Ingeniosa «red en árbol» que desafía el bloqueo de conectividad de Gaza

Sin internet en Gaza. Captura de pantalla del video «¿Puede Starlink darle internet To Gaza?» de Interesting Engineering. Uso legítimo.

Cuando la combinación de tecnología y política le fallaron al pueblo palestino y pasó por alto las interrupciones de internet que afectaban a Gaza, la tecnología de base conocida como «red en árbol» acudió al rescate. Con los elementos más humildes, como baldes, teléfonos inteligentes y eSIM (tarjetas SIM incorporadas), esta tecnología ingeniosamente simple dio la conectividad que tanto necesitaba una comunidad fragmentada por la guerra ante una infraestructura gravemente dañada.

Desde el 7 de octubre, cuando comenzó la guerra en Gaza, la infraestructura de telecomunicaciones y otros sectores fundamentales, como educación y salud, han sufrido graves daños. La interrupción de las telecomunicaciones en Gaza ha obstaculizado considerablemente las interacciones cotidianas y las operaciones vitales. Además, los repetidos apagones han aumentado el aislamiento de los gazatíes. Según el informe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA por sus siglas en inglés), publicado el 5 de junio de 2024, se está volviendo «cada vez más difícil comunicarse con el personal humanitario que está el terreno».

Esto se ve agravado por los ataques directos contra los civiles que intentan acceder a internet. Según un informe de Euromed Monitor del 16 de mayo de 2024: «El Ejército israelí sigue atacando y matando repetidamente a civiles palestinos, incluidos periodistas, cuando intentan acceder a los servicios de comunicaciones e internet para ponerse en contacto con sus familias o empleadores».

La interrupción de las comunicaciones ha llamado la atención de figuras internacionales, como el aclamado director de cine Manolo Luppichini. Desde 1994, Luppichini ha dirigido varios proyectos por los que ha obtenido numerosos premios. En una entrevista con Global Voices por Zoom el 16 de abril de 2024, habló de su reciente viaje a Rafá para mejorar el acceso a internet, de su compromiso con la causa palestina y de los retos que enfrenta:

Rafah is just the latest beat in my 25-year closeness and care about the Palestinian issue. I believe if we neglect international issues, particularly those involving war, we fail to see the full picture and are heading rapidly towards a permanent global war.

The Palestinian problem is just the tip of the iceberg, a very visible and significant issue. Just look at what's happening in Ukraine, Sudan, Myanmar, among other countries. The language of war has been subtly yet consistently injected into our global narrative over the last 20 years.

As a filmmaker I traveled to Gaza to make documentaries, so I had the chance to talk to people. I have shared experiences with Gazzawis, who are like brothers to me. It's also quite frightening because during our chats, there's this sense that it might be the last time we speak. It's truly heartbreaking.

Rafá es solo el último golpe en mis 25 años de cercanía e interés por la causa palestina. Creo que si descuidamos los problemas internacionales, en particular los relacionados con la guerra, no logramos ver el panorama completo y estamos avanzando rápidamente hacia una guerra mundial permanente.

El problema en Palestina es solo la punta del iceberg, un tema muy visible y significativo. Basta con ver lo que está ocurriendo en Ucrania, Sudán, Myanmar y otros países. El lenguaje de la guerra ha sido sutil pero consistentemente inyectado en nuestra narrativa global en los últimos 20 años.

Como cineasta viajé a Gaza para hacer documentales, así que tuve la oportunidad de hablar con la gente. He contado experiencias con gazatíes, que son como hermanos para mí. También es bastante aterrador porque durante nuestras charlas tenemos la sensación de que podría ser la última vez que hablamos. Es realmente desgarrador.

Luppichini reflexiona sobre el escaso impacto del cine para el cambio social ante la catástrofe humanitaria que se está produciendo en Gaza a pesar de la amplia exposición, y decidió ir más allá de crear conciencia para participar activamente en la búsqueda de soluciones con un impacto tangible:

Lately, I've felt the need to become more involved. Showing films often doesn't lead to change; people watch them, but then, nothing happens. So, I thought that “putting my hand in the metal” and creating something with a direct impact would be more useful.

