Miles de australianos varados están furiosos por aumento de restricciones en la frontera

Sala de partida del aeropuerto de Sídney. Foto de Jnpet, Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0).

El Gobierno federal australiano aumentó las restricciones de frontera. Incluso en medio de fuertes restricciones por el COVID, los australianos que viven fuera podían salir de Australia y regresar. El aumento de las restricciones evitará que los australianos que viven fuera de Australia puedan salir del país, en caso que regresen. Es un intento de detener el regreso de los australianos que viven fuera y que usen los limitaos espacios para cuarentena disponibles para los viajeros.  Las nuevas medidas se anunciaron el 1 de agosto y entraron en vigencia el 11 de agosto.

Desde que empezó el brote de COVID-19, Australia ha implementado algunos de los cierres de frontera más estrictos del mundo. La prohibición de viajes internacionales empezó en marzo de 2020 e implica que ciudadanos, residentes permanentes y hasta personas con doble nacionalidad no pueden salir del país sin una exoneración emitida por el Gobierno.

Sin embargo, las recientes restricciones han avivado el fastidio de cerca de 35 000 australianos varados en el exterior que quieren regresar a casa. Desde marzo de 2020, numerosas y diversas publicaciones en los medios han destacado las penurias de desesperados Australianos varados en el extranjero, incapaces de regresar a casa. Severos límites a las llegadas, costosos vuelos de regreso y largas listas de espera están entre las razones por las que es imposible el regreso.  

Muchos de estos ciudadanos critican la dura postura del Gobierno como una infracción a sus derechos humanos básicos. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece que «toda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio». Pese a esto, el Gobierno australiano no ha cedido en su controvertida posición sobre las fronteras.

Las plataformas de medios sociales se han convertido en el lugar en que los australianos expresaran sus frustraciones, y etiquetas como #StrandedAussies [australianos varados]  fueron tendencia a comienzos de agosto. Nuevas cuentas, como @safelyreuniteaustralia y @aussieswithsigns, dan espacio para que la gene se reúna y cuente sus historias. Australianos frustrados también han usado videos de Tiktok para dar su opinión a una audiencia mayor.

Mi prometido y yo hemos estado viviendo acá cinco años. Ya son más de dos años que no vemos a nuestra familia. Los abuelos de ambos han fallecido, no pudimos ir a los funerales. Mi abuela tiene demencia. Mi mamá se acaba de recuperar de cáncer de vejiga, y hemos sufrido un aborto espontáneo recientemente, además de problemas de fertilidad. Todo lo que queremos es ver a nuestra familia, para que nos apoyen. Nos sentimos atrapados en esta pesadilla. Nunca pensamos, cuando migramos a Australia, que no nos permitirían ver a nuestra familia.

Muchos se quejan de que no pueden visitar a parientes enfermos o moribundos por las restricciones:

Esta es mi mamá hace cinco años con mi primer hijo. Ahora está en la última etapa de Alzheimer después de un rápido deterioro. Pero el sistema de cuarentena del primer ministro Scott Morrison significa que no la he podido ver desde que empezó la pandemia.

Otros simplemente están asustados por la perspectiva de seguir los cierres de frontera sin final claro a la vista:

¿Mis mayores temores?
– Colapso ambiental.
– Que mis parientes mueran antes de que pueda regresar a casa.
– Morir sola en tierra extranjera.

A muchos les molestó que el Gobierno haya permitido que celebridades y atletas hayan entrado al país, mientras personas comunes y corrientes están varadas:

En algún punto debemos preguntarnos: si a niños australianos (🇦🇺) que duermen en el suelo de aeropuertos, familias que viven en caravanas sin caridad, personas a quienes les quedan meses por vivir no las dejan tomar vuelos, mientras a Zac Efron lo reubican en Byron por moda, ¿en qué nos hemos convertido?👇🏻

No estoy seguro de que los australianos varados sintamos mucha unidad ni compañerismo pues nos han abandonado. Siete vuelos cancelados, trato de abrazar por última vez a mi mama, enferma terminal, pero en mi propio país prefieren dejar entrar a celebridades y deportistas famosos.

Nunca sentí menos eso de “juntos en esto”.

Otro mencionan directamente a políticos australianos, ruegan un cambio.

La Commonwealth se mueve para dejar sin efecto la prohibición de salir de Australia y exonerar automáticamente a quienes viven en el extranjero.

Es decir, si se reside en el extranjero y se visita a la familia / Australia, ahora deberá que solicitar permiso para salir y cumplir los criterios de exención.

El ministro de Salud, Greg Hunt, ha eliminado un vacío en el estricto cierre de las fronteras internacionales de Australia, modificó ayer un instrumento legislativo clave para dificultar aún más la salida del país de algunas personas.
——————-
Increíble, el ministro de Salud, Greg Hunt ha decidido redoblar la fortaleza que es Australia por la prohibición de viajes con el pretexto de apoyar a los australianos varados, ¡que no estarían en esta posición si hubieran tenido una política efectiva!

¡¡¡No somos «viajeros» ni vacacionantes!!!

Datos recientes han revelado que más de 50 australianos que vivían en el extranjero han muerto de COVID-19 desde que la pandemia empezó. Entre los muertos había varios registrados en el Departamento de Asuntos Extranjeros que buscaban volver a casa, lo que generó más indignación entre la comunidad en línea de ciudadanos en el extranjero.

Los duros controles fronterizos de Australia generaron que, en marzo de 2021, dos ciudadanos presentaran una petición a Naciones Unidas contra el Gobierno por el derecho de regresar a casa. Afirman que la prohibición de viaje atenta contra sus derechos humanos básicos.

El ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, explicó que la razón del Gobierno para los recientes cambios en la frontera: “La reforma reducirá la presión en la capacidad de cuarentena de Australia, reducirá los riesgos que el COVID- 19 plantea a la población australiana, y ayuda a que los australianos vulnerables vuelvan a casa”.

Para los miles de australianos que aún intentan regresar a casa, las regulaciones de agosto no se flexibilizarán pronto.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.