Fundadora de Speak Up en Egipto: “Acoso sexual es una lucha diaria, pero el cambio se está produciendo”

“Las chicas aoyan a las chicas”.

El acoso sexual se ha vuelto demasiado común en Egipto, tanto que es poco probable que una mujer pueda pasar un día al aire libre sin que le silben, la llamen por teléfono o algo peor. Una encuesta de 2013 mostró que el 99 % de las egipcias han sido objeto de una u otra forma de acoso sexual y una encuesta de Thomson Reuters de 2017 clasificó a El Cairo como la megaciudad más peligrosa del mundo para las mujeres. A menudo en los últimos años, el país más poblado del mundo árabe ha aparecido en los titulares internacionales por las agresiones sexuales de multitudes contra mujeres.

Para contrarrestar esta epidemia, descrita por activistas como “horrible”, el Estado promulgó en 2014 su primera ley para penalizar el acoso sexual. Muchos consideran que la ley es débil, y no consiguió cambiar mucho ya que las víctimas rara vez denuncian las agresiones. Muchas mujeres enfrentan esta violencia con tanta frecuencia que han aprendido a vivir con violencia y a ignorarla. Otras, sometidas a formas más agresivas de violencia sexual, como violación o acoso, están más propensas a ahogarse en la vergüenza, a evitar denuncias policiales por miedo al estigma asociado, a la presión social de los agresores y sus familias, o a la falta de confianza en el propio proceso.

En agosto de 2020 se aprobó una ley para proteger la identidad de las mujeres que denuncian estos delitos, para animarlas a denunciar. Actualmente, está en debate una ley para imponer penas más duras para delitos sexuales. Estas leyes surgieron como respuesta a diversas iniciativas en redes sociales que se han encargado de romper el silencio sobre el acoso sexual, apoyar a las víctimas de estos delitos y hacer que el tema deje de ser tabú y se convierta en tema de debate doméstico que despierte la necesaria alarma en el público.

Speak Up es una de estas iniciativas, y ha logrado mucho impulso a pesar de haber sido fundada hace apenas un año. La iniciativa expone a agresores sexuales, violadores y culpables de otros delitos de este tipo, anima a las víctimas a denunciar y les brinda apoyo legal y emocional cuando lo necesitan. Su lema es “Las chicas apoyan a las chicas”, y ha conseguido más de 250 000 seguidores en Facebook y más de 97 000 en Instagram.

Gehad Hamdy, dentista de 26 años, es fundadora de la iniciativa. Global Voices la entrevistó por correo electrónico para más detalles.

Global Voices (GV): ¿Qué es “Speak Up”?

Gehad Hamdy (GH): A feminist initiative that support victims of violence in all its forms.

Gehad Hamdy (GH): Es una iniciativa feminista que apoya a las víctimas de violencia en todas sus formas.

GV: ¿Cómo y cuándo surgió Speak Up? ¿Cuál fue el detonante?

GH: Back to 6 July when people (mostly men) started talking about the connection between harassment and clothes, I wrote a post on my private Facebook account asking people to share their experiences with sexual harassment to prove the failure of that theory. I received a lot of messages and comments in response — more than 8000 in two days. Most of them felt better by sharing their stories, but others needed psychological support or legal assistance or both, so I asked my friends to help and initiated the page to help any violence victim.

GH: El 6 de julio, cuando la gente (en su mayoría hombres) empezó a hablar de la conexión entre el acoso y la ropa, publiqué en mi cuenta privada de Facebook un pedido a que la gente contara sus experiencias con el acoso sexual para demostrar el fracaso de esa teoría. Recibí muchos mensajes y comentarios en respuesta: más de 8000 en dos días. La mayoría se sintió mejor al contar sus historias, pero otras necesitaban apoyo psicológico o asistencia legal, o ambas cosas, así que pedí ayuda a mis amigos e inicié la página para ayudar a víctimas de todo tipo de violencia.

GV: ¿Cómo describiría el problema del acoso sexual al que se enfrentan las mujeres en Egipto?