I have released very powerful videos, I naively thought that my communications could improve the situation. Bullshit, no one cared, nothing changed at all.

Últimamente he sentido la necesidad de involucrarme más. Mostrar películas a menudo no conduce al cambio, pues la gente las ve y luego no sucede nada. Por esa razón, pensé que tomar cartas en el asunto y crear algo con un impacto directo sería más útil.

He presentado videos muy impactantes y pensé ingenuamente que mis comunicaciones podrían mejorar la situación. Mentira, a nadie le importó, nada cambió en absoluto.

Esta decisión llevó a Luppichini a ir a Rafá, donde sintió una indignación moral ante el aparente desprecio por la vida humana.

I was in Egyptian Rafah. We couldn't see much, but could smell the war on the other side of the wall. The situation is beyond shameful; having people starve on one side, while the food, water, and medicine is rotting in the heat of the desert in the trucks on the other side.

In Italy, we have a saying: “You shouldn’t shoot at the Red Cross.” It means that some actions are despicable. But now, hospitals are being targeted and people are buried under their ruins in broad daylight, yet, there is no international reaction.

I am shocked, because anyone can claim to have moral authority, but on which moral authority is the USA standing? What is happening is Gaza is making us vulnerable to any consequence. This indifference will enable the worst assholes. Forgive my language!

Estuve en la Rafá egipcia. No podíamos ver mucho, pero podíamos oler la guerra al otro lado del muro. La situación es más que vergonzosa: la gente se muere de hambre en un lado, mientras que la comida, el agua y las medicinas se pudren en el calor del desierto en los camiones del otro lado.

En Italia tenemos un dicho: «No debes disparar a la cruz roja» (sparare sulla croce rossa). Se usa para describir acciones o comportamientos despreciables, que son insensatos, crueles y cobardes. Ahora, están atacando los hospitales, y hay gente enterrada bajo sus ruinas a plena luz del día. Sin embargo, no hay ninguna reacción internacional.

Estoy impactado, porque cualquiera puede pretender tener autoridad moral, pero ¿sobre qué autoridad moral se sostiene Estados Unidos? Lo que está ocurriendo en Gaza nos está haciendo vulnerables a cualquier consecuencia. Esta indiferencia permitirá que los peores imbéciles hagan lo que quieran. ¡Perdónenme por el lenguaje!

Las barreras de comunicación en Gaza dificultan el flujo de información, lo que empeora por una narrativa global moldeada por los principales medios dominados por el colonialismo. Esta narrativa a menudo distorsiona la situación sobre el terreno y socava las voces gazatíes, y presenta una perspectiva sesgada.

It is incredibly frustrating dealing with communication blockades, especially for those who understand the reality on the ground. We can’t communicate with our brothers and sisters there.

Back in 2009, while in Gaza, I found myself picking up bomb fragments, analyzing the types of metals used. I had not heard of Dense Inter Metal Explosives (DIME) bombs then, the ones designed to cut the legs. While filming there, I've been shot at several times.

This firsthand experience amplifies my frustration when Western journalists say that they need to go and tell the story in Gaza, as if Gazans can't tell their own stories or share real-time information. This colonialist approach makes me question why patronizing Westerners need to narrate Gaza’s experience instead of recognizing the voices from within? It's a very strange way to interpret press freedom.

Es increíblemente frustrante enfrentar los bloqueos de las comunicaciones, especialmente para quienes entienden la realidad sobre el terreno. No podemos comunicarnos con nuestros hermanos de allí.

En 2009, cuando estuve en Gaza, estuve recogiendo fragmentos de bombas y analizando los tipos de metales utilizados. En ese entonces no había oído hablar de los explosivos de metal inerte denso (DIME por su nombre en inglés), diseñados para cortar las piernas. Mientras filmaba allí, me dispararon varias veces.

