- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

¿Qué contamos distinto en nuestra cobertura de Pakistán?

Categorías: Asia del Sur, Pakistán, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, NewsFrames

Conjunto de fotos de artículos de noticias que cubrió Global Voices a lo largo de los años. Todas las fotos se encuentran bajo la licencia de Creative Common y se reproducen con autorización.

Los medios de comunicación no tienen la capacidad de cubrir todo lo que ocurre, de manera tal que se da prioridad a las noticias que se consideran relevantes para la audiencia. En los medios estadounidenses, las decisiones en torno a qué y sobre qué lugar del mundo se informa con frecuencia guardan relación con los intereses de Estados Unidos, ya sean económicos, humanitarios o de seguridad.

Pakistán es uno de esos países que entra en estas tres categorías.

Desde la ocupación de Afganistán por parte de Estados Unidos hace 16 años, su vecino Pakistán se convirtió en un aliado logístico clave en la guerra. Antes de 2001, Pakistán era un país relativamente pacífico, con un registro de violencia militar prácticamente inexistente. Sin embargo, luego de 2001, más de 50,000 personas perdieron la vida como resultado de ataques militares. El país aún hoy se enfrenta a múltiples ataques internos y externos. Dada esta situación especial. la mayor parte de la cobertura mediática, tanto nacional como internacional, se centra en el conflicto, lo que me generó un interrogante en relación a mi papel como editora de Global Voices Pakistán: ¿Cómo se comparan la cobertura que hacemos de Pakistán y la que realizan las empresas de noticias estadounidenses y pakistaníes angloparlantes?

Para poder responder a este interrogante, usamos Media Cloud [1], herramienta de código abierto para el análisis de contenido que tiene como objetivo trazar la cobertura que los medios de comunicación realizan sobre los eventos actuales. En el marco del proyecto NewsFrames, nos asociamos con el Centro para los Medios de Comunicación Cívicos del MIT (MIT Center for Civic Media) y el Centro Berkman Klein para Internet y la Sociedad de Harvard para utilizar esta herramienta.

Buscamos artículos periodísticos que se publicaron entre el 30 de enero de 2016 y el 26 de junio de 2017* que incluyeran oraciones con la palabra “Pakistán” en tres grupos distintos: medios de comunicación estadounidense, medios de comunicación de pakistaníes angloparlantes y Global Voices.

Nuestro objetivo era confeccionar un muestreo de las palabras claves más utilizadas, y también determinar qué artículos se relacionan a esas palabras, en lo que respecta a la cobertura mediática de Pakistán (más información sobre la forma en que usamos Media Cloud aquí [2]).

De acuerdo a nuestro análisis, los términos “Afganistán” e “India”, junto con “Pakistán”, dominaron claramente la cobertura mediática en los tres grupos de medios.

Sin embargo, si quitamos estas palabras claves, los resultados que arroja Media Cloud dejan en evidencia que existen prioridades editoriales distintivas: en los medios pakistaníes angloparlantes, la política y la economía se quedaron con la mayor parte de la cobertura. Aunque tanto los medios estadounidenses como Global Voices se enfocaron en la seguridad, ambos difirieron en el encuadre que le dieron a las noticias.

“Militantes”, “talibán” y “dron” en la cobertura mediática de Estados Unidos

Medios de comunicación estadounidenes: este Word Cloud se generó a partir de un muestreo de 23,999 artículos sobre Pakistán que se publicaron en el marco de los 543 días del análisis. Eso da un promedio de 44 artículos por día. Clic aquí para ver la imagen más grande [3].

El análisis revela que, en la mayoría de los casos, la cobertura mediática de los medios estadounidenses sobre Pakistán se enfocó en los problemas de seguridad [4], como el Talibán [5], grupo insurgente en una de las provincias más grandes, Baluchistán [6], y los ataques que realizaron varios grupos militares.

