De vacunas a doxeo: El poder de Nicki Minaj en redes sociales

Nicki Minaj interpreta un popurrí de ‘Majesty’, ‘Barbie Dreams’, ‘Ganja Burn’ y ‘FeFe’ en los Video Music Awards 2018 en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 21 de agosto de 2018. Captura de pantalla de MTV International en Wikimedia Commons (CC BY 3.0).

Un giro inesperado tuvo la controversia sobre la vacuna de Nicki Minaj, que apareció en los medios internacionales y a la que han respondido personas como el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, el primer ministro británico Boris Johnson y el ministro de Salud de Trinidad y Tobago Terrence Deyalsingh.

La reportera local Sharlene Rampersad se puso en contacto con los familiares de Minaj que viven en Trinidad para que le concedieran una entrevista, solicitud que supuestamente fue rechazada. El 17 de septiembre, después de supuestamente4 Minaj recurrió a su cuenta de Instagram para difundir el número de teléfono de Rampersad –irónica elección de plataforma, teniendo en cuenta que recientemente afirmó que «no es tan fácil [para los trinitarios] entrar a Instagram». En cuestión de minutos, tras el acoso que de «The Barbz», como se llama a la base de fans de Minaj, la periodista tuvo que rechazar cientos de llamadas telefónicas.

CNN, estás a punto de conocer lo protectores que son las Barbz hacia Nicki Minaj y su familia, no están preparados.

Las publicaciones en cuestión parecen haber sido eliminadas, pero los usuarios de redes sociales locales no perdieron tiempo en denunciar las historias de Minaj en Instagram, e instar a la reportera, aunque sea cómicamente, a buscar una compensación legal. Mientras tanto, Rampersad eliminó su cuenta de Twitter.

Lo que parece haber provocado a Minaj fue cómo operó la periodista. La plataforma de noticias regional Loop informó que Rampersad pidió a la familia de Minaj una entrevista por mensaje de texto. Se informó que Rampersad dijo que la cadena de noticias por cable (CNN) estaba en Trinidad siguiendo la historia –afirmación que Global Voices no ha podido verificar– y que revelaría la información personal de la familia si conseguía una entrevista. Dijo que ella no lo haría..

Minaj supuestamente publicó capturas de pantalla de esta correspondencia en su cuenta de Instagram, y llamó a la reportera «una sucia zorra»; Rampersad respondió que llevaría a Minaj a los tribunales.

Nicki Minaj dice que su familia en Trinidad ha sido acosada y amenazada por periodistas

El doxeo, o divulgación de información personal, como números de teléfono y direcciones, por lo general en línea, está tipificado como delito en el proyecto de ley sobre ciberdelincuencia de Trinidad y Tobago, ya que «puede provocar daños físicos reales» y perjuicios irreparables a la reputación y los medios de vida de las víctimas. En Estados Unidos, donde vive Minaj, la legislación federal contra el doxeo parece aplicarse solo a determinadas categorías de personas.

Guardian Media, medio donde trabaja Rampersad, emitió rápidamente un comunicado, que la página local de Facebook Newsauce consideró «bastante débil»:

Sharlene Rampersad was following up on a legit story, and shouldn't have to face attacks…but blackmailing a potential source is poor form.

Sharlene Rampersad estaba siguiendo una historia legítima, y no debería tener que enfrentar ataques… pero chantajear a una fuente potencial es una mala forma.

El comunicado de la empresa no se refirió a las tácticas de los periodistas, como señaló este tuit:

¿También denuncian la amenaza de doxeo a ciudadanos particulares, a sus novias y a cualquier otra persona que conozcan de tu reportero? Parece que Nicky Minaj tiene los recibos que demuestran que tu reportero hizo eso

Aaron Williams, editor de hip-hop del sitio web de cultura popular Uproxx, opinó:

[This] reporter crosses a line by intimating that a competing outlet, CNN, is also pursuing an interview. The texter suggests that CNN would reveal personal information about the cousin — something against the journalistic integrity policy of any legitimate news outlet — and assuring that the Guardian would not. Aside from being the dirtiest of dirty pool, this sort of thing isn’t common practice at most outlets and is actually against the law in many jurisdictions. […]

While Nicki certainly has a right to be upset at the unsolicited contact, there’s 1. no proof that the texter actually is this person, and 2. absolutely no call to violate a person’s privacy to her 157 million Instagram followers, many of whom have previously shown a penchant for cyberbullying people […] However, if the person who reached out to her relations really is the named reporter, then shame on her as well for violating so many tenets of journalistic integrity in the pursuit of a quote. She should, however, be reprimanded by her employer, not terrorized by online vigilantes at the behest of an angry musician — especially not one distracting from the serious work being done to combat the spread of a deadly pandemic.

