Retorno de Just a Band ocurre cuando Kenia redefine su identidad musical

Three members of Quartet Kenyan alternative music group Just a Band. Image Source: Band's Facebook page, used with permission.

Tres miembros del grupo keniano de música alternativa Quartet Just a Band. Imagen: Joe Were. Obtenida de la página de Facebook de Band, usada con autorización.

El 10 de mayo, Just a Band, banda de música house/funk/disco/alternativa más importante de Kenia, y los creadores del primer video viral de África, anunció su regreso tras una pausa de seis años. El protagonista ficticio de la banda, Makmende, inspirado en un superhéroe keniano, se hizo viral en 2009 tras aparecer en su vídeo musical «Ha-He». Makmende se convirtió en el primer meme de internet de Kenia. El video presagiaba un cambio de paradigma en la música keniana, ya que los músicos empezaron a desafiar los supuestos de lo que era la música keniana y empezaron a mirar a internet en un intento de evitar a los guardianes del entretenimiento que definían la identidad musical del país.

Después de que Just a Band anuncio su regreso, empecé a reflexionar sobre lo mucho que ha cambiado la escena musical de Kenia, así como su panorama político y socioeconómico.

¿Por qué es tan importante su regreso? ¿Es probable que redefina la identidad musical de Kenia y cuánto ha cambiado el panorama musical alternativo keniano desde el debut de «Ha-He»?

Identidad musical de Kenia

La música keniana desafía cualquier definición. Se ha descrito como un país en constante búsqueda de una identidad musical. Su sonido se deja llevar fácilmente por las influencias de la rumba, el afropop, el trap, el hip hop, el afrobeat, el soul y el RnB, lo que la hace atractiva para diversos públicos.

Desde la década de 1970, el benga, género de música popular keniana originario de la provincia de Nyanza, en el oeste del país, se aseguró un lugar permanente en la identidad musical de Kenia. Si avanzamos hasta la actualidad, el sonido ha resistido la prueba del tiempo, incluso cuando surgen nuevos sonidos que mezclan otros géneros africanos y globales.

En 2019, el género gengetone se convirtió en el sonido dominante de la música keniana. Ha inyectado nueva vida a la industria musical de Kenia y, a su manera, ha devuelto el sentido del patriotismo a un país que, durante los últimos años, ha visto luchas internas en sus comunidades artísticas y medios, por el exceso de difusión de música extranjera.

Como veterano bloguero de arte y cultura keniano, llevo cubriendo la escena artística y cultural desde 2005. Esto me ha permitido estar en primera fila mientras la música keniana se remontaba a su historia y volvía al presente, entrando y saliendo de otros géneros en un intento de encontrar su propia voz en medio de una cultura cambiante provocada por una nueva generación de oyentes cuyo gusto estaba muy influenciado por los géneros globales dominantes.

No ayudó el hecho de que nuestros vecinos tanzanos y nuestros parientes lejanos de Nigeria y Sudáfrica hubieran llegado mucho antes que nosotros. Nuestros músicos no tardaron en quedarse roncos cuando sus voces se ahogaron en un mar lleno de Bongo, Afrobeat y Kwaito en la radio y en los clubes.

¿Más que una banda?

Just a Band es un cuarteto formado por Bill «Blinky» Sellanga, Dan Muli, Mbithi Masya y Jim Chuchu. El grupo desmontó la sabiduría colectiva convencional sobre cómo debía sonar la música keniana. Fueron los vanguardistas que allanaron el camino de la música alternativa, ecléctica y experimental en Kenia. Era un sonido que no necesitaba apoyarse en el naija de Nigeria, el bongo de Tanzania o el kwaito de Sudáfrica.

La primera vez que escuché las canciones de Just A Band de su álbum de debut, «Scratch to Reveal», en 2008, supe que mis antiguas ideas preconcebidas sobre cómo es o se supone que debe sonar la música keniana acababan de cambiar. Las canciones «Ha-He» e «Iwinyo Piny» eran frescas y diferentes. No se parecía a nada de lo que había escuchado hasta entonces, pero era tan keniano como podía ser.


