Planes para vetar a no vacunados de establecimientos públicos en China desencadenan fuerte reacción en línea

Anuncio de las autoridades locales de Beiliu (China) en el que se exige la vacunación de todos los familiares que convivan con escolares para poder matricular a los niños. Imagen del sitio web hongkonés de noticias CitizenNews.

Varias ciudades chinas han aprobado medidas que restringen la entrada de personas no vacunadas a lugares públicos como escuelas, hospitales, transporte público y centros comerciales. Se espera que más ciudades adopten políticas similares.

Las medidas, que se anunciaron sin grandes explicaciones, tomaron por sorpresa a muchos ciudadanos, a los que se ha estado asegurando insistentemente que China tiene la pandemia de COVID-19 bajo control gracias a la marea de noticias y mensajes positivos en los medios sociales durante la celebración de los cien años del Partido Comunista Chino a principios de julio.

Este es uno de los mensajes elogiosos que circularon por los medios sociales chinos el 2 de julio:

#建党100周年庆祝大会哪一幕令你印象深刻#

口罩,没了!

七一的天安门广场,数十万人聚集的活动,竟然全部没戴口罩。

当全世界都认为戴口罩是侵犯人权的时候,全中国都戴口罩,当全世界都被病毒搞得不得不戴口罩的时候,中国率先摘除了口罩。

小口罩的演变,折射出的是人权的真正体现,有五千年文明历史的泱泱大国干什么事情都有板有眼,正如联合国组织评价"中国是目前最淡定的国家",这淡定来自于自信,自信来自于自律,来自于自醒,来自于中华民族传统文化的优秀基因🇨🇳 #何其幸运我们共睹这一天#

Muy impresionado por la ceremonia de los cien años del Partido Comunista Chino.
¡Se acabaron las mascarillas!
El 1 de julio, plaza de Tiananmén: una actividad en la que participaron cientos de miles de personas y nadie llevaba mascarilla.
Cuando el mundo entero creía que llevar una mascarilla era una violación de los derechos humanos, en China todos la llevaban. Cuando todo el mundo tiene que llevar mascarilla por culpa del COVID-19, China es el primer país en quitársela.
La historia de la mascarilla refleja el auténtico significado de los derechos humanos. Un país grande y fuerte con 5000 años de civilización que trata los problemas de manera ordenada. Una organización de Naciones Unidas comentó «China es ahora el país más sereno», y esa serenidad procede de nuestra confianza, la confianza procede de la autodisciplina y la conciencia de nosotros mismos. Todo eso viene del gen distintivo de la cultura china. Somos muy afortunados de ser testigos de este día.

China espera alcanzar un 70 % de vacunados a finales de 2021. Hasta ahora, el país ha administrado 1380 millones de dosis, a cerca del 48 % de su población. No obstante, la distribución ha sido poco uniforme. En grandes ciudades como Pekín, Shanghái y Cantón, la vacunación está por encima del 80 %, pero en las ciudades de menor tamaño y en las zonas rurales, el índice está muy por debajo.

Mientras la variante Delta se extiende por todo Asia, los virólogos anticipan que la eficacia de las vacunas chinas podría reducirse más de un 20 %. No obstante, los medios nacionales insisten en que el destacan epidemiólogo chino Zhong Nanshan afirma que las vacunas chinas han demostrado su efectividad con las variantes. Algunos críticos argumentan que China todavía no ha publicado datos clínicos adecuados de la tercera etapa de los ensayos con las vacunas, lo que Zhong atribuye a la falta de pacientes de COVID-19 en China para probarlas.

Al discurso de Zhong se añadió la etiqueta #凡尔赛發言, que significa «un orgulloso discurso aristocrático» para incidir en la complacencia de China con su lucha contra la pandemia.

Las nuevas medidas restrictivas suponen un radical contraste con todos los mensajes positivos que han circulado en la red durante las dos últimas semanas. Además, la falta de explicaciones en el anuncio gubernamental ha provocado un sinfín de críticas. Este es el anuncio enviado por mensajería móvil por las autoridades de la ciudad de Jinjiang, en la provincia de Fujian:

凡在我市工作生活﹑年滿18周歲(戶籍不限)且無疫苗禁忌症的人員均須接種

7月22日起,年滿18周歲以上人員進入全市重點公共場所須主動出示疫苗接種記錄(八閩健康碼中含疫苗接種標識).

