Nigerianos exigen renuncia de banquero central por hacer política partidista

Gobernador del Banco Central de Nigeria, Godwin Emefiele (R), con Christine Lagarde, entonces directora gerenta del Fondo Monetario Internacional, en Abuya, Nigeria. Imagen de IMF Staff Photo/Stephen Jaffe, 6 de enero de 2016 (CC BY-NC-ND 2.0).

La decisión partidista del banquero central de Nigeria, Godwin Emefiele, de presentarse a las elecciones presidenciales ha sacudido a la nación más poblada de África. La inoportuna incursión de Emefiele en política partidista como gobernador del banco central y que use su cargo para promover su ambición presidencial no tiene precedentes en la historia de Nigeria.

El 6 de mayo, tres grupos de interés compraron el formulario de nominación presidencial del partido gobernante de Nigeria, Congreso de los Progresistas (APC), por valor de 10 millones de nairas (unos 24 000 dólares) para Emefiele, informa el periódico digital Cable. Emefiele es miembro de APC desde febrero de 2021. En los últimos meses se ha especulado sobre el interés del banquero central en la carrera presidencial, y que un grupo de la Alianza Verde pidiéndole que se presente.

Emefiele, de 60 años, es gobernador del Banco Central de Nigeria desde el 4 de junio de 2014.

El 7 de mayo, el banquero central, al tiempo que agradecía a su grupo de seguidores la compra del formulario de candidatura presidencial, tuiteó que, en caso de presentarse a las elecciones, lo haría «sin apoderados y de forma abierta y transparente». Sin embargo, Emefiele se mostró evasivo sobre sus ambiciones partidistas. Dejó su decisión a la «intervención divina», y afirmó que lo haría público «en los próximos días. El Todopoderoso así lo dispondrá».

Pero los tuits de Emefiele contradicen sus actos. Unos días antes, el 5 de mayo, el banquero central había demandado a los tribunales a la Comisión Electoral Independiente (INEC) y al fiscal general de la Federación (AGF). Emefiele alegó que sufriría un «daño irreparable» si se le impedía presentarse a las elecciones mientras seguía siendo gobernador del banco central, escribe el periódico digital People's Gazette.

Esta tarde [9 de mayo], el tribunal con sede en Abuya, la capital de Nigeria, citó tanto a la INEC como al AGF «para que comparezcan ante él el 12 de mayo y expliquen por qué» Emefiele «debe ser inhabilitado para presentarse a las elecciones presidenciales de 2023″, según un reportaje del periódico nigeriano Guardian.

¿Banquero central partisano?

La Ley del Banco Central de Nigeria es explícitamente clara en cuanto a que el delicado puesto de banquero central, como en cualquier parte del mundo, debe ser ocupado por un profesional por encima de consideraciones partidistas. En concreto, el artículo 9 de la ley del Banco Central de Nigeria de 2007 establece que tanto el gobernador como el subgobernador del banco «dedicarán la totalidad de su tiempo al servicio del Banco y, mientras ocupen su cargo, no desempeñarán ningún empleo ni vocación a tiempo completo o parcial, sea o no remunerado, salvo las causas personales y benéficas que determine el Consejo y que no entren en conflicto con sus obligaciones a tiempo completo ni las menoscaben».

A pesar de las disposiciones de la ley del Banco Central de Nigeria, Wale Fapohunda, abogado y jefe del grupo Alianza Verde, afirma que no hay ninguna ley que impida a Emefiele presentarse a las elecciones presidenciales, como gobernador del Banco Central de Nigeria en activo. Fapohunda sostiene que el derecho de Emefiele a presentarse a las elecciones está respaldado por el artículo 137 de la Constitución de la República Federal de Nigeria de 1999, en su versión modificada. El artículo 137 prescribe las situaciones que descalifican a cualquier persona para presentarse a la presidencia de Nigeria. Fapohunda se refería obviamente a la sección 137(b) de la Constitución de 1999, que establece que un funcionario público debe renunciar a su cargo «al menos treinta días antes de la fecha de las elecciones».

¡Renuncia o te sacamos!

Sin embargo, muchos nigerianos discrepan con Fapohunda.

Uno de los comentarios más mordaces fue el de Arakunrin Akeredolu, abogado principal de Nigeria (equivalente al Consejo de la Reina del Reino Unido), gobernador del estado de Ondo (suroeste de Nigeria) y miembro del partido político de Emefiele, APC. Akeredolu señaló que era «indisputable» que Emefiele «gozara de un derecho constitucionalmente protegido para» presentarse a cualquier cargo, como cualquier otro nigeriano. Sin embargo, es «difícil imaginar que una persona que ocupa el importante y delicado cargo de gobernador del Banco Central de Nigeria sea tan descarada al actualizar su ambición». En consecuencia, Akeredolu pidió la renuncia inmediata de Emefiele, ya que «no puede combinar la política partidista con la delicadísima tarea de su cargo. Si se niega a renunciar, le corresponde al presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas destituirlo inmediatamente. Se trata de una broma que ha llegado demasiado lejos», dijo Akeredolu.

La activista social y exvicepresidenta de la región africana del Banco Mundial, la doctora Oby Ezekwesili, también exigió la renuncia de Emefiele. Ezekwesili describió en un tuit la ambición partidista del banquero central como «jugar al escondite de baja calidad que juega peligrosamente con la autoridad monetaria de este país y su gente».

En Twitter Babasola Kuti Jr. dijo que era «increíble» que «un gobernador en funciones» del Banco Central se uniera a un partido político, pero que también «se presentara a presidente».

No me digan que los enemigos de Emefiele ban a destruir y luego harán pagar y que Emefiele sea presidente.

No se rinden.

Un gobernador en funciones del Banco Central se une a un partido político y postula para presidente.

¡Simplemente increíble!

Este tuitero también pidió al presidente que destituyera a Emefiele:

Realmente será grave si Buhari no ha despedido a su gobernador del Banco Central de Reserva al cierre del trabajo de hoy.
Que se concentre en la política partidista con el pecho lleno. Con suerte, ha impreso suficientes nairas para financiarse para las elecciones.
No lo conseguirá, pero habrá gente llenándolo de gas.

Demola Olarewaju, miembro del opositor Partido Democrático de los Pueblos (PDP), describió la acción de Emefiele como una progresión de la «corrupción institucional» del partido gobernante APC:

No se equivoquen: la mayor corrupción institucional de APC fue la destitución del presidente del Tribunal Supremo de Nigeria, Walter Onnoghen.

Emefiele postula a la presidencia es el número 2 en mi libro y es digno de la reacción más feroz que una nación en crisis puede provocar: está condenada.

APC está condenada.;

En febrero de 2019, antes de las elecciones nigerianas, el presidente Buhari destituyó al presidente del Tribunal Supremo del país, Walter Onnoghen. El despido «ilegal» de Buhari fue percibido como una acción preventiva contra «un juez que podría haber fallado en su contra», informó The Economist.

Todavía es incierta la posición que adoptará el presidente Buhari tras la incursión de su banquero central en la política partidista. ¿Apoyará Buhari la indignación pública y despedirá a Emefiele? Solo el tiempo lo dirá.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.