GH: Its an ongoing fight that we have to confront every single day, because of the normalisation of the idea that a woman’s body in a public/private place is simply public property and young women just have to put up with it. Every time a woman chooses to get out her home, this means she will mostly have to face some kind of harassment. We choose to stand against this everyday to protect ourselves and change the picture.

GH: Es una lucha constante que tenemos que enfrentar cada día por la normalización de la idea de que el cuerpo de una mujer es un lugar público o privado es propiedad pública, y las mujeres jóvenes tienen que soportarlo. Cada vez que una mujer decide salir de su casa, significa que la mayoría de las veces tendrá que enfrentar algún acoso. Decidimos oponernos a esto cada día para protegernos y cambiar el panorama.

GV: ¿Cuál es el objetivo de Speak Up? ¿Puede generar un cambio en la situación actual de acoso sexual en el país?

GH: It's to give a safe place for survivors and victims to share their stories in person or anonymously without being shamed or abused. No one is allowed to judge; we support all victims. Also helping any victim by providing legal/psychological support. And to spread awareness.

GH: Es para dar un lugar seguro a los sobrevivientes y las víctimas para que cuenten sus historias en persona o anónimamente sin vergüenzas ni maltrato. Nadie puede juzgar; apoyamos a todas las víctimas. También para ayudar a cualquier víctima con apoyo legal/psicológico. Y difundir el conocimiento.

GV: ¿Cómo ha sido la reacción a la iniciativa? ¿Ha sido todo positivo?

GH: Absolutely not, we receive threats and hate speech every day. But also, to be honest, there are a lot of supporters.

GH: En absoluto, recibimos amenazas y discursos de odio todos los días. Pero también, para ser sinceros, muchos nos apoyan.

GV: ¿Qué casos clave han asumido?

GH: There've been several. For instance, the case of Michael Fahmy and his wife Sally Adel, who are accused of being serial rapists who used the church as a cover for their crime for more than 20 years. Michael impersonated a psychiatrist and a priest, and wrote a book for high school kids which was available at churches he was serving at. The book was used as a trap: its last page included a mental test without a result, but with a line that guided those who wanted to know the result to call a certain number, and he therefore managed to lure minors, anally raping them with the help of his wife. We got to know about the case when a girl contacted me telling me about him, then I also asked on my personal account if there are any victims for this man. I received over 70 cases who were raped by him.

There is also the story of Victor Sorrentino. A month ago, two Brazilian girls contacted us saying there is a sexual abuser who harassed an Egyptian girl while in Egypt, and that they have already exposed him in Brazil but wanted to take a further step. They translated everything he had said in Portuguese to the in girl, which he had filmed and shared on his account of the incident. We took a day to make sure of all the details, and during this day we received more messages from Brazilian girls. Then we posted it with Arabic, English and Portuguese translation. He was arrested in less than 24 hours.

Another incident is that which has become known as the “bus harasser.” The man was filmed masturbating in a public bus by a girl who sent the video to us, and we reposted it. Afterwards, authorities asked to contact the girl, and the man got arrested.

GH: Han sido varios. Por ejemplo, el caso de Michael Fahmy y su esposa Sally Adel, que estaban acusados de ser violadores en serie que usaron la Iglesia para tapar su delito durante más de 20 años. Michael se hizo pasar por psiquiatra y sacerdote, y escribió un libro para estudiantes de secundaria disponible en las iglesias en las que prestaba servicio. El libro era una trampa: en su última página incluía una prueba mental sin resultado, pero con una línea que orientaba a quienes querían conocer el resultado a llamar a un número determinado, con lo que conseguía atraer a los menores. Los violaba analmente con la ayuda de su esposa. Supimos del caso cuando una chica me contactó conmigo y me habló de él. Ljuego pregunté en mi cuenta personal si había víctimas de este hombre. Sué de más de 70 casos.

También está Víctor Sorrentino. En junio, dos brasileñas se pusieron en contacto con nosotros para contar de un abusador sexual que acosó a una chica egipcia mientras estaba en Egipto, y que ya lo habían denunciado en Brasil pero querían dar un paso más. Tradujeron todo lo que había dicho en portugués a la chica, que él había filmado y difundido en su cuenta del incidente. Nos tomó un día asegurarnos de todos los detalles, y ese día recibimos más mensajes de chicas brasileñas. Luego lo publicamos con traducción al árabe, inglés y portugués. Fue detenido en menos de 24 horas.

