- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Uzbekistán y Kazajistán aprietan las tuercas a la libertad de prensa

Categorías: Asia Central y Cáucaso, Kazajistán, Uzbekistán, Censura, Derecho, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Tecnología, GV Advocacy

Programas espía y mecanismos de control de medios restringen el acceso a la información en Uzbekistán y Kazajistán. Foto: Blogtrepreneur [1] (CC BY 2.0 [2]).

Ser periodista en Uzbekistán y Kazajistán es cada vez más difícil. En noviembre de 2021, a la periodista extranjera Agnieszka Pikulicka se le negó la entrada en Uzbekistán, los servicios de seguridad del Estado en Kazajstán tomaron atacaron a periodistas y activistas, y los Gobiernos usaron las nuevas normas de «localización de datos» como instrumentos de censura arbitraria.

Pikulicka regresó a Polonia. La periodista estaba acreditada oficialmente en el país y tenía permiso para vivir en Uzbekistán desde hace tres años. Los servicios de seguridad la llevaron a toda prisa al aeropuerto después de negarle la entrada en la frontera entre Kazajistán y Uzbekistán. LA catalogaron como persona no grata y se le prohibió la entrada al país.

ESto ocurrió tras meses de presión sobre Pikulicka, que trabaja como periodista independiente y está escribiendo un libro sobre Uzbekistán. En febrero se le negó la renovación de su acreditación y acusó públicamente a un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de acoso sexual y presiones. Después, el Ministerio rectificó, pidió disculpas y acreditó [3] a la periodista. Sin embargo, en junio, Pikulicka volvió a ser objeto de presiones similares [4].

Pikulicka dijo que este incidente refleja una tendencia en Uzbekistán, que el presidente Shavkat Mirziyoyev ha ocultado con sus planes de reforma. «Desgraciadamente, así será el segundo mandato del gobierno de Mirziyoyev», declaró a Eurasianet [5].

Sin embargo, la decisión parece ser definitiva. «Las autoridades uzbekas aún no han revelado el motivo de mi prohibición de entrada, pero sé que la Embajada de Polonia envió una solicitud oficial de información, y aún estamos esperando una respuesta», declaró Pikulicka a Podrobno.uz [6] en una entrevista.

En su entrevista, Pikulicka destacó los obstáculos que enfrentó en el largo y estresante proceso de acreditación de prensa en Uzbekistán. En otros contextos, desde el Líbano hasta Afganistán, las autoridades habían sido menos exigentes.

Tras la prohibición, destacó lo imprevisible de su destino, ya que nunca se le advirtió que estuviera bajo escrutinio. «Nunca me paró la Policía, nadie me dijo que estaba infringiendo ninguna ley», dijo Pikulicka a Podrobno.uz.

Apple y Facebook en Kazajistán

El 23 de noviembre, Apple presentó una demanda [7] contra NSO Group, con sede en Israel, la empresa de software que está detrás del programa espía que se utilizó para atacar a periodistas, activistas y políticos de todo el mundo. La investigación del Proyecto Pegasus [8] en julio de 2021 desveló el carácter generalizado de la vigilancia patrocinada por el Estado en todo el mundo.

Al mismo tiempo, Apple envió correos electrónicos a sus usuarios que podrían haber sido objeto del programa espía Pegasus. Aisana Ashim, fundadora de la revista en línea The Village Kazakhstan, publicó [9] en línea el correo electrónico que recibió, en el que se decía que «[los atacantes patrocinados por el Estado] probablemente te están apuntando individualmente por lo que eres o por lo que haces». Decenas de otros periodistas y activistas declararon haber recibido el mismo correo electrónico de Apple.

Unas semanas antes, el Gobierno de Kazajistán afirmó [10] que había llegado a un acuerdo con Meta, antes conocida como Facebook, que le permitiría acceder al sistema de denuncia de contenidos [11] de la red social.

Sin embargo, Meta desmintió la afirmación [12], dijo que sus políticas son coherentes para todos los países.

Localización de datos»: abreviatura para mayor control

También en 2021, Kazajistán adoptó una nueva legislación sobre «localización de datos» que obliga a las empresas de redes sociales a eliminar en 24 horas los contenidos que las autoridades locales califiquen como potencialmente perjudiciales para los niños. A las empresas que no cumplan con esta norma se les podrían cerrar sus servicios.

Las autoridades justificaron el proyecto de ley con el argumento de que protegería los derechos de los niños [13].

Ya antes los gigantes de internet habían mostrado resistencia [14] a estas medidas de vigilancia y control de contenidos, pero las hábiles leyes locales podrían convertirse en obstáculos insuperables en el futuro.

La localización de datos se ha convertido en un tema candente en Asia Central.

El 24 de octubre, Mirziyoyev ganó su segunda elección presidencial con el 80 % de los votos. Los observadores afirmaron [15] que las elecciones no uieron una verdadera competencia y pusieron de manifiesto varias infracciones al procedimiento.

Luego, el 3 de noviembre, la principal agencia reguladora de las comunicaciones del país, Uzkomnazorat, bloqueó [16] el acceso a varios servicios en línea [17] por no tener una sede registrada en el país. Las aplicaciones de mensajería y los proveedores de redes sociales más populares, como Telegram, Facebook, Instagram y LinkedIn, estuvieron inaccesibles [18] durante aproximadamente una hora.

Mirziyoyev despidió [19] rápidamente al jefe de Uzkomnazorat por su decisión «unilateral y equivocada». Sin embargo, en enero de 2021, el presidente había promulgado una nueva política de localización de datos [20] que exigía a los proveedores de servicios en línea que guardaran físicamente los datos personales de los ciudadanos uzbekos en el país.

Si bien algunos observadores aclamaron el restablecimiento del acceso a las redes sociales como una «victoria [21]«, el incidente parece más bien una jugada de poder de Mirziyoyev, una forma de decirle al público que tiene el control de las redes de comunicación del país y del acceso a las aplicaciones populares de las redes sociales.