Adriana Gutiérrez · Junio, 2011

Venezolana, nacida en Mérida pero residente en Barquisimeto.
Diseñadora gráfica, amante del cine y la música, además de ser adicta al internet y sus buenas herramientas de comunicación e información.
Twitter: @Adri021.

Correo electrónico Adriana Gutiérrez

Últimos artículos de Adriana Gutiérrez de Junio, 2011

Perú: Mujeres en Iquitos protestan por los alto niveles de aluminio en el agua

Macedonia: Razones para protestar

Los bloggers de Macedonia consideran el significado histórico de las actuales protestas contra la brutalidad policial, en el contexto del desarrollo de la democracia.

Pakistán: Punto de vista de un extranjero

Taiwán: Salvando a los siraya

Macedonia: Twitter como vehículo para las protestas

Azerbaiyán: Detienen a madre de activista encarcelado

Crisis en prisiones de Venezuela

Pakistán: Detengan el discurso de odio contra los ahmadíes

África: Lanzan primera aplicación en swahili para iPad/iPhone

Macedonia: Difundiendo el mensaje sobre protesta y periodismo cívico

Bangladesh: Hartal en imágenes

Malawi/Jamaica: Blogger malauí visita Jamaica

Argelia: Sin protestas, pero las huelgas continúan

Kirguistán: Revisando la muerte de un periodista en 2009

Bielorrusia: Ataque DDoS masivo contra sitio web del presidente

Ecuador: Proyecto espera llevar más verde a Guayaquil

Camboya: Imágenes de mujeres rebeldes en los Jemeres

Irán: “Un año de sentencia suspendida de cárcel por ser usuario de Facebook”

Kenia: La muerte del cine

Pakistán: Las bestias asesinan de nuevo

Estonia-Letonia-Lituania: 70° aniversario de las deportaciones

Blogger Destacada: Sabrina Sultana – Blogueando con el corazón

Sabrina Sultana escribe desde Bangladesh y le encanta. Es una de los millones de bloggers del mundo que se expresa utilizando internet. Pero Sabrina no es como muchos otros; ella bloguea a pesar de sufrir de distrofia muscular.

El Salvador: Asesinan a activista antiminería en Cabañas

Panamá: La lucha de los indígenas Ngobe-Bugle para defender al Río Tabasara

Pakistán: Racismo religioso a la vista