Esta experiencia de primera mano hace aún más grande mi frustración cuando los periodistas occidentales dicen que necesitan ir y contar la historia en Gaza, como si los gazatíes no pudieran contar sus propias historias o dar información en tiempo real. Este enfoque colonialista me hace cuestionar por qué los occidentales condescendientes necesitan narrar la experiencia de Gaza en lugar de reconocer las voces desde dentro. Es una forma muy extraña de interpretar la libertad de prensa.

Luppichini decidió abordar el problema de la comunicación en Rafá colaborando con antiguos compañeros, que están comprometidos con aprovechar sus habilidades técnicas y su experiencia con el activismo digital temprano. Querían utilizar la tecnología de base para recuperar el poder en la situación opresiva de Gaza.

I'm part of this group of elderly but active people — you might remember from the media back around the Seattle anti-globalization movement in 1999–2000 and the Indymedia network.

This group of nerds managed to create a community on the internet way before social media platforms were established. So, we began to explore ways to overcome the Israeli blockade of the internet.

Soy parte de este grupo de personas mayores pero activas que tal vez podrás recordar de los medios por el movimiento contra la globalización de Seattle en 1999-2000 y la red Indymedia.

Este grupo de sabiondillos logró crear una comunidad en internet mucho antes de que se establecieran las plataformas de las redes sociales. Así que empezamos a explorar formas de eludir el bloqueo israelí de internet.

Su viaje tuvo grandes dificultades relacionadas con obstáculos logísticos y burocráticos para entregar suministros esenciales a Gaza.

It was a complete mess. We explored several options, but they all turned out to be disastrous because everything was either expensive or required lengthy permissions from the Egyptian government. It is impossible to import anything through the border.

We were in the warehouse, where the rejected items were stored. It was an incredible scene with items like, solar panels, baby incubators, and oxygen cylinders for hospitals, all rejected. The policy was absurd — if they found even one prohibited item in a truck, they would reject the entire truck, even if everything else was permissible. This made it incredibly difficult to get technical equipment through.

Era un completo caos. Exploramos varias opciones, pero todas resultaron ser desastrosas porque todo era caro o requería largos permisos del Gobierno egipcio. Es imposible importar nada a través de la frontera.

Estuvimos en el almacén donde se guardaban los artículos rechazados. Fue una escena increíble, con artículos como paneles solares, incubadoras de bebés y cilindros de oxígeno para hospitales, todos rechazados. La política era absurda: si encontraban un solo artículo prohibido en un camión, lo rechazaban todo, aunque todo lo demás estuviera permitido. Esto hizo que fuera increíblemente difícil hacer que entraran equipos técnicos.

La «red de redes en árbol»

Luppichini se asoció con la Associazione di Cooperazione e Solidarietà (ACS), ONG italiana dedicada a las emergencias y el desarrollo sostenible en países de mayoría global en colaboración con las comunidades locales.

La ACS creó Network of Web Trees (red de redes en árbol), sistema que utiliza teléfonos móviles de última generación equipados con tecnología eSIM, tarjetas SIM virtuales que se activan mediante un código para funcionar como las tarjetas SIM tradicionales. Este sistema, configurado como puntos de acceso inalámbrico que pueden transmitir señales de radio a través de la frontera, resiste hasta 50 dispositivos adicionales, lo que permite conectarse a redes celulares egipcias o israelíes sin necesidad de teléfonos modernos. Los programadores de los web trees son los webgardeners (profesionales de internet) locales.

We sent the Web-Gardeners money and they managed to buy these items on Gaza's black market. Our technical team outside Gaza worked with the Web-Gardeners inside Gaza, exchanging photos and messages for feedback. It was a collaboration between people from Italy and Gaza.

They found the necessary tools, and we sent them the QR codes via WhatsApp to activate the eSIMs.

Then it magically worked. We were so happy, we were crying. It was so sweet.

Enviamos dinero a los webgardeners, que lograron comprar estos artículos en el mercado negro de Gaza. Nuestro equipo técnico fuera de Gaza trabajó con los webgardeners en Gaza, difundió fotos y mensajes para obtener información. Fue una colaboración entre personas de Italia y de Gaza.

