Estambul: Dividido en dos frentes

Marcha del Orgullo de Estambul por Lubunya (CC BY-SA 3.0).

El sábado 26 de junio, mientras el presidente Erdogan pronunciaba un discurso en la ceremonia de comienzo de obras del polémico megaproyecto turco del Canal de Estambul, muchos residentes inhalaban gases lacrimógenos y recibían balas de goma mientras celebraban la Marcha del Orgullo. Según algunos informes, 25 personas fueron detenidas, y se informó que varios periodistas enfrentaron violencia policial. Una persona fue detenida por quejarse con la Policía de que un niño estaba durmiendo en casa cuando lanzaban bombas de sonido.

Los incidentes del último fin de semana de junio demuestran las fuertes divisiones existentes en Estambul: mientras el nuevo canal enfrentó a decenas de residentes, políticos de la oposición y expertos que se oponen al plan contra un Gobierno decidido a llevar a cabo su proyecto, la Marcha del Orgullo también fue una división entre una sociedad que acepta la igualdad LBTQI+ frente a la Policía, que tiene la orden gubernamental de impedirla a toda costa.

Un sábado memorable

Con el proyecto del Canal de Estambul, Turquía pretende crear un enorme canal artificial que conecte el mar Negro y el mar de Mármara. La colocación de la primera piedra fue la salida a este proyecto de multilateral, que empezará con la construcción del puente de Sazlidere, que cruzará la vía fluvial prevista.

El 26 de junio, y pese a las crecientes críticas contra la construcción del Canal de Estambul, debido a posibles problemas ambientales y políticos, Erdoga, presidente y líder del partido gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), dijo: “Hoy ponemos los cimientos de uno de los canales más ejemplares del mundo”. El proyecto estará terminado en 2027 dijo el presidente y “salvará el futuro de Estambul para garantizar la seguridad de la vida y la propiedad del Bósforo de Estambul y de los ciudadanos que lo rodean”.

Sin embargo, el discurso del presidente no se limitó a hablar del brillante futuro que espera a Estambul y a sus residentes. También se burló de la principal oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), por oponerse al proyecto. “Si, el CHP. Han bloqueado todos los pasos […] y ¿los que los apoyan? Todos intentan pensar en formas de bloquear las cosas”, dijo Erdogan, al mismo tiempo que atribuyó los proyectos de desarrollo y construcción de los últimos años al resultado del liderazgo del AKP, incluido el nuevo aeropuerto y un tercer puente que conecta los dos continentes de Estambul. “Dejo a un lado su ineptitud en la política y en la elaboración de proyectos, dicen lo que se les ocurre, ignorando la moral del Estado […]. Son novatos en el sentido más estricto. No tienen ni idea de cómo gestionar un Gobierno”.

El alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu del CHP, describió la ceremonia como una “ilusión“, y comparó la ceremonia de comienzo del Puente de Sazlidere con un proyecto de autopista no relacionado con el canal de Estambul que ha tardado en materializarse por problemas económicos de Turquía. “La construcción de un puente aquí no tiene nada que ver con el proyecto del canal. Tiene que ver con el eje de carreteras”, dijo en una rueda de prensa el jueves 24 de junio.

Marchando por Orgullo

Al otro lado de la ciudad, la Marcha del Orgullo de Estambul del 26 de junio fue muy distinta a la de Nueva York, Berlín, París y otras ciudades europeas. Aquí no hubo lugar para arcoíris ni celebración. En cambio, la Policía acorraló los participantes de la Marcha con una fuerza y un desdén incomparables.

La Policía utiliza la fuerza para disolver la manifestación prohibida del Orgullo Gay en Estambul.

Un hombre parado frente a los policías, les suplicó que le respondieran por qué no se le permitía, marchar en su propio país. “Muévanse. Déjennos pasar. ¿Por qué no puede caminar en mi propio país? ¿Por qué? ¡No estamos haciendo nada malo! ¡No hacemos daño a nadie!”, dijo.

El 26 de junio, la estrella del pop estadounidense Madonna señaló en sus historias de Instagram la masiva presencia policial:

¡Desfile del Orgullo en Estambul! ¿Por qué hay tantos policías? – Captura de pantalla de las historias de Instagram de Madonna.

Entre quienes fueron maltratados por la Policía estaba el reportero gráfico Bulent Kilic, a quien presionaron con fuerza contra el suelo y un policía le presionaba  el cuello. Kilic, sin aire, gritaba: “¡No puedo respirar!”.

El viceministro de interior, Mehmet Ersoy, desmintió las afirmaciones de violencia del periodista:

Turquía no se merece este acoso. Condenamos la mentalidad que no respeta a nadie más que a quienes piensan igual y que persiguen a periodistas e identidades diferentes. Juntos construiremos la democracia que nuestra república merece
—————–
No es violencia detener a quienes se resisten a la Policía durante una manifestación no autorizada. La verdadera violencia es atacar temerariamente nuestras instituciones con mentiras para provocar un sentir antigubernamental, y no tener el valor de disculparse después.

Kilic está decidido a buscar justicia en su caso.

Mientras tanto, pese a la violencia policial, Estambul acabó celebrando el Orgullo:

La XIX Marcha del Orgullo de Estambul tuvo lugar el 26 de junio. Felicitaciones a todos los lubanyas [jerga popular utilizada para referirse a homosexuales, NdT] que, a pesar de toda la presión policial respondieron a los gases lacrimógenos con bailes, pintaron las calles de Estambul con los colores del arcoíris y lucharon por la igualdad. Orgullo 2021. Homosexuales en la calle. Semana del Orgullo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.