¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Policía brasileño queda literalmente impune de asesinato

En el momento en que el mundo celebraba el Día de los Derechos Humanos, los bloggers brasileños lanzaban su voz en contra de otra muerte causada por los desastrosos métodos de la policía que quedan impunes en Río de Janeiro.

El pasado julio, un niño de 3 años fue asesinado por dos oficiales de la Policía Militar Estatal que confundieron el auto que su madre manejaba con uno robado que estaban persiguiendo. El auto de la familia recibió 17 disparos, tres de los cuales impactaron sobre João Roberto. William de Paula, uno de los policías, fue absuelto de los cargos de doble asesinato agravado por 4 a 3 votos en un jurado el pasado jueves. Fue sentenciado a siete meses de trabajo comunitario por heridas leves en contra de la madre de João, Alessandra Amorim Soares, y su hermano Vinicius Amorim, de 9 meses en ese momento.

La absolución, así como el hecho que el jurado encontró que el policía había actuado de acuerdo con lo que se esperaba de él, escandalizó no solamente a la familia del niño: la mayoría de bloggers también consideraron esta sentencia demasiado leve, un signo de impunidad. Se unieron a la familia en su llamado por justicia.

La blogger en My little corner of the world [pt] muestra su repugnancia hacia la decisión y menciona el desesperado gesto de la madre cuando se dio cuenta que había pistolas apuntando al auto – ella arrojó una bolsa de bebé por la ventana para mostrar que había niños dentro del vehículo:

Un caso más de impunidad, una vez más vemos a un niño pagando por la brutalidad de los adultos, una vida interrumpida, una vida de sueños, ¡NO CREO en la inocencia de este oficial de policía! Creo en la inocencia de esta madre que luchó con un gesto ingenuo para mostrar que había niños inocentes dentro del auto, francamente todos sabemos que vivimos en una sociedad sangrienta, sin duda pudo haber sido el malhechor al que estaban persiguiendo, pero aunque hubieran sido esos bandidos, los [grupos de] derechos humanos hubieran condenado al policía, ¿no es cierto? ¿Y ahora? ¿Dónde están MIS derechos? La cosa más inútil en Brasil es eso que se llama “derechos humanos”, ¿en realidad quién tiene derecho a ellos? ¡Los que roban, matan y cometen crímenes bárbaros en contra de niños! Esos son las niñas de los ojos de la sociedad, sin embargo este niño que tenía planes, sueños y sobre todo INOCENCIA vio su vida brutalmente interrumpida y sus padres que han quedado con el dolor y los recuerdos no verán que se haga justicia, como dije antes mi repugnancia es saber que si hubiera sido un ladrón el que murió, este tipo [el policía] moriría en prisión, sin embargo, como era solamente uno [de nosotros], se convierte en una estadística… ¿no es así?

Fernanda Freitas [pt] dice que es doloroso saber que Willian de Paula está libre. “¿Qué será de nosotros?”, pregunta:

La familia del acusado, según los periódicos esta mañana, asistió al juicio con un polo que tenía el siguiente mensaje: “Solamente los que te han conocido saben el ser humano que eres”. Juzgar por lo que el policía dijo en una declaración en la que admitió que había confundido los autos (habían estado persigiuendo a los bandidos en otro auto negro, momentos antes de la ejecución del niño) en una calle oscura y que hubiera podido ser peor, solamente puedo imaginar qué clase de persona es Willian de Paula: un delincuente. Ciertamente, pudo haber sido peor. Con 17 tiros, pudo haber matado a toda la familia. Y solamente ejecutó a un niño inocente, ¡ya ven lo generoso que es! Amigos, no se requiere que la Policía Militar Estatal mate, amenace, ponga en peligro las vidas de nosotros los ciudadanos. Depende de ellos protegernos, brindarnos seguridad. No pudo haber sido peor, ¡tú, grandioso ser humano! La obligación de la policía, en caso de duda, es no disparar: deben rodear, hablar, revisar. No somos cucarachas, ¿y qué será de nosotros con esta policía fallida y que solamente se sirve a sí misma? ¿Qué será de nosotros después que el jurado lo envolvió con algodón? La fiscalía prometió apelar, pero esta primera absolución absurda será una suficiente buena razón para que los cuerpos de otras víctimas caigan al suelo de cara a la impunidad.

Otra blogger llamada Fernanda, de Esse meu Palco [pt], escoge el hecho de que el primer gran error hecho por los oficiales de policía fue mezclar dos tipos diferentes de autos, un Fiat Palio y un Fiat Stilo:

Vamos, hay una clara y vital diferencia entre un Palio y un Stilo… ¿no es cierto? “Estaban cumpliendo un deber.” ¿Hasta cuándo estaremos en la línea de fuego de un cuerpo de policía que cumple su “deber” poniendo vidas en riesgo? (…) Recuerden que la decisión fue hecha por un jurado popular, lo que significa que la gente no tiene idea acerca de lo que vale el juicio, o su importancia, tamaño y peso. ¿Qué pasó para que lo absolvieran? ¿En qué estaban pensando estas personas?

