Campaña digital en Bangladesh cobra impulso, mujeres opinan sobre la misoginia

A Rajshahi University student signs a pledge prevent violence against women in Dhaka, Bangladesh. Image by UN Women via Flickr. CC BY-NC-ND

Estudiante de la Universidad de Rajshahi firma un compromiso para evitar la violencia contra la mujer, Daca, Bangladesh. Imagen de UN Women vía Flickr, 2018 (CC BY-NC-ND).

Los juicios de los medios y los reportajes no éticos son comunes en diversos países del sur de Asia. En los últimos meses, después del arresto de algunas actrices y celebridades, diversos medios bangladesíes recurrieron a debatir sus vidas sociales en un desagradable juicio de medios. Los medios televisivos, impresos y sociales competían entre sí para dar a las sociedades patriarcales de Bangladesh el insinuante prefijo «raater rani» (prostituta) al hablar de estas mujeres como si estuvieran «nosto» (manchadas) y su ocupación principal fuera actuar como objeto de placer para los hombres. Meye Network, red de bases feminista en línea de Bangladesh, ha iniciado una innovadora campaña en Facebook para protestar contra los juicios de los medios y vigilancia moral, y el uso de lenguaje machista en los medios y la sociedad.

Meye Network quiere llamar la atención al hecho de que, cuando se acusa de algo a una mujer, el lenguaje que surge para hablar de ella es una manifestación de la misoginia inherente en una sociedad patriarcal. Los medios las catalogan como «putas», «perras», «reinas de la noche» para insinuar que su carácter es malo porque no actúa según las expectativas patriarcales de comportamiento, que la deben hacer culpable. Esto sirve para mantener a las mujeres que no cometen estos «pecados» a raya porque no quiere que le lancen esos insultos, y por lo tanto, permanece dentro de las limitaciones en que la sociedad la coloca. Sin embargo, a un hombre nunca se le somete a esos insultos cuando se sospecha que ha hecho algo.

Las mujeres y niñas de Bangladesh están sometidas a creciente violencia doméstica y justicia tardía y la cultura de misoginia y de masculinidad tóxica complica más la vida de las mujeres profesionales y que aspiran a entrar en la fuerza laboral.

Campaña de ‘raater rani’

Flower of Epiphyllum oxypetalum (queen of the night). Image via Flickr by MAK, Wing Kuen. CC BY-SA 3.0.

Flor de epiphyllum oxypetalum (reina de la noche). Imagen vía Flickr de MAK, Wing Kuen (CC BY-SA 3.0).

‘Raater rani’ (রাতের রানী en bengalí) se refiere a la flor de una especie del cactus «reina de la noche» (epiphyllum oxypetalum) que usualmente florece una vez al año durante la noche y languidece al amanecer. Sin embargo, por la desenfrenada violación de la ética de los medios en Bangladesh al informar sobre mujeres famosas, la palabra se ha vuelto sinónimo de prostituta.

El 13 de agosto de 2021, Meye Network, organización de bases feminista en línea de Bangladesh, organizó una reunión virtual como plataforma para contar reclamos ocultos que las mujeres se guardan, y debatir la situación en curso sobre el arresto arbitrario de actrices y modelos bangladesíes y el juicio de los medios.

Uno de los casos más sonados fue el de la actriz Pori Moni, arrestada en su casa de Banani el 4 de agosto de 2021, por presunta posesión sin licencia de botellas de licor, píldoras de yaba (una metanfetamina) y lotes de LSD. La noticia llegó a las primeras planas de diarios nacionales durante esa semana en lenguaje problemático que incitó debates en plataformas de media sociales sobre vigilancia moral y el trato misógino a las mujeres.

Trishia Nashtaran, fundadora y organizadora de Meye Network, creó un perfil de Facebook para llamar la atención a las historias de mujeres, contadas por mujeres por medio de campañas digitales. El 14 de agosto, un retrato para fotos de perfil de Facebook con la calificación «Raater Rani» se dio a conocer en su página de Facebook. Tenía dos etiquetas, #raater_rani y #রাতেররানী, que permitirían que el movimiento destaque y se difunda ampliamente.

Como ocurrió con el movimiento #MeToo, iniciado por la activista estadounidense Tarana Burke, mujeres bangladesíes de toda edad han contado sus historias de haber crecido rodeadas de techos y cercas de ser mujer en una sociedad conservadora. No era difícil encontrar publicaciones que describían sus encuentros con acoso sexual en sus muchas formas.

Nashtaran también contó su sentir en una publicación. Describe un incidente de sus días de universitaria, y explica a sus lectores cómo la vigilancia moral y los prejuicios contra las mujeres está presente en casi todos los aspectos de sus vidas.

