El Salvador tenemos nuestra propia lista”. Bukele también escribió una larga respuesta en su página de Facebook:”¿Se puede tomar en serio una lista que a todas luces fue hecha por puros motivos políticos y que nada tienen que ver con el verdadero combate a la corrupción?”, preguntó.

En vez de perjudicar la imagen de Bukele, la lista podría haber asegurado la continuada popularidad de su gobierno.

La mayoría de los salvadoreños sigue aprobando el gobierno de Bukele y el trabajo en los últimos dos años. Esto se ha visto confirmado por las muchas encuestas realizadas por reputadas organizaciones. Incluye encuestas realizadas por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas y la Universidad Francisco Gavidia, dos universidades críticas de Bukele.

La reducción de la tasa de homicidios es una de las muchas razones por las que la mayoría de salvadoreños aprueban a Bukele. Desde que asumió el cargo, el país ha visto una notoria reducción de homicidios registrados. Además, la mayoría de salvadoreños reconoce que Bukele ha hecho un excelente trabajo para gestionar la pandemia, desde los confinamientos al comienzo al proceso de vacunación.

La lista Engel es parte de las medidas contra la corrupción del presidente estadounidense Joe Biden con el fin de fortalecer la democracia y reducir la corrupción en la región de Centroamérica. Menos corrupción e instituciones democráticas más fuertes podrían reducir la inmigración irregular a Estados Unidos. Últimamente. la cantidad de migrantes en la frontera estadounidense ha alcanzado un nuevo máximo.

Para que la lista tenga efecto en el país, el Departamento de Estado de Estados Unidos debería presentar evidencia al fiscal general salvadoreño para que se pueda presentar cargos contra estas personas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.