Defensa de primera ministra de Barbados a pequeños estados insulares en desarrollo en COP26 la convierte en estrella regional

Mia Mottley, pprimera ministra de Barbados, habla en la XVI Conferencia Raúl Prebisch en Ginebra, Suiza, 10 de septiembre de 2019. Fotografía de Timothy Sullivan, vía UNCTAD en Flickr (CC BY-SA 2.0).

La representación y defensa de la región caribeña de la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2021 (COP26) en Glasgow, Escocia, ha atraído la atención de líderes mundiales y de internautas de la región.

El estrellato ambiental de Mottley ha ido en ascenso desde su participación en la Cumbre sobre la Acción Climática de Naciones Unidas del 23 de septiembre de 2019, cuando advirtió el problema de la inmigración masiva si la crisis climática no se resolvía. Igualmente, su discurso en la inauguración de la Cumbre de Líderes Mundiales #COP26 del 1 de noviembre no trató de endulzar la severa gravedad del problema que enfrentan los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por su nombre en inglés), como el Caribe, que está en primera línea para sufrir los efectos adversos del cambio climático a pesar de ser los que menos contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Se refirió al fracaso de dar financiación climática, que cayó hasta un 25 % en 2019, como «inmoral» e «injusto»:

The pandemic has taught us that national solutions to global problems do not work. We come to Glasgow with global ambition to save our people and to save our planet. But we now find three gaps. On mitigation, climate pledges or NDCs—without more, we will leave the world on a pathway to 2.7 degrees, and with more, we are still likely to get to 2 degrees.

La pandemia nos ha enseñado que las soluciones nacionales a problemas globales no funcionan. Venimos a Glasgow con la ambición global de salvar a nuestro pueblo y a nuestro planeta. Pero ahora nos encontramos con tres espacios en blanco. Mitigación, promesas climáticas, o NDC [Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional]. Sin su mejora, dejamos al mundo de camino a un aumento de 2,7 °C, y con mejoras, aún es probable que todavía lleguemos a los 2 °C.

En referencia a China y Rusia, dos de los mayores responsables de gases de efecto invernadero y cuya ausencia en la cumbre no pasó desapercibida, Mottley continuó:

Do some leaders in this world believe that they can survive and thrive on their own? Have they not learned from the pandemic? Can there be peace and prosperity if one third of the world literally prospers and the other two thirds of the world live under siege and face calamitous threats to our wellbeing? […]

The central banks of the wealthiest countries engaged in $25 trillion of quantitative easing in the last 13 years. […] Of that, $9 trillion was in the last 18 months to fight the pandemic. Had we used that $25 trillion to purchase bonds to finance the energy transition or the transition of how we eat or how we move ourselves in transport, we would now today be reaching that 1.5 degrees limit that is so vital to us. […] An annual increase in the SDRs of $500 billion a year for 20 years, put in a trust to finance the transition, is the real gap […] that we need to close, not the $50 billion being proposed for adaptation. And if $500 billion sounds big to you, guess what? It is just 2 percent of the $25 trillion.

¿Creen algunos líderes de este mundo que pueden sobrevivir y crecer por su cuenta? ¿No han aprendido de la pandemia? ¿Puede haber paz y prosperidad si un tercio del mundo literalmente prospera mientras los otros dos tercios viven bajo asedio y se enfrentan a amenazas desastrosas para su bienestar? […]

Los bancos centrales de los países más ricos contrataron 25 billones de dólares en expansión cuantitativa en los últimos 13 años. […] De eso, nueve billones fueron en los últimos 18 meses para combatir la pandemia. Si hubiésemos usado esos 25 billones para pagar vínculos con que financiar la transición energética, o la de nuestra forma de comer, o de transportarnos, hoy estaríamos respetando ese límite de 1,5 °C que tan vital es para nosotros. […] Un aumento anual de los SDR [derechos especiales de giro] de 500 000 millones de dólares al año durante 20 años, metidos en un fondo para financiar la transición, ese es el espacio en blanco […] que realmente tenemos que completar, y no los 50 000 millones de dólares propuestos para la adaptación. Y si 500 000 millones de dólares les parece una barbaridad, ¿saben qué?, son solo un 2 % de esos 25 billones.

La primera ministra de Barbados dijo posteriormente a Christiane Amanpour, de CNN, que países como el suyo, que contribuyen en menos de un 1 % a las emisiones globales, llevan ya un tiempo sufriendo el impacto de la crisis climática: problemas de suministros de agua, blanqueamiento de coral, intrusión de agua salada, el influjo de sargazo, por no mencionar inundacioneshuracanes.

Dijo que quienes tienen que decidir «se hacen los locos, y creen que pueden hacerlo porque no nos ven, se ven solo a ellos mismos»:

They don't reach that period of peril probably for another 15, 20 years […] four degrees to Shanghai and Miami to be eradicated. Well, it's 1.5 and 2 for us. […]

They're waiting for it to hit them and we really are hoping that […] they'll recognise that no one is safe until everyone is safe—and if the episode with vaccines hasn't shown us that, then we will never learn.

Ellos no llegarán a ese nivel de peligro durante probablemente otros 15 o 20 años [….], cuatro grados para que Shanghái y Miami sean erradicados. Bueno, son 1,5 y 2 grados par nosotros […]

Están esperando a que les afecte, y nosotros realmente esperamos que se den cuenta de que nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo, y si el episodio de las vacunas no nos ha enseñado eso, entonces no lo aprenderemos nunca.