A pesar de su sonido ecléctico, que experimentaba con elementos del jazz, el hip-hop, la música disco y la electrónica, al grupo le costó entrar en la escena musical general.

Para mi disgusto, he visto cómo el trío de house/funk/disco que nos dio Makmende se retiraba justo cuando este género que habían creado y cuidado era incipiente. Como se indica en su anuncio, muchas cosas han cambiado y todos nosotros hemos crecido. Sin embargo, las brasas del fuego que iniciaron en 2008 han estado ardiendo en el subsuelo de las redes de entretenimiento digital de Kenia.

Del primer video viral de África a transmisión en vivo

En marzo de 2010, «Ha-He», tema de la banda keniana Just a Band, pasó a la historia como el primer video viral de África tras incendiar internet en YouTube.

Ese acto de publicar un video en línea ayudó a Just a Band a abrirse paso entre los guardianes del entretenimiento y a entrar en el panteón de la música keniana, y se convirtió en el primer grupo que aprovecha internet para cultivar y hacer crecer su base de fans directamente.

Solo en el último año, canciones como «Amadou» de Emwark, «Kilamu» de Saronde con Blinky Bill e Idd Aziz, «Life isn't Pain» de Tetu Shani, «Better than just fine» de Olivia Ambani, «who's loving you» de Hamza, «Panga» de LevyM con Aziz, y cientos más han proliferado en las aplicaciones de música y en YouTube para ganar un nicho de seguidores de culto en Kenia y en el mundo.

Este es el resultado de los esfuerzos concertados de plataformas digitales como Spotify, Apple Music, comisarios musicales y artistas que aprovechan estos servicios de transmisión musical para comercializar y distribuir su música. Así es como descubrí listas de reproducción como Alt. Kenyan de Tetu Shani, Urban Chill Kenyan de Scaaden Orina, y la lista de reproducción de la serie 23 de Kophen, curador de Spotify.

Cómo afectó al COVID-19 la escena musical de Kenia

El regreso de Just a Band ocurre cuando Kenia navega por una encrucijada en su identidad musical. La música alternativa keniana alcanzó nuevas audiencias en 2020, ya que el público buscaba una banda sonora que reflejara su nueva realidad al revés.

Mientras Gengetone disfrutaba de su año dorado en 2019, el sonido alternativo keniano volvía lentamente tras haber desaparecido de las ondas mientras la tiranía del afrobeats hipnotizaba al público de Nairobi y de todo el continente. A través de los túneles de fibra subterráneos de Nairobi, 2020 se convirtió en el año en que la música alternativa keniana encontró su camino de regreso a los oídos y los corazones de la gente.

Cuando la pandemia de COVID-19 golpeó a Kenia en marzo de 2020, el país entró en estado de bloqueo. Las reuniones públicas y los lugares de ocio sufrieron un duro golpe al entrar en vigor los confinamientos y los toques de queda, lo que afectó la escena de las actuaciones en Kenia. Mientras el otrora vibrante género de música de fiesta Gengetone –muy influenciado por el reggaeton y el dancehall– luchaba por sobrevivir más allá de discotecas, yo y otros millones de kenianos , hemos experimentado otra faceta de la música keniana que apenas se vislumbra si el gusto musical lo dicta la radio keniana, que suele ser el medio más escuchado aquí. Las restricciones de COVID-19 hicieron que estuviéramos en casa y en línea y, por tanto, más dispuestos a explorar la música más allá de nuestros lugares seguros. Como resultado, la música alternativa keniana floreció.

Mis conversaciones sobre la música keniana han ido más allá de cómo debería sonar porque sus creadores han demostrado una y otra vez que lo que crean desafía cualquier definición. Desde entonces he aprendido a escuchar y disfrutar de la música sin la necesidad incesante de poner etiquetas o juzgar. Hay algo verdaderamente mágico que emana de los artistas que expresan libremente su arte sin sentirse atrapados por la presión de tener que ajustarse al comercialismo.

Para escuchar una lista de reproducción de Spotify con Just a Band y otros iconos musicales kenianos, consulta la lista de reproducción de Spotify de Global Voices a continuación. Esta es nuestra colección musical completa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.