Algunas de los términos más prominentes que surgieron del análisis son “Talibán”, “dron”, “militants” y “Azhar”.

“Azhar” puede referirse a dos personas distintas: Maulana Mehmood Azhar, fundador y líder de Jaish-e-Mohammed, grupo que la ONU califica como terrorista; y Azhar Ali, jugador de criquet del equipo nacional.

Si profundizamos el análisis de “criquet”, la presencia de “Azhar Ali” estuvo entre las más prominente en los artículos tanto de los medios pakistaníes angloparlantes como de los estadounidenses.

“Económico”, “CPEC” y “comisión” en la cobertura mediática pakistaní

Palabras más frecuentes en un muestreo de 136 529 historias en conjuntos de medios pakistaníes. Haz clic aquí para ver la imagen más grande [7]. Fuente: Media Cloud.

Las palabras más populares que aparecieron en el análisis de la cobertura de los medios pakistaníes angloparlantes fueron “económico”, “cpec” y “comición”, todas en referencia a algunos de los problemas políticos que más urgen en Pakistán.

Gran parte de las conversaciones giraban en torno al desarrollo “económico” como consecuencia de un conjunto de proyectos de infraestructura por un valor de 62,000 millones de dólares que en la actualidad se llevan a cabo en el marco del Corredor Económico Chino-Pakistaní (CPEC, por sus siglas en inglés)

Las palabras “Panamá” y “comisión” hacen referencia a la comisión judicial que se conformó para la investigación de las finanzas del primer ministro y su familia luego de que los Panama Papers revelaran que contaba con cuentas en el extranjero [8]. Al analizar en profundidad “comisión”, descubrimos con qué intensidad los medios pakistaníes angloparlantes cubrieron esta historia.

“Activistas” y “protestas” en la cobertura de Global Voices

Se publicaron 153 artículos sobre Pakistán en el conjunto Global Voices durante el periodo de estudio. Eso representa una historia cada tres o cuatro días, en promedio. Clic aquí para ver la imagen más grande [9]. Fuente: Media Cloud.

Si bien la situación de seguridad fue el tema más relevante en la cobertura que Global Voices hizo sobre Pakistán, las noticias tienden a poner énfasis en las personas afectadas por la violencia.

La cobertura también se centró en otras luchas individuales: los activistas [10] y sus campañas [11], y también los autores y los agentes generadores de cambio [11] que trabajan en múltiples problemas con el fin de echar luz sobre la diversidad en Pakistán.

Sentimos que a la cobertura realizada por Global Voices Pakistán le faltó uniformidad a la hora de informar sobre un país del que otros medios de comunicación informan ampliamente. Sin embargo, a pesar de reconocer esta oportunidad desperdiciada, reafirma nuestro opinión de que no tratamos que el paso acelerado del ciclo de noticias nos marque el ritmo.

Otro contraste en la cobertura es respecto al criquet, deporte muy popular en Pakistán, que suele dominar la cobertura de noticias en los medios locales, y también en las redes sociales. Si bien Global Voices cubre algunos aspectos de los deportes de tanto en tanto, pero no lo hacemos diariamente.

Las personas (y no los gobiernos) son el centro de nuestras historias

Un ejemplo que ilustra la diferencia en cómo los medios estadounidenses y Global Voices encuadran los problemas de seguridad es el conflicto entre Pakistán e India que tuvo lugar en septiembre y octubre de 2016 luego de un ataque perpetrado por militares armados en el pueblo de Uri, ubicado en el estado Jammu y Cachemira, que son administrados por India.

Luego del ataque, India canceló su participación en la 19° cumbre de la Asociación para la Cooperación Regional del Sur de Asia (SAARC, por sus siglas en inglés) [12], que se iba a llevar a cabo en noviembre en Islambad [13], Pakistán. Cachemira siempre fue una fuente de conflicto para ambos países y el ataque disparó una crisis diplomática.