Renato Vargens [pt] dice que la población de Río de Janeiro está enfrentando uno de los momentos más oscuros de al menos 40 años, respecto de asesinatos y crimen – e impunidad – que se han convertido en la norma banal. Es la razón por la que los jurados decidieron la absolución del oficial de policía:

La impresión que tenemos es que la muerte de João Roberto no tuvo ninguna importancia para la sociedad de Río. Desafortunadamente, en el punto de vista de los cuatro jurados que votaron por la absolución del oficial de policía estaban cumpliendo con su deber.

Maurício Baccarin [pt] ahonda en la pregunta de qué pudo haber pasado por la mente de los jurados y llega a una conclusión diferente:

Porque, según el fiscal Paul Rangel, “el jurado no entiende el sistema de votación. Uno de ellos le pidió al juez que repitiera la pregunta porque no la había entendido y pienso que siguió sin entenderla, pero le dio vergüenza en ser el único en no captarla. Esto es, si realmente era el único”. Rangel también lamentó la estructura del juicio y descalificó al jurado, diciendo que algunos se quedaron dormidos durante el juicio. “Hay gente sin ningún compromiso con la ética”, dijo el fiscal.

Reinaldo Cintra [pt] recuerda que no es la primera vez que el cuerpo de policía queda impune por matar personas inocentes este año, y culpa al interés personal profesional por eso. Y en tan importante aniversario:

En el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la decisión del jurado parece una cechetada en la cara de todos los que aún tienen la esperanza que esos derechos no están solamente limitados a una simple carta de buenas intenciones.

El blog Na Boca Mole [pt] publica un video que muestra a la pareja que perdió a su hijo de esa manera tan trágica después de enterarse de la noticia, y también con escenas del momento del tiroteo, grabadas con cicuito cerrado de televisión. Pregunta:

¿Cuándo acabará la irresponsabilidad de poner una fuerza policial tan poco preparada en las calles?

Paulino [pt] sigue la misma línea de pensamiento:

La absolución del policía Wiliam de Paula no es una justificación para la ejecución de personas inocentes en las calles de la ciudades brasileñas, pero legitima el continuo fracaso e ineficiencia de la policía de Seguridad Pública, empezando con reclutar a personas no idóneas para la tarea de la Policía, hasta el uso del uniforme y el sacar partido de las calles, terminando lo que empezó mal. Esto está legitimado por nuestra falta de conciencia como ciudadanos, de la democracia y la política.

Entre los bloggers que celebraron el resultado del juicio había otros oficiales de policía, como Aderivaldo Martins Cardoso [pt], que dice que vio que se hizo justicia en Brasil:

DEBEMOS LUCHAR CONTRA LA VIOLENCIA POLICIAL EN NUESTRO PAÍS, pero debemos darnos cuenta que es probable que todos cometamos errores en nuestra profesión. Hay varios ejemplos de cómo unos cuantos segundos pueden hacer una diferencia en nuestras vidas. Hay incontables ocasiones cuando el error de un profesional, sea un doctor o policía [oficial], cambió el destino de las personas, terminando vidas o matando sueños. Tanto doctor como policía [oficial] salvan vidas cada día, pero cuando cometen errores pueden tomar vidas para siempre. Y NOSOTROS LOS SERES HUMANOS NO SOMOS PERFECTOS, ES PROBABLE QUE COMETAMOS ERRORES EN CUALQUIER MOMENTO.

Mônica [pt], otra oficial de policía, dice que el poco probable resultado de este juicio prueba que Dios existe. Ella critica al comando policial que condenó la desastrosa operación y los cita:

“-Los policías no actuaron de acuerdo con el manual de la corporación, que estipula que la policía solamente debe disparar en defensa propia.” Una vez más el comando de la policía se exime de cualquier responsabilidad por sus hombres que están tan pobremente entrenados, preparados y pagados.

Eduardo Ritter [pt] compara la situación en Brasil, un país que se ha acostumbrado a la figura de la policía que dispara primero y después hace las preguntas, con la de Grecia, donde una situación similar ha llevado a todo el país a protestar. Dice que en Brasil el principal problema es que la policía está muy mal pagada, lo que lleva a la población a preguntar, cuando “se gana R$ 600 [aproximadamente US$ 250] para mantener una familia, ¿qué policía no sería corrupto?”:

Ahora, en Grecia la cosa funciona a la inversa. La gente paga impuestos, los policías ganan bien, y si matan a un civil, la lucha no es en contra del oficial de policía a cargo, sino contra todo el sistema, ¡que está bien financiado y ha fallado! Está ocurriendo una revolución debido a un asesinato cometido por un oficial de policía. Allá la policía es recta. Y acá, de nuestra policía se hace mofa por hacer el baile del perico, mientras que virtualmente todos los conductores de los principales canales dan las noticias de las protestas en Grecia como para decir : “¿toda esta conmoción solamente porque un oficial de policía mató a un civil? Francamente.”

La violencia policial es una de las violaciones a los derechos humanos más reconocidas internacionalmente en Brasil. Según Human Rights Watch, los estimado no oficiales muestran que hay anualmente más de 3,000 muertes por violencia policial en el país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.