[Este] reportero cruza la línea cuando insinúa que un medio de la competencia, la CNN, también está buscando una entrevista. El remitente sugiere que la CNN revelaría información personal del primo –algo que va en contra de la política de integridad periodística de cualquier medio legítimo– y asegura que The Guardian no la revelaría. Aparte de ser el más sucio de los pozos, estas cosas no son práctica habitual en la mayoría de los medios, y va en contra de la ley en muchas jurisdicciones. […]

Aunque Nicki tiene derecho a molestarse por el contacto no solicitado, 1. no hay pruebas de que el remitente de los mensajes de texto sea realmente esta persona, y 2. no hay absolutamente ningún llamado a violar la privacidad de alguien a sus 157 millones de seguidores de Instagram, muchos de los cuales han mostrado previamente una inclinación por el ciberacoso […] Sin embargo, si la persona que se contactó con sus relaciones es realmente la reportera nombrada, entonces qué vergüenza para ella también por violar tantos principios de integridad periodística en la búsqueda de una cita. Sin embargo, debería reprenderla su empleador, no aterrorizarla vigilantes en línea a instancias de un músico enfadado, especialmente uno que distrae del serio trabajo que se está realizando para combatir la propagación de una pandemia mortal.

Global Voices se contactó por teléfono con la doctora Sheila Rampersad, presidenta saliente de la Asociación de Medios de Trinidad y Tobago (MATT), que calificó la declaración de Guardian Media de «intervención bienvenida»:

Nicki Minaj’s celebrity gangsterism towards […] Sharlene Rampersad, is textbook cyberbullying and intimidation of a free press in a young democracy. While Ms Minaj may be justified in calling for scrutiny of the journalist’s methods—that is, stoking the fears of an ordinary citizen caught, through no action of his own, in the maelstrom of an international story—the rapper’s doxxing and cussing are extreme reactions that should concern those closest to her.

Sensational as this story may be, it is but a global amplification of the relentless intimidation of [Trinidad and Tobago] journalists that has become routine. There is hardly a journalist or newsroom in T&T that has not been the subject of profuse cyberbullying, physical assault, ridicule, mockery, threats, police action, intimidation or trolling. The silence of institutions and the public has fuelled this danger, despite calls from MATT since 2015 for increased protection of journalists.

El gansterismo de Nicki Minaj hacia […] Sharlene Rampersad, es un ciberacoso de manual y una intimidación a la prensa libre en una joven democracia. Si bien se puede justificar que la señorita Minaj pida que se examinen los métodos de la periodista –es decir, avivar los temores de un ciudadano común atrapado, sin acción propia, en la vorágine de una noticia internacional–, el doxeo y los insultos de la rapera son reacciones extremas que deberían preocupar a sus allegados.

Por muy sensacionalista que sea esta historia, no es más que una amplificación global de la implacable intimidación de los periodistas [de Trinidad y Tobago] que se ha convertido en rutina. Casi no hay periodista o sala de prensa en Trinidad y Tobago que no haya sido objeto de un severo acoso cibernético, de agresiones físicas, de burlas, de amenazas, de acciones policiales, de intimidaciones o de troleo. El silencio de las instituciones y del público ha alimentado este peligro, a pesar de los llamamientos de MATT desde 2015 para aumentar la protección de los periodistas.

Sin embargo, en declaración enviada vía WhatsApp, la doctora Ramperasd también sugirió que más allá de la superficie de la pelea en las redes sociales hay un problema más profundo:

If one good can be realised from Ms Minaj’s meltdown, it is the international focus created by the rapper on questions about control of information, restrictions on free speech, and scrutiny of the mainstream media’s coverage of the Covid-19 pandemic.

