¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Devuelvan a los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, México

15,000 people marched in downtown Mexico City against the disappearance of 43 students from Ayotzinapa. Photo taken on 8 October 2014 by Enrique Perez Huerta. Copyright: Demotix

15,000 personas marcharon por el centro de la ciudad de México protestando contra la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa. Fotografía tomada el 8 de octubre de 2014 por Enrique Perez Huerta. Copyright: Demotix.

Cronología

¿Qué le espera a México, donde el hallazgo de fosas comunes en Iguala y docenas de estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa ha dado origen a protestas y a un tenso debate nacional acerca de la ley y el orden? El futuro es incierto.

El procurador general de México ha declarado que los estudiantes fueron asesinados por un grupo del crimen organizado local, cumpliendo órdenes del alcalde de Iguala José Luis Abarca, que permanece bajo arresto. Pero ante la falta de evidencia contundente que corrobore sus alegatos las familias de los estudiantes y la nación albergan la esperanza de que los estudiantes se encuentren con vida en algún lugar.

Algunos usuarios de Internet sostienen que esta tragedia será olvidada con el tiempo, otros piensan que la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa servirá como un catalizador para el cambio social.

Estudiantes desaparecidos

El 26 de setiembre, un convoy de autobuses que trasladaba estudiantes de Ayotzinapa, un instituto de formación docente del estado de Guerrero, al sur de México, fue blanco de disparos realizados por agentes de la policía local. Los estudiantes de profesorado estaban volviendo de unas protestas de maestros rurales en la ciudad de Iguala. Muchos de los estudiantes fueron obligados a subir a vehículos policiales y se los llevaron.

Una hora después el convoy recibió un nuevo ataque, esta vez de miembros del crimen organizado. Los ataques de ese día dejaron como resultado seis muertos y 17 heridos en Iguala. Tres eran estudiantes y otros tres simplemente estaban en la escena en ese momento – un jugador de fútbol, el conductor de otro autobús y una mujer que se trasladaba en un taxi

La atención del público pronto se dirigió a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, muchos de los cuales fueron vistos cuando la policía se los llevaba luego del primer ataque.

Protestas

Se han organizado protestas en todo el país exigiendo que los estudiantes sean liberados sanos y salvos.

Lea más: Ayotzinapa: ¡Vivos se los llevaron vivos y los queremos! es el reclamo de los mexicanos

Y han estado llegando mensajes de apoyo de todo el mundo bajo las etiquetas #Ayotzinapa #TodosSomosAyotzinapa.

Únase al pedido por la liberación de los estudiantes desaparecidos en Twitter bajo la etiqueta #EPNBringThemBack (EPN tráelos de vuelta) el 22 de octubre a las 8pm hora de la ciudad de México (UTC/GMT -5 horas)

Este es uno más de numerosos actos violentos cometidos por autoridades corruptas -en ocasiones en connivencia con carteles criminales- contra sus ciudadanos.

Funcionarios corruptos y carteles criminales

Iñaky Blanco, el fiscal general del estado de Guerrero, afirmó que “muchos agentes de policía tenían vínculos con el crimen organizado, y en algunos casos eran sicarios del narcotráfico en actividad”.

Luego durante una conferencia de prensa en Acapulco, Blanco agregó que fue el Director de Seguridad Pública de Iguala Francisco Salgado Valladares quien dio la orden de detener a los estudiantes de profesorado de Ayotzinapa; y que un individuo conocido como ‘El Chuky’ del grupo criminal Guerreros Unidos habría ordenado el secuestro y asesinato de los jóvenes estudiantes. El nombre Guerreros Unidos es un juego de palabras con el nombre del estado, Guerrero.

El alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, abandonó el cargo justo antes del ataque con permiso del gobernador. Nadie conoce el paradero de Abarca ni de Salgado Valladares, quien presuntamente dio la orden para el ataque.

¿Fosas comunes?

El 6 de octubre de 2014, al menos 28 cadáveres fueron desenterrados de una fosa común en las cercanías de Iguala. Los cuerpos, que mostraban claros signos de haber sido torturados, yacían sobre ramas y troncos que habían sido rociados con combustible y prendidos fuego.

Las víctimas aparentemente fueron quemadas vivas, según informó un guardia del sitio al diario español El Mundo. Un total de 28 cuerpos quemados fueron exhumados hasta ahora, aunque algunos informes no confirmados señalan que la cifra asciende a 34.

Las autoridades están realizando una variedad de pruebas forenses para determinar si los restos humanos encontrados pertenecen a los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Según las autoridades, la identificación de las víctimas tomará entre 15 días a dos meses. Especialistas argentinos están participando del proceso a solicitud de los estudiantes de Ayotzinapa.

Aunque los cuerpos aún no han sido identificados, existen muchos que se arriesgan a suponer que pertenecen a los estudiantes. Si eso fuera cierto, sería un gran impacto para el gobierno, ya que significaría que está directamente relacionado en la matanza de civiles desarmados usando la fuerza policial municipal.

El gobierno está enfrentando el escrutinio de la comunidad internacional en relación a este crimen y sus integrantes se sienten muy incómodos acerca de la situación. El Presidente ha estado tratando de construir una imagen de seguridad y progreso y en consecuencia este incidente no contribuye a tal fin.

Tormenta política en México

Hasta ahora, el gobierno ha condenado públicamente las acciones de la policía y del alcalde y se comprometió a encontrar a los culpables.

Los familiares de las víctimas albergan la esperanza de que sus seres queridos volverán. Mientras tanto, sin embargo, están esperando la confirmación oficial acerca de si los restos de las víctimas de la tortura que están siendo identificados coinciden con los estudiantes secuestrados por la policía antinarcóticos. Si la fosa común resulta contener a los estudiantes desaparecidos, México descubrirá si la tensión que hoy se percibe en el aire es suficiente para provocar una tormenta política de gran escala.

Este video del canal de noticias independiente con sede en EE.UU. Democracy Now ofrece un excelente panorama del caso:

Mensaje de apoyo en video de estudiantes de todo el mundo en más de una docena de idiomas: