Cancelan marcha del Orgullo de Tiflis en medio de violentos ataques

Captura de pantalla de un video de Radio Europa Libre.

El 5 de julio, la capital de Georgia, Tiflis, iba a celebrar una Marcha de la Dignidad, en el marco de la Semana del Orgullo 2021, pero la marcha fue cancelada en medio de violentos ataques de manifestantes anti-LGBTQ. Al menos 50 periodistas recibieron una paliza y una turba violenta tomó por asalto y saqueó las oficinas de los organizadores de la marcha, el grupo de activistas liberales del Movimiento Orgullo y Vergüenza de Tiflis.

Un video mostraba a turbas que subían al balcón de la oficina del Orgullo de Tiflis, y que luego arrancaban y quemaban la bandera del Orgullo que colgaba en el exterior. Al menos un turista terminó hospitalizado pues la turba pensó que era gay. En su declaración, los organizadores de la marcha, Orgullo de Tifis, condenaron los ataques y la inacción de las autoridades locales. “En nombre del Orgullo de Tiflis, queremos anunciar que la Marcha de la Dignidad por la solidaridad no se realizará hoy. No solo el Gobierno no ha garantizado la seguridad de la comunidad queer [sic] y de nuestros simpatizantes, sino que con sus actividades ha interferido en nuestro derecho a la libertad de reunión”, decía el comunicado. Ese mismo día, el Ministerio del Interior de Georgia se comprometió a investigar los ataques contra las oficinas del Movimiento Orgullo y Vergüenza de Tiflis.

Declaración completa del Orgullo de Tiflis sobre la cancelación de la ‘Marcha de la Dignidad’. Traducción de OC Media.

Apenas un día antes de la marcha, los organizadores escribieron en una publicación de Facebook: “Creemos que juntos estamos haciendo historia, dando pasos cruciales hacia la construcción de un Estado en el que se protejan los derechos humanos y las personas tengan igualdad de oportunidades”. Pero la evidencia de la violencia al día siguiente mostró una historia diferente en Georgia, una historia empañada por el odio y la intolerancia.

Grupos violentos irrumpen en la oficina del Orgullo de Tifis, rompen ventanas y equipos de los miembros. Anunciaron que iban a incendiar la oficina. Pedimos a la Policía que reaccione conforme a la ley y detenga a los grupos violentos.

Los manifestantes atacaron a los periodistas, los acusaron de “promover las ideas de la comunidad LGBT”. Al parecer, un sacerdote arrastró a un periodista. Según informes de OC Media, el principal organizador de las protestas contra el Orgullo fue la Iglesia ortodoxa georgiana, cuyos sacerdotes se dejaron ver durante las protestas y, al menos en una ocasión, parecieron agredir a un periodista.

¡Fotos escalofriantes! La periodista georgiana Rati Tsverava, acosada y golpeada por una turba homofóbica, es arrastrada por sacerdotes en las calles de Tiflis. A otros muchos periodistas los agredieron violentamente mientras la Policía se quedó al margen. El Gobierno no despliega suficiente policías.

Según Civil.ge, en discurso a la multitud el 5 de julio, un sacerdote animó a la violencia “por el bien de la patria”:

“Están obligados a usar la violencia por el bien de la patria, del país, de lo sagrado”, se dirigió hoy un sacerdote a las multitudes homofóbicas de extrema derecha.

El Patriarcado de la Iglesia ortodoxa dijo que se distanciaba de las declaraciones que llamaban a la violencia.

El Movimiento de la Vergüenza, grupo activista georgiano que acoge a los organizadores del Orgullo de Tiflis, se vio obligado a evacuar su oficina debido a la violencia, según Amnistía Internacional.

Los ataques recibieron la condena de organizaciones internacionales y líderes europeos.

Los derechos humanos pertenecen a todos.
—————-
🇬🇪 Georgia: Condenamos las amenazas y agresiones a periodistas y organizadores en las sedes de Orgullo de Tiflis 2021. Pedimos a Georgia que proteja a los participantes en asambleas pacíficas y que investigue la violencia y la discriminación contra personas LGBTI. Los responsables deben rendir cuentas.

La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa está preocupada por la violencia de hoy en Tiflis, y por la cancelación de la reunión pacífica prevista. Cada uno de estos ataques selectivos contra activistas, periodistas y sus bienes debe ser investigado rápida y exhaustivamente.

REINO DE BÉLGICA
Servicio Público Federal
Asuntos Exteriores
Comercio Exterior y Corporación para el Desarrollo

————–
Bélgica condena firmemente los violentos ataques de hoy contra activistas cívicos, miembros de la comunidad y periodistas LGBTIQ. Orgullo de Tifis 2021.

Se trata de un ataque contra los derechos humanos y la libertad de expresión.

Las autoridades georgianas deben procesar a los autores de estos ataques.

Numerosas embajadas extranjeras en Georgia emitieron una declaración conjunta de condena de los ataques. “Condenamos los violentos ataques de hoy contra los activistas cívicos, los miembros de la comunidad y los periodistas, así como el hecho de que los líderes del Gobierno y los funcionarios religiosos no hayan condenado esta violencia. La participación en reuniones pacíficas es un derecho humano garantizado por la Constitución de Georgia.  La violencia es inaceptable y no puede excusarse”, reza la declaración firmada por una veintena de embajadas y delegaciones.

El director adjunto del Programa para Europa Oriental y Asia Central de Amnistía Internacional, Denis Krivosheev, declaró: “En lugar de planificar este giro de los acontecimientos y dar una respuesta contundente a la violencia, el Gobierno desplegó una cantidad inadecuada de policías que solo reaccionaban ante los ataques violentos, en lugar de dar protección organizada a los activistas LGBTI”. En una entrevista con CNN International, Giorgi Tabagari, director del Orgullo de Tiflis, dijo que el equipo tuvo que cambiar de lugar varias veces a lo largo del día por las amenazas, lo que pone de manifiesto, una vez más, “el completo fracaso del Estado”.

Según el primer ministro de Georgia, los organizadores de la marcha fueron los culpables de la violencia. En una reunión del Gobierno, el primer ministro, Irakli Garibashvili, dijo que era “irracional” que los organizadores marcharan en un espacio público que podría desencadenar “confrontación civil” en un momento en que la mayoría de la población considera “inaceptables” las identidades LGBTQ.

El primer ministro también acusó al expresidente Mikheil Saakashvili y a su Movimiento Nacional Unido de organizar la marcha para sembrar “malestar” en la sociedad georgiana, según informó Civil.ge. Ya antes, el Ministerio del Interior advirtió a los activistas en un comunicado que no participaran en la marcha “por la magnitud de las contramanifestaciones previstas por los grupos opositores”.

La Semana del Orgullo de Tiflis comenzó el 2 de julio con la proyección a puerta cerrada de un documental sobre la marcha del Orgullo de 2019, que fue cancelada después de que la Policía se negara a proporcionar protección. A la película, “Marcha por la dignidad”, asistieron diplomáticos y grupos de la sociedad civil. Manifestantes contrarios al Orgullo se concentraron en el exterior de la proyección, mientras que la policía habría detenido a una veintena de personas que intentaron interrumpir el acto. La Marcha por la Dignidad de este año iba a ser la culminación de la serie de actos de una semana de duración previstos para celebrar el Orgullo 2021.

Al final, fue todo menos una celebración. Como dijeron los organizadores de la marcha en su declaración, la violencia observada el 5 de julio fue una “guerra declarada contra la sociedad civil y los valores democráticos y el rumbo europeo del país”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.