Ms Minaj’s original post resonates with anxieties of people around world who feel they are not being told the whole story about either virus or vaccine and who see the media as complicit in manipulating information. Public distrust is answered by mandates and other impositions, further alienating populations and generating greater distrust. The contribution of Independent Senator Anthony Viera in the Senate last Friday on Ivermectin makes the point in his question: ‘Why is information being distorted, suppressed and dismissed?’

This ugly episode touches many important issues in contemporary journalism, among them the role of journalists themselves in serving the public with diverse facts and perspectives.

Si hay algo bueno que se puede obtener de la crisis de Minaj, es el enfoque internacional creado por la rapera sobre las cuestiones de control de la información, restricciones a la libertad de expresión y escrutinio de la cobertura de la pandemia de COVID-19 por parte de los medios.

La publicación original de Minaj resuena con las inquietudes de personas de todo el mundo que sienten que no se les está contando toda la historia sobre el virus o la vacuna y que ven a los medios como cómplices en la manipulación de la información. La desconfianza de la población se responde con mandatos y otras imposiciones, lo que aleja aún más a la población y genera mayor desconfianza. La intervención del senador independiente Anthony Viera en el Senado, el pasado viernes [17 de septiembre], sobre la ivermectina, pone de manifiesto la cuestión en su pregunta: «¿Por qué se distorsiona, se suprime y se descarta la información?».

Este feo episodio toca muchas cuestiones importantes del periodismo contemporáneo, como el papel de los propios periodistas al servir al público con hechos y perspectivas diversas.

Sin embargo, a pesar de la cuestionable táctica del periodista, la mayoría de los cibernautas de Trinidad y Tobago están de acuerdo con el dicho de que «dos errores no hacen un acierto»:

Nicki Minaj, mira por qué a la mayoría de la población nunca le gustó tu cabeza. ¿Cómo pasas de reclamar siempre convenientemente un país como tu casa a hacernos un espectáculo público (sin disculparte) para ahora doxear y ridiculizar a una mujer (las que decías que teníamos que proteger hace unos días)?

Sin embargo, los partidarios de Minaj siguieron siendo francos:

Buenas noches. Esta cuenta apoya que Nicki Minaj haya doxeado nuevos reporteros que están acosando y amenazando a su familia.

Desgraciadamente tendré que emprender acciones legales ya que me han amenazado y doxeado gente como Nicki Minaj por su incapacidad de comprender correctamente.
—————-
1. Nicki no te amenazó. 2. El doxeo no es ilegal. literalmente le dijiste a Nicki que ibas a encontrar a su familia y tratar de acosarla para una entrevista.

Desgraciadamente tendré que emprender acciones legales ya que me han amenazado y doxeado gente como Nicki Minaj por su incapacidad de comprender correctamente.
—————-
1. Buena suerte con eso. 😹 Seguro que el juez será muy comprensivo con un periodista que intentó usar la coacción con un ciudadano. Literalmente, le dijiste a su familia que CNN les iba a hacer un doxeo completo a ellos y que, por lo tanto, debían darte la información «de buena gana».

1. 18683259542 Sharlene, perra, contesta el teléofno
2. Sharlene Rampersad, PERRA, TUS DÍAS ESTÁN CONTADOS, SUCIA PERRA.
3. mnezar a mi familia no te ba a ova a sair bien. 😉
4. Están obligando a mi familia a esconderse. Parece que eso pasa cuando hablas claro. A millones de pobres los tratan así personas que creen que son «los buenos». Esto es incuestionable.
————-
Van tras Nicki Minaj por decir la verdad, ella devuelve el golpe directamente, doxea a los medios.
🔥

Sin embargo, un usuario de Twitter no pudo evitar la incongruencia de todo el asunto:

El doxeo de Nicki Minaj a una reportera de Trinidad porque dice que los medios están causando que su familia tenga que esconderse es risible. Te demandan por acosar, intimidar y sobornar a la víctima de violación de tu marido y provoca que ELLA tenga que esconderse. La ironía del asunto.

Mientras tanto, la guerra de las redes sociales continúa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.