Materiales baratos plantean preguntas sobre nuevo y costoso desarrollo urbano de Kazajistán

Mausoleo de Khoja Ahmed Yasawi en Turquestán. Foto de Ken and Nyetta, Wikimedia Commons (CC 2.0).

El 31 de marzo de 2021, el Consejo Túrquico declaró a la ciudad de Turquestán, al sur de Kazajistán, la “capital espiritual del mundo túrquico”. El Consejo Túrquico es una organización internacional que comprende a Turquía, Uzbekistán, Azerbaiyán, Kazajistán y Kirguistán.

Apenas diez dúas después, el primer ministro Askar Mamin inauguró el proyecto de Karavansaray, uno de los proyectos de construcción emblemáticos de la ciudad.

Menos de tres meses después de su inauguración, Karavansaray mostró las primeras señales de deterioro.

A mediados de junio, salió un video en medios sociales que muestra a un niño que despega un trozo de muro del complejo de Karavansaray solo con sus manos. El video reveló que el muro está hecho de espuma de poliestireno que se usa para aislamiento de construcción y empaques.

Ciudadanos critican derroche

Chingiz Lepizbayev, director de proyecto de Qorgau, organización de derechos humanos afiliada al Gobierno, dijo en Facebook que el nuevo complejo en Turquestán (también Turkestán) se desgastaría en apenas dos años, y que es probable que no resista muchos inviernos.

I saw with my own eyes that Karavansaray, the main new attraction of Turkestan, (which our ancestors built 1200 years ago) […] was built not from dung and sticks, but from foam and plaster.

Vi con mis propios ojos que Karavansaray, la principal nueva atracción de Turquestán (que nuestros ancestros construyeron hace 1200 años) […] no se construyó con estiércol y palos, sino con espuma y yeso.

En Facebook, el usuario Ilyas Mynzhasarov bromeó que los potenciales ahorros por construir Karavansaray con materiales baratos podría ser un negociado, en referencia a la serie española “La casa de papel“.

La casa de papel — serie original de Shukeyev
– Sacaremos dinero de ahí sin que nos detecten.
– ¿Exactamente cómo?
– Construiremos un campo de fútbol y un edificio de poliestyreno.
– Y lo llamamos ‘Operación Turquestán'”

Inversión turística en auge

Turquestán se convirtió en la capital de la recién renombrada región de Turquestán en 2018, después de que el expresidente Nursultan Nazarbayev firmó un decreto que subía de categoría a Shymkent, la excapital de la entonces región de Kazajistán del Sur, a una metrópolis con gobernador propio.

Desde entonces, las autoridades se apresuraron a desarrollar la infraestructura de la ciudad, que alberga un sitio patrimonio de la UNESCO, el mausoleo de Khoja Ahmed Yasawi, edificación del sigo XIV en honor de un jefe sufi del siglo XII.

El auge de construcción cambió el paisaje urbano, que progresó exponencialmente. Los ciudadanos se refieren ahora la “ciudad antigua” y la “ciudad nueva” cuando hablan de Turquestán. Es más, la ciudad ha tenido un gran crecimiento demográfico, pues su población aumentó a 200 000 en mayo de 2021, comparada con 160 000 en 2018.

Karavansaray se construyó en el corazón de la ciudad antigua par asemejarse a un asentamiento antiguo, una intersección en la Ruta de la Seda.

El nuevo complejo de Karavansaray se inauguró el 10 de abril de 2021. Foto de Paolo Sorbello, 29 de mayo de 2021, usada con autorización.

Según Umirzak Shukeyev, gobernador de la región de Turquestán desde 2018, el Gobierno e inversionistas privados han puesto cerca  de 1500 millones de dólares en proyectos de la ciudad, como una pista de hielo, una arena para deportes ecuestres y un teatro futurista.

Para Karavansaray, arquitectos y diseñadores del Estudio Creativo Chris Lange de Berlín estuvo a cargo de bosquejar el diseño.

El proyecto  de construcción lo elaboró Turkistan Silk Way Harbor LLP, propiedad de dos inversionistas: el Fondo de Desarrollo de Inversiones de Kazajistán (KIDF) y FTG Development, empresa inmobiliaria turca. El KIDF es propiedad del Ministerio de Finanzas y ha invertido casi mil millones de dólares en proyectos ajenos al sector extractivo.

FTG es antiguo socio de Kazajistán, ya que ha construido varios hoteles y el pabellón de Kazajistán en la EXPO de 2017, esfera futurista que Foreign Policy apodó “La Estrella de la Muerte” en un artículo.

Siguiendo con los proyectos exagerados, los promotores construyeron un sistema de vías fluviales a través del complejo de Karavansaray, que los turistas llamaron la “Venecia de Kazajistán“.

Turista filma espectáculo de fuentes a lo largo del canal de Karavansaray. Foto de Paolo Sorbello, 29 de mayo de 2021, utilizada con autorización.

Para construir las vías navegables, los inversionistas gastaron 87 000 millones de tenge (unos 203 millones de dólares estadounidenses). Turkistan Silk Way Harbor invirtió 47 000 millones de tenge (unos 110 millones de dólares estadounidenses), mientras que el Banco de Desarrollo de Kazajistán concedió un préstamo de 40 000 millones de tenge (93 millones de dólares estadounidenses) adicionales.

Las autoridades califican el escándalo de “exageración”

El escándalo surgió apenas una semana después de la designación del nuevo alcalde de la ciudad. Nurbol Turashbekov, burócrata de la oficina catastral regional, reemplazó a Rashid Ayupov, que pasó a ser alcalde de mayor Turquestán pues obtuvo condición de capital regional.

Los ciudadanos están molestos y consternados porque una suma tan elevada se use en una construcción y unos materiales de mala calidad. En Facebook, el usuario Dmitry Popoff, expresó sus preocupaciones sobre Turkestán, y preguntó si el presidente Kassym-Jomart Tokayev está al tanto de lo que ocurre en el país.

Un Turkestán hecho de poliestireno, una falsa industria automovilística, zanahorias a 700 tenge (1.65 dólares estadoundenses), ríos que desaparecen, falta de agua para el riego, colas en gasolineras vacías… ¿dónde está la reacción de Tokayev? ¿Es consciente de lo que ocurre en el país?

Después de que el video y las subsiguientes críticas de usuarios de medios sociales se volvió viral, Shukeyev lo descartó como mucho ruido por nada.

In the modern world, everything is made of plastic: The chair you sit on, this pen, this microphone. They made such a hype from nothing.

En el mundo moderno, todo está hecho de plástico: la silla en la que te sientas, este bolígrafo, este micrófono. Exageraron por nada.

En particular, en 2018, el Gobierno de Kazajistán designó varias áreas de la ciudad de Turquestán y sus alrededores como Zona Económica Especial, clasificación que concede exoneraciones fiscales e incentivos a las empresas dispuestas a invertir.

Mientras promotores y empresas acuden a Turquestán para aprovechar la oportunidad de la inversión libre de impuestos, ciudadanos y turistas siguen preguntándose si este auge sería tan frágil como las paredes de espuma de poliestireno de Karavansaray.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.