Su participación fue excepcional, muchos internautas regionales aplaudieron su inteligencia y determinación. Su ejemplo inspiró a algunos a preguntarse cómo sería el mundo si las mujeres gobernasen:

Casi todos los líderes mundiales de la COP26 son hombres.

El patriarcado parece abstracto hasta que te das cuenta de que el futuro de la humanidad está casi exclusivamente en manos de hombres.
————
Por ESTO te NECESITAMOS ahí, Mia Mottley.

A nivel mundial, mientras tanto, los internautas expresaron su anhelo por tener líderes similares:

DISCURSO COMPLETO: «1,5°C es lo que necesitamos para sobrevivir, 2°C, es una sentencia de muerte… No queremos esa temida sentencia de muerte, y hemos venido aquí hoy para decir, esfuérzate más, esfuérzate más».

La primera ministra de Barbados Mia Mottley Q.C. se dirige a la Conferencia sobre el Clima COP26.
————
¿Podemos tener a Mia Mottley como nuestra primera ministra? ¿Dónde están los líderes inspiradores de Australia? Vaya discurso.

No fueron los únicos. A lo largo y ancho del archipiélago caribeño, Mottley dejó a los usuarios de redes sociales con la boca abierta:

El presidente Biden y yo saliendo del Foro «Reconstruyamos un mundo mejor» celebrado junto con la COP26 hace unos momentos..
————
Barbados, tienen un tesoro

Su audacia.

Su autenticidad.

Las verdades que se atreve a decir con tanto valor.

El poder de su voz, y la atención con que la escuchan sus homólogos.

Los caribeños NUNCA has estado más orgullosos.

Abigail Hadeed, de Trinidad y Tobago, dijo en una publicación:

She is just Amazing 🤩 so articulate and humble, you can only stop and listen to her. She commands the attention of the world press and leaders! Just goes to show what we lack in Trinidad […] we have leaders and opposition who hate our environment […] judging from their politics and policies.

Es simplemente increíble 🤩, tan articulada y humilde, solamente puedes parar y escucharla. ¡Exige la atención de los líderes y la prensa mundial! Nos muestra lo que nos falta en Trinidad […], tenemos líderes y oposición que odian nuestro ambiente […] a juzgar por sus políticos, y las políticas que imponen.

Su compatriota Bobbi Gail Xavier añadió:

While we care about our skyline, Barbados walks the talk. Ranking 5th in the world per capita in solar power use. Almost half the households use solar energy.

Si bien nos preocupa nuestro horizonte, Barbados cumple con su palabra. Es quinto en la clasificación mundial en uso de energía solar. Casi la mitad de las viviendas utilizan energía solar.

Robert Dumas también sintió orgullo por su región:

Barbados you must be proud, well said. 1.5 to stay alive #CaribbeanVoice

Barbados tiene que estar orgullosa, bien dicho. 1,5 para sobrevivir. Voz del Caribe.

Un usuario de Twitter habló con orgullo:

¿Cómo se sienten en Barbados con Mia Mottley como primera ministra? Porque el resto del Caribe se siente como si hubiese ganado la lotería en el departamento de primer ministro. Una auténtica mujer caribeña que lidera con valentía y LÓGICA.

Desde Jamaica, otro añadió:

«¿Estamos tan ciegos que ya no podemos apreciar los gritos de la humanidad?»

«Nuestro pueblo está tomando nota», dice la primera ministra de Barbados, y se pregunta «cuántas voces más y cuántas imágenes más de personas debemos ver» antes de actuar.
———–
Mia Mottley, en apenas unos años, se ha asentado como una voz de autoridad en el panorama mundial. En contraste, Jamaica ha evitado de forma cobarde comentar/votar en algunos temas, y se ha relegado a ser nada más que una sombra en la esfera de la diplomacia y los asuntos internacionales.

Con todo el alboroto, diversos políticos de oposición, desde Jamaica al norte de la cadena de islas, hasta Trinidad y Tobago y el sur, trataron de utilizar el respeto que Mottley estaba generando contra los Gobiernos al cargo de sus países.

En Jamaica, el opositor Partido Popular Nacional (PNP) dijo estar expresando legítima preocupación con respecto a políticas ambientales locales:

Los jamaicanos deberían estar preocupados por la hipocresía mostrada por Holness en la COP26, dice el PNP.
———–
El opositor Partido Popular Nacional dice que las inconsistencia de las palabras del primer ministro Andrew Holness en el panorama internacional, y sus acciones en casa son bastante claras, y deberían preocuparnos a todos.

Aún así, el Gobierno se aseguró de defenderse. Un destacado concejal del gobierno respondió:

SIEMPRE se ha tratado de UNIDAD. Ignor en el ruido.

Mientras tanto, los trinitenses se divirtieron a costa de la disparidad de la gran cantidad de público en la intervención de Mia Mottley, y los pocos asistentes al discurso de su propio primer ministro, Keith Rowley, haciendo que Emir Crowne bromease:

Well if all yuh like Barbados so much, jus leave nah!

Bueno, ¡si a todos les gusta tanto Barbados, váyanse ya!

A pesar de que la región no es un monolito, cada territorio tiene una cultura y costumbres específicas, sigue siendo un hecho que los habitantes del Caribe siempre se apresuran en apoyarse mutuamente y celebrar los éxitos del resto, y para una región en primera línea de la crisis climática, el mensaje de Mia Mottley en la COP26 definitivamente es algo por lo que luchar juntos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.