Polémico pastor jamaicano muere en accidente de tráfico cuando iba a ser acusado por las muertes de la «secta»

Kevin Smith, líder del ministerio Pathways International Kingdom Restoration en Jamaica, donde dos congregantes fueron asesinados el 17 de octubre. Smith murió en un accidente de auto cuando iba a ser acusado de las muertes. Captura de pantalla extraída del video de YouTube «Perfil del presunto líder de la secta doctor Kevin O. Smith», a través del canal RahTid TV.

Las muertes en carretera son frecuentes en Jamaica, pero el accidente de auto ocurrido la mañana del 25 de octubre en la circunvalación de Linstead, carretera principal muy transitada de la parroquia de Santa Catalina, no fue una colisión ordinaria. Los ocupantes del auto de Policía sin distintivos, que seguía a un vehículo de servicio policial con la sirena a todo volumen, eran tres policías y el sospechoso Kevin Smith, líder de una iglesia de culto en Montego Bay, en la costa norte de la isla. A Smith lo estaban trasladando a la capital, donde se iban a presentar cargos en su contra por un ataque a dos de sus seguidores, que murieron tras ser degollados por otros congregantes como «sacrificio humano».

Otro sospechoso, Andre Ruddock, iba en el auto de policía de delante, que dio marcha atrás cuando se produjo el choque. Ruddock ha sido acusado de asesinato y de lesiones intencionales. La Policía pronto confirmó que Smith murió en la colisión, junto con un joven policía que iba sentado atrás con él. Los dos agentes que iban delante resultaron heridos de gravedad y quedaron hospitalizados. Aunque hubo varios testigos presenciales, los detalles exactos del choque siguen sin estar claros.

La Directora de la Fiscalía, Paula Llewellyn, confirmó que a Smith y sus coacusados los estaban trasladando a Kingston porque no hubieran tenido un juicio justo en Montego Bay.

Fue un final sensacional para una saga escabrosa, casi increíble, que llevaba poco más de una semana en los titulares, con los usuarios de redes sociales jamaicanas en vilo mientras se desarrollaba la historia. El incidente que condujo a las detenciones ocurrió la noche del 17 de octubre. La Policía de Montego Bay fue convocada a una propiedad de Pathways International Kingdom Restoration Ministries, después de que un hombre y una mujer murieron por un ataque con cuchillo, pero algunos sospechan que el origen estuvo vinculado a Smith, la autodenominada «excelencia» del conjunto, al referirse a la vacuna COVID-19 como la «marca de la bestia».

En Twitter, un usuario estableció una correlación entre la obediencia ciega de sus seguidores y el problema mayor de las dudas de los jamaicanos sobre las vacunas. Smith, que es antivacunas, había dicho a los congregantes que solo los de «sangre pura» –es decir, los seguidores no vacunados– podrían entrar en el «arca», lo que supuestamente provocó los asesinatos que siguieron:

El malvado pastor de la secta Kevin Smith que no conoce la diferencia entre «archivo» y «FOIL». Hace sacrificios humanos y mira su estilo de vida lujoso. ¿Cuando los jamaicanos se volvieron tan crédulos? ¿Para creerle a este demonio satánico, pero no a los científicos capacitados? Entonces nosotros en 🇯🇲 tontos, tontso?

La congregante vacunada que llamó a la Policía resultó herida. A su llegada, a los policías los habría atacado un miembro de Pathways, a quien mataron a tiros. Detuvieron a otras 42 personas, en su mayoría mujeres -incluida una mujer policía-, para interrogarlas, mientras que los 14 niños presentes quedaron a disposición del Estado.

A la mañana siguiente, el ministro de Seguridad Nacional, Horace Chang, que también es representante parlamentario de la zona, visitó el lugar de los hechos con el comisario Antony Anderson. Pronto empezaron a circular otros videos en YouTube, incluidos relatos de primera mano y revelaciones de miembros actuales y antiguos de la congregación, que afirmaban que Smith había citado hasta 144 congregantes esa noche, ya que «se avecinaba una inundación». A los asistentes se les había dicho que se vistieran de blanco, que dejaran sus teléfonos móviles en casa envueltos en papel aluminio y que se prepararan para entrar en el «arca». Smith había aparecido recientemente en videos de YouTube sentado en una silla tipo trono detrás de un gran escritorio, desde el que despotricaba. Tres años antes, lo  habían escoltado por las calles de Montego Bay en una limusina para una ceremonia de «entronización» en su cumpleaños.

Otro video preocupante, que se filtró anónimamente a las redes sociales, supuestamente mostraba a Smith sentado en la comisaría –descalzo, sin esposas y sin estar entre rejas– predicando sus teorías religiosas, mientras se oían risas de fondo. La Policía ha dicho que está investigando el video, que ha suscitado muchas preguntas y preocupaciones, como lo fácil que parece para los depredadores aprovecharse de la gente bajo la apariencia de la religión:

El video en el que aparece Kevin Smith en la comisaría es ahora objeto de una investigación

En Twitter, un usuario se preguntaba qué control tenía Smith, propietario de tres casas, sobre sus feligreses, a quienes exigía muchas cosas, incluso multas por llegar tarde:

A veces simplemente no prestamos atención. ¿Quién es realmente este hombre, Su Excelencia el obispo Kevin Smith?

Con el típico humor perverso, muchos comentarios se centraron en la adquisición de enormes riquezas por parte de Smith, y un cibernauta se lo imaginó cobrando la entrada al infierno.

Sin embargo, quedan muchas preguntas serias:

La familia del fallecido líder de la secta Kevin Smith ha contratado a su abogado para resolver su patrimonio.

¿Cuántos miembros de su rebaño lo tienen como beneficiario del seguro de vida? La mujer que fue degollada a instancias suyas había intentado incluirlo en su póliza hace un año

Valerie Neita Roberston, abogada que representa a Smith, declaró a los medios que la Policía no la había mantenido informada sobre el paradero de su cliente, por lo que no sabía que iba a ser trasladado a Kingston. También dijo que los miembros de la Iglesia estaban condenados al ostracismo por la comunidad en general, y afirmó: «Esto es una amenaza contra las iglesias. Es una reminiscencia de los días antiguos en los que la Iglesia era perseguida».

Continuó: «Este frenesí que está llevando a los miembros de la Iglesia al ostracismo y a la violación de sus derechos constitucionales es peligroso para ellos, y para todos los jamaicanos, y mancha el buen nombre de nuestro país, ya que se ha hecho viral». Sus comentarios no hicieron más que aumentar la sensación de irrealidad de los jamaicanos, y uno tuiteó:

¿Alguna buena película o serie de Netflix?
———
Jamaica: La historia de Kevin Smith

Al igual que en una película, parece que pueden producirse muchos giros. Persisten las preguntas –y circulan los rumores– sobre la actuación de la Policía; lo que realmente ocurría dentro de Pathways y otras posibles organizaciones de tipo sectario; cómo se produjo la colisión mortal, y las presiones que el COVID-19 ha ejercido sobre la sociedad jamaicana.

Estos sucesos, que han dejado cinco muertos y varios heridos, son, quizás, menos un drama y más una tragedia que tiene a muchos jamaicanos preguntándose por la psique de su gente.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.