Here is an excerpt from the story:

আমি চাই এই পৃথিবী নারীকে দোষেগুণে মানুষ হিসেবে গ্রহণ করুক, তার প্রতি সংবেদনশীল হোক। আমি চাই নারীরা নির্ভয়ে বাইরে যাক, দিনেরাতে যখন খুশি যেখানে খুশি যেতে পারুক, ভুল করতে পারুক, নিজের শর্তে বাঁচতে পারুক। তার জন্য যদি নারীকে ‘রাতের রানী’ বলে অপমান করা হয়, তাহলে আমিও রাতের রানী।

Nunca fui una «reina de la noche» de niña en Daca. Yo era una «buena chica» tranquila, educada e ideal. Mis padres fueron extremadamente protectores. Querían salvarme de toda agresión y hacerme crecer. El beneficio es que la experiencia del acoso sexual no la tuve en la niñez.
[…]
Quiero que el mundo acepte a las mujeres como seres humanos, que sean sensible con ella. Quiero que las mujeres salgan sin sentir temor, que vayan a donde quieran de día y de noche, que se equivoquen, que vivan en sus propios términos. Si insultan a una mujer con el término «raater rani» (reina de la noche), entonces también soy «raater rani.»

Shila Rafia, integrnte de la red, comentó en la publicación de Nashtaran:

আমাদের দেশের (মেয়েদের) রাতের লাইফ মানে মানুষ শুধু অনৈতিক কাজই বোঝে৷ এইটা একদম অস্থি মজ্জায় ঢুকে গিয়েছে সবার।

En nuestro país, que las mujeres salgan de noche es sinónimo de hacer actos inmorales. ¡Esta noción ha invadido a todos hasta la médula!

En la primera semana de la campaña, se registró que más de 1100 personas usaron el retrato de «Raater Rani».

La educadora feminista Nafisa Tanzim Nipun escribió:

An excerpt:

আমাদের “ভালো মেয়ে” হয়ে থাকার দিন শেষ। আমরা সবাই রাতের রানী হবো। ঘর থেকে বের হবো। পাবলিক স্পেস আমরা ক্লেইম করবো। তবে পাবলিক স্পেস ক্লেইম করার দায়ভার শুধু আমাদের মেয়েদের একার না। পরিবার, মিডিয়া, ধর্ম, সরকার, রাষ্ট্রযন্ত্রকে এগিয়ে আসতে হবে। কলুষিত সিস্টেমগুলোকে ভেঙে নতুন করে ঢেলে সাজাতে হবে। #raater_rani #রাতেররানী

Los días de ser ‘chicas buenas’ se acabaron. Todas seremos «reina de la noche». Saldré de casa (sin temor). Reclamaremos los espacios públicos. Sin embargo, las mujeres y las niñas no son las únicas responsables de reclamar espacios públicos. Nuestras familias, medios, instituciones religiosas, Gobierno y todo el aparato estatal deben avanzar. Se deben desmontar y reconstruir los sistemas corruptos
#raater_rani
#raaterrani

Uso repetido de lenguaje machista y juicio de los medios

En dos casos separados pero similares, las modelos Faria Mahabub Priasha y Mou Akter fueron arrestadas por acusaciones relacionadas con narcóticos presentadas en las estaciones policiales de Gulshan y Mohammadpur. El comisionado de policía a cargo de los arrestos informó a los medios que a las modelos las encontraron con alcohol, drogas y shisha, y que se supo que habían tomado fotos «objetables» de ellas con invitados, que se usaron para chantajes.

Un video personal de Pori Moni y un detective de policía se filtró y se hizo viral, y el policía fue reprendido tras enfrentar el juicio de los medios.

La reconocida antropóloga, escritora y activista bangladesí Rahnuma Ahmed resalta el marcado lenguaje sexista y despectivo con que un policía se refirió a las modelos Priyasha y Mou cuando habló de su arresto.

Policía de grado superior usa lenguaje sexista «raater rani» (damas de la noche) al encuadrar acusaciones contra dos modelos acusadas de persuadir y chantajear a muchachos ricos.

Muchos activistas y miembros de la sociedad civil protestaron por el arresto y deploraron la reseña negativa en los medios y la sociedad. La líder estudiantil Lucky Akter tuiteó:

¡Esta es una violación absoluta de derechos humanos! Queremos justicia para Porimoni. ¡Queremos fianza inmediata para Porimoni!
📸Zahidul Islam/protesta desde Shahbag.

En entrevista con Voice of America, Nashtaran mencionó que en las conservadoras sociedades de Bangladesh, la manera más fácil de humillar a una mujer es atacar su carácter personal y vida sexual. Esa vigilancia moral no solamente viola los derechos y la dignidad de las mujeres como seres humanos, y también les hace vivir llenas de luchas e impedimentos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.