Otro incidente es el conocido como el “acosador del autobús”. Una chica filmó al hombre masturbándose en un autobús público. Ella nos envió el video, y lo volvimos a publicar. Después, las autoridades pidieron contactarla y el hombre fue detenido.

GV: ¿Cómo verifican las denuncias? ¿Cómo te aseguras de que son creíbles?

GH: We spend hours talking to victims, hearing them out and checking whatever evidence they have. We also check with lawyers to make sure of the credibility of any case.

GH: Pasamos horas hablando con las víctimas, las escuchamos y comprobamos sus pruebas. También consultamos con abogados para asegurarnos de la credibilidad de cualquier caso.

GV: ¿Cómo eliges las denuncias que van a apoyar? ¿Qué apoyo ofrecen?

GH: We support all victims by providing them with legal support. However, posting about any case depends on many things, such as the relevance of social media for each particular case and the impact of the case itself.

GH: Apoyamos a todas las víctimas con apoyo legal. Sin embargo, publicar sobre cualquier caso depende de muchas cosas, como la pertinencia de las redes sociales para cada caso concreto y el impacto del propio caso.

GV: ¿Qué hace que Speak Up no apoye a una víctima o historia concreta?

GH: Till now that never happened, and I wish we never pass through this. [could we change the second line to “I wish we never have to”?]

GH: Hasta ahora eso no ha ocurrido, y ojalá nunca pasemos por esto. [¿podríamos cambiar la segunda línea por “ojalá nunca tengamos que hacerlo”?]

GV: En el caso del acosador brasileño, ¿cómo fue el proceso de traducción? ¿Cómo te aseguraste de que la intención de sus palabras no se tomara a la ligera? Tengo entendido de que en Brasil tal vez se haya descartado como un comentario estúpido y no acoso.

GH: The Brazilian girls did that first, then we asked a Portuguese personal friend to make sure of their translation. Same girl confirmed that he meant something sexual, and it was a harassment.

GH: Las chicas brasileñas la revisaron primero, luego pedimos a una amiga portuguesa que revisara la traducción. La misma chica confirmó que se refería a algo sexual y que era un acoso.

GV: ¿Cómo viste este episodio, y el manejo de las autoridades egipcias al respecto? ¿Y el impacto de la campaña?

GH: More than perfect. Arresting him in less than 24 hours somehow empowers girls and encourages them to speak up and take legal action.

GH: Más que perfecto. Que lo hayan arrestado en menos de 24 horas empodera a las chicas y las anima a denunciar y emprender acciones legales.

GV: Desde el lanzamiento de Speak Up, ¿has recibido apoyo o respaldo del Gobierno?

GH: No.

GH: No.

GV: ¿Hay alguna colaboración entre Speak Up y otras iniciativas panárabes de naturaleza similar?

GH: No, but we are in contact with some initiatives, and sometimes work together on campaigns.

GH: No, pero estamos en contacto con algunas iniciativas, y a veces trabajamos juntos en campañas.

GV: ¿Has tenido que buscar apoyo psicológico desde que empezaste con Speak Up?

GH: Certainly. The stories and their volume are so traumatizing.

GH: Ciertamente. Las historias y la cantidad de historias son muy traumatizantes.

GV: ¿Cómo crees que ha cambiado el trato que el público hace del acoso sexual desde que lanzaste Speak Up hace un año? ¿Ha cambiado?

GH: Comparing with a year ago, there is a significant change in women's responses to harassment, and society blames victims less than it previously did.<

GH: En comparación con hace un año, hay un cambio significativo en las respuestas de las mujeres al acoso, y la sociedad culpa menos a las víctimas que antes.

GV: ¿Qué parte de este cambio se atribuye a iniciativas como Speak Up?

GH: This is the result of collective efforts over the years. Continuous pressure lead to an ongoing change, even if it takes time.

GH: Es el resultado de los esfuerzos colectivos de años. La presión continua lleva a un cambio continuo, aunque demore.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.