7月22日前,全市黨政機關﹑企事業單位幹部職工和廣大黨員除禁忌症外必須完成接種。「應接未接」人員不允許上崗.

8月1日起,「應接未接」人員原則上不得進入全市醫療機構住院部(患者除外)﹑景區景點﹑養老院﹑托兒所﹑學校(含幼兒園﹑校外培訓機構)﹑文化娛樂場所。」

Todos los residentes mayores de 18 años (sea cual sea su origen o registro doméstico) que no tengan razones médicas para no recibir la vacuna contra el COVID-19, deben vacunarse. A partir del 22 de julio, todas las personas mayores de 18 años deben mostrar su registro de vacunación (etiqueta de vacunación en el código sanitario móvil de la ciudad) antes de entrar en las principales instalaciones públicas de la ciudad. El 22 de julio, todos los miembros del partido y empleados de instituciones del partido y el Gobierno, así como de sus empresas filiales deben estar vacunados (a menos que tengan razones médicas). Las personas no vacunadas no tendrán permitido ir a trabajar. A partir del 1 de agosto no se permitirá a las personas no vacunadas sin justificante la entrada en instalaciones médicas (excepto si son los pacientes), lugares turísticos, centros de ancianos, guarderías de niños, de educación inicial, escuelas (incluidos centros de formación), centros culturales o entretenimiento.

La incoherencia de las medidas ha hecho surgir muchas cuestiones, como la de @xie-nm-ni-cheng en Weibo:

从一开始的“自愿”到 “不强制”最后“限制出行”这就是政府的公信力?这就是社会主义?

Al principio, [las autoridades dijeron que] la vacunación era «voluntaria». Después fue «no obligatoria» y ha acabado habiendo «restricción de movimientos». ¿Es esta la credibilidad del Gobierno? ¿Esto es socialismo?

Aunque las personas con problemas de salud están exentas de las restricciones, no es fácil conseguir pruebas médicas. Este es el relato en Weibo de @yi-zhang-jing-zi de su experiencia:

由于身体原因不能接种疫苗,现在实习单位要我出示不能打疫苗的证明。结果跑了两家疫苗接种点都让我去附二医开证明,结果附二医说他们有文件说医生不得给患者开相关证明,打电话给12345也不告诉我怎么办,所以到底要我怎么办呢要强制大家打疫苗,难道所有人都是健康体质都是可以打的吗???

A causa de mi enfermedad, no puedo recibir la vacuna, pero la organización en la que hago prácticas me exigió pruebas médicas. Fui a dos centros de vacunación, que me enviaron al hospital. El médico del hospital me dijo que les habían ordenado no proporcionar pruebas médicas a los pacientes. Llamé a las líneas COVID, y no me dieron ninguna solución. ¿Qué puedo hacer? ¡No todo el mundo está en condiciones de recibir las vacunas!

También en Weibo, el usuario @sheng-bu-hui-chuan señaló que las medidas infringen la privacidad de los ciudadanos:

不能打疫苗的人一点隐私都没有了,去个公共场所就得跟人说明“我八十了”“我打hpv了”“我备孕着呢”“我有基础病”,谁想出的这个破点子,脑袋里面进屎了吗

Los que no pueden recibir vacunas no tienen ninguna privacidad. Cuando entran en lugares públicos tienen que explicar «tengo más de 80 años», «acabo de vacunarme contra el VPH», «estoy embarazada», «tengo tal o cual enfermedad». ¿A quién se le ha ocurrido una idea tan espantosa? ¿Qué tiene en el cerebro?

A algunos les preocupa que puedan aplicarse tácticas similares en otras áreas políticas en el futuro, como dice Zhi-tien-shou-wan-zhe:

通过限制出行、入学以及停薪停职这些损招来达到目的,长远地看,就怕有了第一次之后,也会有第N次。你说今后他们要是肆无忌惮地在别的领域依样画瓢、如法炮制,迫使咱们顺从,那日子能好过到哪里?因此,我觉得吧,无论咱们是否已接种,都应该坚决地抗yì这种野蛮的一刀切。

Una vez que consigan alcanzar un objetivo político por medio de la restricción de movimientos —privar del derecho a la educación, suspender de empleo y sueldo—, podrían repetir en el futuro tácticas similares hasta la saciedad. Si aplican los mismos medios a otras áreas políticas para obligarnos a obedecer, ¿qué será de nuestras vidas? Estemos o no vacunados, deberíamos resistir esta brutal política con la que nada ganamos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.