¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cecilia Bigoritto

Email Cecilia Bigoritto

Últimos artículos de Cecilia Bigoritto

20/11/2015

Desear un hijo cuando se es una mujer soltera en los Emiratos Árabes

“Incluso las personas casadas no hablan de adopción. Hablo de esto porque tengo un mensaje para mi sociedad... [la adopción] es la cuestión más importante que tiene que aceptar la sociedad”.

02/11/2015

Otro Aylan en Tayikistán: Niño migrante muere en manos de las autoridades rusas

"¡Umar! Tu muerte es el símbolo de la flaqueza y de la deshonestidad, sé mi heraldo inmaculado ante Dios".

30/10/2015

Desde Okinawa a la ONU, continúa la demanda contra la base militar norteamericana

El gobernador de Okinawa Takeshi Onaga se dirigió a la ONU para debatir sobre las violaciones de los derechos humanos que sostiene que han cometido los gobiernos de Japón y Estados Unidos.

08/10/2015

Carta de Oleg Kashin a los gobernantes de Rusia

RuNet Echo

Oleg Kashin publicó una carta abierta a Putin y Medvedev, donde discute su caso y el significado que el abandono del mismo tiene para Rusia como nación.

Seis formas en que las fuerzas pro-gobierno reprimieron al movimiento Occupy de Hong Kong

GV Advocacy

"El [movimiento occupy de Hong Kong] insinúa que tanto internet como Hong Kong estan en una encrucijada, y que ninguno puede dar su libertad por hecho".

24/04/2012

Italia: La trágica muerte de Piermario Morosini conmociona al mundo del fútbol

Las estaciones de radio italianas, Twitter, Facebook, y también, los blogs de todas partes del mundo han estado discutiendo la muerte repentina en el campo de juego de Piermario Morosini, un futbolista de 25 años, mientras jugaba para el Livorno.

18/05/2010

Tailandia: Los Camisas Rojas se mantienen desafiantes en los enfrentamientos de Bangkok

Los "camisas rojas" quieren una tregua con los soldados pero el gobierno insiste en que los manifestantes deben primero dispersarse antes de sentarse a negociar. Los soldados usan munición real contra los manifestantes.