En Turquía, muchacha de 13 años desafía estereotipos en atletismo

Captura de pantalla de un video de YouTube de la entrevista de Merve Akpinar en Ankara.

Una jugadora de Şanlıurfa, provincia del sureste de Turquía, está rompiendo estereotipos por incitar el apoyo a la participación de niñas en su aldea y alrededor del país. En una entrevista con una agencia de noticias local en la capital turca, Ankara, Merve Akpinar, de 13 años, dijo, “Me expulsaron cuando empecé, me dijeron que no podía usar pantalones cortos ni jugar con muchachos porque soy mujer. Pero luego pregunté por qué no podía jugar como todos los demás. Así que me prometí cambiar el destino de las muchachas en mi aldea”. Su entrevista se hizo viral y destacadas personas y clubes deportivos que apoyan su pedido en medios sociales.

La adolescente dijo a los entrevistadores que descubrió el balonmano en quinto grado. A pesar de enfrentar intensa presión social por salir de lo que se considera apropiado para chicas, no se rindió en sus aspiraciones de unirse al equipo y jugar. La historia de Merve es particularmente importante en un donde la lucha de las mujeres por la igualdad es un debate en curso. La falta de igualdad también se extiende a los deportes. Un reciente estudio concluye que el “acoso sexual, desigualdad salarial, limitaciones de financiamiento, escasa representación en los medios e influencia familiar” son algunos de los obstáculos claves que dificultan participación femenina en los deportes turcos.

Merve, que es una de siete hijos, había estado jugando en un equipo de balonmano desde sexto grado. Dijo en una entrevista con la agencia de noticias Demiroren que hablaba en nombre de muchas chicas en Turquía. “No soy solo Merve. Soy la voz de Fatma, que recoge algodón en Çukurova. Soy la voz de Şemsi de Harran. Soy la esperanza de muchachas. Quiero ser la voz de todas las niñas en Turquía. Creo que puedo cambiar las mentes. Muchos han tenido éxito en este camino. Ojalá tenga éxito también. Nunca imaginé que lo que dijera en una entrevista lograría tanta atención. Si las chicas quieren, pueden tener más éxito que los chicos”.

Entre sus seguidores está el escritor y novelista Elif Şafak y numerosos clubes de fútbol turcos que expresaron su apoyo en línea:

Muchacha de 13 años en Turquía explica entre lágrimas cómo la han menospreciado y discriminado por ser mujer y cómo está decidida a cambiar esta gran desigualdad. Enorme, sincero respeto a su talento, coraje, determinación. Bravo, Merve Akpınar.

Eres la esperanza de todas las chicas en Turquía. Te apoyamos y a todas las chicas que inspiras.

Has sido una esperanza para todas las chicas con tu coraje y ambición.
👏🏻👏🏻👏🏻

Te apoyamos.

El club de fútbol Galatasaray se unió a los mensajes de solidaridad y apoyo. “Nos has vuelto a recordar que el lado mágico de la vida es la esperanza. Has alentado a muchas chicas, Merve. El coraje, determinación, fuerza y fe en ti y en todas las otras chicas hace más bello el deporte tuiteó el club.

Inspirado por la determinación de Merve, el alcalde de Ankara, Mansur Yavaş, anunció vía Twitter que ayudará a formar el Club Deportivo Şanlıurfa Niños del Sol para menores:

Inspirado por la determinación y el éxito de Merve, estamos preparando el Club Deportivo Şanlıurfa Niños del Sol para menores, club hermano de nuestro club deportivo EGO. Creenos que la fuerza y la creencia de Merve Akpınar será una voz para todas las mujeres y una esperanza para su camino.

Dilek Kaya İmamoğlu, esposa del alcalde de Estambul, elogió a Merve y tuiteó, “A pesar de que le dijeron que no podía usar pantalones cortos, que no podía jugar, y no pudo jugar, Merve está persiguiendo sus sueños y tiene un mensaje para nosotros: ‘Cambiaré la fe de todas las niñas en mi aldea’. Queridas niñas, estoy segura de que inspirarán a cientos, miles de niñas. Es grandioso tenerlas”.

El deseo actual de Merve, que cursa el noveno grado, es que la escuela tendrá una nueva cancha de balonmano donde puedan practicar con su equipo. En diálogo con la agencia de noticias Demiroren (DNA), los padres de Merve, Ali y Emine Akpinar, dijeron que siempre han apoyado a su hijo en sus afanes deportivos. En entrevista con la agencia de noticias DNA, el padre de Merve dijo que la entrevista de su hija cambiaría el destino de todas las muchachas. “Todos deberían apoyar a sus hijas y darles educación. Soy agricultor. Nunca he visto un partido de balonmano. Lo aprendí de mi hija Merve que este deporte se juega con las manos. Todos deberían confiar en sus hijas. Por qué las niñas no podrían jugar a la pelota igual que hacen los chicos”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.