Los medios de comunicación estadounidenses como CNN publicaron análisis con títulos como “¿Entrarán en guerra India y Pakistán? [14]“. La cobertura de GV, por otra parte, resaltó las voces a favor de la paz de ambas partes (“Mientras los políticos hacen sonar los tambores de guerra, los ciudadanos de India y Pakistán piden paz [15]“), y el efecto que tuvieron las tensiones en aumento y el toque de queda para los ciudadanos de Cachemira.

La cobertura que GV realizó sobre la provincia de Baluchistán también se enfocó particularmente en contar historias humanas y en explicar el rol de los militares y las fuerzas armadas en el lugar. Cuando el 8 de agosto de 2016 un bombardeo a un hospital en Quetta resultó en la muerte de al menos 70 personas, la cobertura de GV se focalizó en las víctimas, con historias como “Con el bombardeo del hospital, Pakistán pierde toda una generación de abogados en Balochistán [16]” y “Muerto en el bombardeo de Quetta, Mehmood Khan era un soñador y lo mejor de Pakistán [17]“.

Reflexiones sobre el año que pasó y preguntas para el que viene

Cuando comencé a desempeñarme como editora de Global Voices Pakistán, quería fortalecer nuestro enfoque sobre problemas que no reciben suficiente cobertura mediática o que no son explorados. Siento que a este país, con toda su complejidad y diversidad, con frecuencia se lo ve superficialmente, y que de la violencia se informa en función a los números y no en los seres humanos que están detrás de esos números.

En base a los resultados del análisis previo, llegué a la conclusión de que la mayor parte de las noticias de GV Pakistán cubrieron las mismas noticias que los medios de comunicación masivos de Pakistán y Estados Unidos, pero desde un ángulo que priorizó las voces de las personas comunes y las luchas de quienes buscan ir más allá del patrioterismo para construir puentes.

Esto alcanzó a nuestro proceso de informar historias, también. Recuerdo la cantidad de veces que tuvimos charlas con los autores indios y con el editor regional de Asia del Sur, Rezwan, sobre la forma en que le podemos dar forma a nuestra cobertura, un ejercicio que nos permitió reflexionar sobre nuestros prejuicios inherentes.

En miras al próximo año, me gustaría continuar con estas colaboraciones interregionales. También considero que la cobertura que hacemos de Pakistán podría ser más uniforme. Mientras que el encuadre que GV quiere dar a las historias busca resaltar la diversidad en el país, este énfasis necesita darse en forma consistente: hay que cuestionar las narrativas inexactas de los medios de comunicación dominantes.

Un ejemplo es el caso de los Panama Papers, cuando se presentó la oportunidad de resaltar óomo un país al que con frecuencia se lo tilda de “corrupto y disfuncional” en los medios de comunicación occidentales, siguió de cerca y reaccionó a un caso importante de corrupción. Los artículos que muestran cómo, por qué y qué es lo que un encuadre determinado del problema dice de forma diferente sobre Pakistán podrían constituir una intervención valiosa.

Como conclusión, este análisis me motivó a pensar en las formas en que puedo desempeñarme mejor en mi trabajo como editora, en conjunto con nuestra maravillosa comunidad de autores voluntarios, en cómo sembrar más colaboraciones entre nuestros equipos e impulsar una dirección concreta para nuestra cobertura mediática. Me gustaría trabajar en estos puntos en las próximas semanas.

*Nota: con el análisis de noticias en las que se menciona “Pakistán” queremos decir que estamos evaluando el panorama general de cómo se presenta a “Pakistán” en la cobertura mediática. Esto implica historias que están más allá del control de la editora. Por ejemplo, esta historia [18] hace mención a las tensiones entre Israel y Pakistán como producto de “noticias falsas”. Si bien el artículo no habla específicamente sobre Pakistán, lo menciona, y por lo tanto las palabras de este artículo son parte de nuestro análisis en Media Cloud.