Moisés Perera Lezama · Octubre, 2017

Nací en la Ciudad de México, a la que amo y odio como buen chilango. Me gusta leer, escribir, conocer gente, dar terapia con reiki y la comida sabrosa. Desde que tengo memoria he sentido una inclinación por aprender lenguas. Mi gusto por la traducción se dio por añadidura. Me parece que quienes se dedican a la traducción cumplen con una función social muy importante: establecer vínculos, generar comunicación. Creo en el acercamiento de las culturas, en la divulgación de los saberes. Como dijera Machado: “En cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda; sólo se gana lo que se da.”

Correo electrónico Moisés Perera Lezama

Últimos artículos de Moisés Perera Lezama de Octubre, 2017

Kirguistán y Uzbekistán: Antes enemigos mortales, ¿ahora mejores amigos?

La sensación está en la buena voluntad del líder uzbeko. Mirziyoyev es muy abierto, amigable y benevolente. Esto nos encanta.