Encontraron las herramientas necesarias y les enviamos códigos QR a través de WhatsApp para activar las eSIM.

Entonces funcionó por arte de magia. Estábamos tan contentos que llorábamos. Fue muy dulce.

Sin embargo, incluso las soluciones más sencillas pueden ser peligrosas en Gaza.

El «balde» de Ali se ha convertido en un símbolo de lo ígneo que puede llegar a ser el pueblo gazatí. Foto de Associazione di Cooperazione e Solidarietà ACS. Utilizada con permiso.

Open areas near beaches typically have clear reception without obstacles. However, in other regions, to catch a signal from across the border, people have to climb to higher positions like rooftops. This can be dangerous because those bloody drones target anyone they detect.

Ali, the most experienced in the Web-Gardeners team came up with a very funny solution that has become emblematic of how igneous Gazzawi people can be. He created what he calls “the bucket.” Essentially, they place the mobile phone with a power bank inside a bucket and attach it to a pole and raise it like a flag using a rope. This setup allows the phone to connect to and spread the signal from a safer, elevated position without anyone having to physically be up high.

Las zonas abiertas cerca de las playas suelen tener una recepción clara y sin obstáculos. Sin embargo, en otras regiones, para captar una señal del otro lado de la frontera, hay que subir a posiciones más altas, como los techos. Esto puede ser peligroso porque esos malditos drones atacan a cualquiera que detecten.

A Ali, el más experimentado del equipo de webgardeners, se le ocurrió una solución muy divertida que se ha convertido en un símbolo de lo ígneo que puede llegar a ser el pueblo gazatí. Creó lo que él llama «el balde». Básicamente, ponen el teléfono móvil con un banco de energía dentro de un balde, lo sujetan a un mástil y lo izan como una bandera con una cuerda. Esta configuración permite al teléfono conectarse y difundir la señal desde una posición elevada y más segura sin que nadie tenga que estar físicamente en lo alto.

A pesar de su simplicidad, esta red de comunicaciones de base ha sido crucial para los civiles, verdaderas víctimas de las interrupciones de las comunicaciones.

The real impact of internet disruptions is felt by ordinary Gazzawis. They are left without knowledge of what's happening with their neighbors or relatives, potentially just 500 meters away, due to movement restrictions or the risk of being shot.

El verdadero impacto de las interrupciones de internet lo sufren los gazatíes comunes y corrientes. Se quedan sin saber lo que está ocurriendo con sus vecinos o familiares, que están potencialmente a solo 500 metros de distancia por las restricciones de movimiento o al riesgo de ser disparados.

Este movimiento de base es el esfuerzo de Luppichini y su equipo no solo para mantener los vínculos sociales críticos, sino también para servir como una forma de resistencia contra el genocidio cultural.

This is simply a grassroots operation that not only connects people to the outside world but also connects people within the community itself. This connection is crucial for maintaining community bonds. It is also one solution in the face of global double standards that mobilized solutions in Ukraine, but failed to do so in Gaza.

Genocide involves not only physical destruction but also cultural erasure, disconnecting people from their cultural and physical references. Thus, keeping Palestinians in Gaza connected among themselves is crucial to combating the ongoing genocide. Maintaining these connections serves as a vital tool to stop the ongoing genocide.

Se trata simplemente de una operación de base que no solo conecta a la gente con el mundo exterior, también conecta a la gente dentro de la propia comunidad. Esta conexión es crucial para mantener los lazos comunitarios. También es una solución frente a los dobles raseros mundiales que movilizaron soluciones en Ucrania, pero no lo hicieron en Gaza.

El genocidio no solo implica destrucción física, también es borrado cultural, desconecta a las personas de sus referencias culturales y físicas. Por lo tanto, mantener a los palestinos de Gaza conectados entre sí es crucial, ya que mantener estas conexiones es una herramienta vital para combatir y detener el actual genocidio.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.