- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Activistas cameruneses ganan Premio RFK de Derechos Humanos 2022

Categorías: África Subsahariana, Camerún, Derechos humanos, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Política, GV Advocacy

Kerry Kennedy, Maximilienne Mbe y Felix Nkongho en la entrega de los Premios RFK de Derechos Humanos, 9 de junio de 2022, Kennedy Caucus Room del Senado de Estados Unidos en Washington, D.C.

El 9 de junio, Maximilienne C. Ngo Mbe y Felix Agbor Nkongho (Balla), defensores de los derechos humanos cameruneses, fueron galardonados con los Premios Robert F. Kennedy (RFK) a los Derechos Humanos 2022 en una ceremonia celebrada en Kennedy Caucus Room del Senado de Estados Unidos en Washington, D.C. Mbe y Nkongho han sido reconocidos por sus esfuerzos en la lucha contra las violaciones de los derechos humanos y la defensa del espacio cívico y la democracia en Camerún y África Central.

El Premio Robert F. Kennedy de Derechos Humanos [1] se concede a personas o grupos que han defendido sistemáticamente los derechos humanos con «grave riesgo personal» y con medios «no violentos». Los galardonados cameruneses de este año se unen a un distinguido grupo de más de 55 activistas y organizaciones que han recibido este premio en sus 38 años de historia.

«El Premio RFK de Derechos Humanos se creó para honrar y apoyar a quienes viven la creencia fundamental de mi padre: que el poder del valor moral individual y colectivo puede superar la injusticia», dijo Kerry Kennedy, presidente de Robert F. Kennedy Human Rights, en declaración de prensa que tuvo en exclusiva Global Voices. «Maximilienne y Félix son la encarnación de esa mentalidad. Su dedicación al avance de los derechos humanos y su persistencia frente a un gran riesgo personal son realmente inspiradores, y estamos deseando trabajar con ellos».

Los galardonados

Maximilienne C. Ngo Mbe. Imagen de RFK Human Rights [2], usada con autorización.

Maximilienne C. Ngo Mbe es una defensora de derechos humanos camerunesa con más de 30 años de experiencia, y líder de la Red de Defensores de los Derechos Humanos de África Central (REDHAC). Desde 2010, ha dirigido los esfuerzos de la REDHAC para promover el espacio cívico y las libertades fundamentales en toda África Central a través de la investigación de los abusos de derechos humanos, la defensa ante los organismos regionales de derechos humanos, la supervisión de los procesos democráticos y la exigencia de la responsabilidad del Estado. La persistencia de Maximilienne frente a las constantes amenazas y represalias, y su dedicación a la promoción de los derechos humanos encarnan el lema de Robert F. Kennedy Human Rights de decir la verdad al poder.

Felix Agbor Nkongho (Balla). Imagen de RFK Human Rights [3], usada con autorización.

Felix Agbor Nkongho (Balla) es abogado camerunés y defensor de los derechos humanos. Es el director del Centro para los Derechos Humanos y la Democracia en África (CHRDA) y uno de los principales defensores de los derechos de los cameruneses en la región anglófona afectada por el conflicto. El trabajo de Felix se centra en la promoción de la democracia, la buena gobernabilidad, el acceso a la justicia y el estado de derecho. La reputación de Félix como defensor de los derechos humanos queda patente por su incansable labor en favor de los derechos humanos en Camerún y en toda África, a pesar de las represalias del Estado, incluida su detención arbitraria en 2017.

«Cuando recibí la noticia del premio, estaba mirando los retratos de mis difuntos padres y llorando de alegría. Este es el mejor regalo que podría ofrecerles, y estoy seguro de que lo estarán celebrando en el cielo», dijo Nkongho

Los premios toman el «Discurso de las ondas de esperanza [4]» que el presidente John F. Kennedy pronunció el 6 de junio de 1960 en la Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica: «Cada vez que un hombre defiende un ideal o actúa para mejorar la suerte de los demás o arremete contra la injusticia, envía una pequeña onda de esperanza, y cuando se cruzan desde un millón de centros diferentes de energía y audacia, esas ondas construyen una corriente que puede derribar los más poderosos muros de la opresión y la resistencia».

Tanto Maximilienne Mbe como Felix Nkongho demostraron el poder del valor individual frente a las fuerzas que se trabajan para destruir o debilitar sus países.