Disminuye libertad en internet a nivel global, según nuevo informe

Captura de pantalla del mapa de Libertad en Internet de Freedom House.

El 21 de septiembre, Freedom House, supervisor de los derechos humanos, publicó la nueva edición de su informe Freedom on the Net (Libertad en la Red). El informe concluye que «la libertad en internet disminuyó globalmente por undécimo año consecutivo». El informe evalúa la situación de los derechos humanos en espacios virtuales en 70 países. ¿A qué conclusiones llegó el informe con respecto a Turquía, Georgia, Armenia y Azerbaiyán? Lo detallaremos a continuación.

Impulso global para controlar las grandes empresas tecnológicas
En la agresiva batalla entre Estados y empresas tecnológicas, los derechos de los usuarios de internet son la principal pérdida
.
—————–
Aquí está➡️ el informe sobre Libertad en la Red 2021: El esfuerzo por controlar las grandes empresas tecnológicas.

La libertad en internet disminuyó por undécimo año consecutivo.

Un🧵con las conclusiones más importantes

Georgia: libre

El nuevo informe concluye que, aunque el país del sur del Cáucaso mostró una mejora en la libertad en internet, la desinformación sigue siendo un problema. Georgia recibió una puntuación de 77 sobre 100, que lo clasifica como «libre».

Internet freedom improved in Georgia, due to no reported arrests linked to people’s online activity. However, several challenges related to the number of cyberattacks and domestic content manipulation were observed during the coverage period.

En Georgia, la libertad en internet mejoró ya que no se reportaron arrestos relacionados a la actividad en línea de sus ciudadanos. Sin embargo, durante el período de cobertura se observaron numerosos problemas relacionados a la cantidad de ciberataques y a la manipulación de contenido doméstico.

Armenia: libre

El informe de 2021 clasificó a Armenia como «libre». El país recibió una puntuación general de 71 sobre 100, a pesar de las restricciones al flujo de información impuesto por el Gobierno durante el conflicto armado con Azerbaiyán de 2020.

The implementation of martial law in late September 2020 placed broad restrictions on the media’s ability to report on the fighting, including by banning speech deemed to endanger national security, permitting authorities to demand content removal, and mandating fines for noncompliance. A number of Turkish and Azerbaijani websites with .az and .tr domains were inaccessible for several weeks. Users also reported problems accessing TikTok. Prominent news sites also faced technical attacks, including distributed denial-of-service (DDoS) attacks, leaving many of them temporarily inaccessible during the conflict.

La implementación de la ley marcial a fines de septiembre de 2020 restringió ampliamente la capacidad de los medios de informar sobre el conflicto, incluso con prohibiciones de discursos considerados una amenaza a la seguridad nacional. Esto permitió que las autoridades ordenaran la eliminación de contenido y dictaran multas por incumplimiento. Muchos sitios web turcos y azerbaiyanos con dominios .az y .tr estuvieron inaccesibles por varias semanas. Los usuarios también informaron problemas para acceder a TikTok. Destacados sitios web también enfrentaron ataques técnicos, que incluyeron ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS), lo que impidió el acceso a muchos usuarios durante el conflicto.

Azerbaiyán: no libre

Por tercer año, Azerbaiyán fue clasificado como «no libre» en el informe mundial. En 2020, el Gobierno restringió el acceso a internet por 44 días, mientras Azerbaiyán disputaba con Armenia la provincia de Nagorno Karabaj.

El país también utilizó tecnología de vigilancia intrusiva contra los ciudadanos, como Pegasus, producida por la compañía israelí de cibervigilancia Grupo NSO. El informe destaca cómo el proveedor de red de internet troncal Delta Telecom trabajó con Sandvine, compañía de Canadá, para instalar tecnología de inspección profunda de paquetes con el fin de obstruir las transmisiones en vivo en YouTube, Facebook e Instagram. Azerbaiyán ha estado implementando tecnologías de inspección profunda de paquetes desde 2009, al menos, según un informe conjunto publicado a principios de septiembre por la Alianza Internacional por los Derechos Humanos y Vigilancia de Internet de Azerbaiyán.

Turquía: no libre

Turquía fue clasificado como «no libre», con una puntuación de 34 sobre 100, por tercer año, debido a la disminución general de libertad en internet.

Internet freedom continued to decline for a third year in a row in Turkey. During the coverage period, hundreds of websites were blocked, in some instances under a new social media law. Online content deemed critical of the ruling Justice and Development Party (AKP) or President Recep Tayyip Erdoğan was removed from websites and social media platforms, and online activists, journalists, and social media users were harassed both physically and online for their social media posts. Authorities arrested users of the online platform Clubhouse in response to student-led resistance at Boğaziçi University, targeted LGBT+ activists online, and arrested a prominent opposition party official for allegedly insulting the president. Criminal cases were carried out against those who posted undesirable commentary on social media, and the threat of online surveillance, harassment, and criminal penalties has contributed to the growing practice of self-censorship among internet users in Turkey. The proliferation of restrictive laws has further formalized censorship in the country.

En Turquía, la libertad de expresión en internet continuó en descenso por tercer año consecutivo. Durante el período de cobertura, cientos de sitios web fueron bloqueados, en algunos casos bajo una nueva ley de redes sociales. Se eliminó de los sitios web y de las plataformas sociales el contenido que se consideraba que criticaba al partido gobernante, Partido Justicia y Desarrollo (AKP), o al presidente Recep Tayyip Erdoğan. Además, se atacó tanto física como virtualmente a activistas en línea, periodistas y usuarios de las redes sociales por sus publicaciones en medios sociales. Las autoridades arrestaron a usuarios de la plataforma en línea Clubhouse en respuesta a la resistencia liderada por estudiantes en la Universidad del Bósforo, persiguieron a activistas LGBT+ en línea, y arrestaron a un destacado  funcionario del partido opositor presuntamente por haber insultado al presidente. Se abrieron causas penales contra quienes publicaran comentarios indeseables en las redes sociales, mientras que la amenaza de la vigilancia en línea, el hostigamiento y las penas criminales contribuyen a una creciente autocensura entre los usuarios de redes sociales en Turquía. La proliferación de leyes restrictivas ha formalizado aún más la censura en el país.

Al hablar con Bianet, autor del informe, el Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios dijo: «La creación o aumento de impuestos, las restricciones al acceso, la eliminación de noticias, la capacidad de cerrar el acceso a plataformas enteras y, principalmente, la detención o arresto de personas que ejercen su libertad de expresión por sus críticas en internet, además de algunas condenas, demuestran que hay un largo camino por recorrer en cuanto a la libertad en internet en Turquía».

Las clasificaciones y puntuaciones de la libertad en la red están basadas en un conjunto de 21 preguntas, a su vez divididas en casi cien subpreguntas en total. El informe está dividido en tres categorías: obstáculos al acceso, restricciones de contenido y violaciones contra los derechos de los usuarios.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.