¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Palestina: La gente de Gaza “atrapada, traumada, aterrorizada”

Las tropas terrestres israelíes han avanzado sobre la Franja de Gaza, y los bombardeos navales, aéreos y terrestres han continuado. Estos son algunos de los posts de blogs que han salido de Gaza en las últimas 24 horas.

El Prof. Said Abdelwahed, quien enseña Inglés en la Universidad Al-Azhar, escribe en Moments in Gaza:

Husain al-Aiedy es un palestino (58 años de edad) que vive al este de la ciudad de Gaza. Ha vivido en el mismo lugar por más de 25 años. Su casa está situada en medio de campos verdes. Es un empleado de UNRWA. Está ahora en un cuarto con otros 20 de su familia, y las familias de dos de sus hermanos. ¡Están apiñados en un sólo cuarto pequeño sin electricidad, agua, comida o teléfono! simplemente nada a su alrededor excepto un campo de batalla. ¡Anoche, a las 10:30 p.m. Al-Aiedy fue alcanzado en mitad de la lucha y un proyectil cayó en su casa para herir a cinco de su familia! Ha pedido una ambulancia para evacuar a los heridos pero fue en vano. ¡Todos los pedidos para que le envíen una ambulancia para evacuar a los heridos y si es posible, al resto de la familia, han fallado hasta ahora! ¡En un círculo de más de un kilometro y medio el ejército israelí tiene el control total, entonces nadie puede llegar hasta el Sr. Al-Aiedy excepto los isrealíes! ¡Esta situación necesita de una acción humanitaria urgente por parte de organizaciones humanitarias de cualquier lugar! No hay electricidad, agua y tienen poca comida en Gaza. Todavía tengo la ventaja de un generador que opero con gas oil para contactar con el mundo. Las bombas caen como lluvia sobre nosotros. ¡Desafortunadamente, el Sr. Al-Aiedy está en el corazón de la batalla!

El Dr. Mona El-Farra, actualmente fuera de Gaza, publica un mensaje de Mohammed Fares El Majdalawi en Jabaliya, al norte de Gaza City:

Quiero escribir sobre el sufrimiento de mi gente y de mi familia en estos días. En mi casa no podemos conseguir las cosas básicas como, comida, pan y gas natural. Ayer, mi padre fue a la panadería, desde las 5 am. esperó 5 horas para conseguir un paquete de pan. Este pan no puede ser suficiente porque [la familia] consiste de 11 miembros. Pero hoy fui a todas las panaderías. No puedo encontrar ningún pan debido a que están cerradas. Mi familia y yo no nos podemos comunicar con nuestros parientes y amigos por la falta de red de conexión, también a cada hora padecemos un martirio o incluso más a causa de los misiles que llueven en nuestros hogares, mezquitas e incluso hospitales. No hay lugar seguro a donde podamos ir.

La activista canadiense, Eva Bartlett, bloguea en In Gaza:

Desde la oficina de noticias en el centro de Gaza no puedo creer los sonidos del bombardeo, aunque están atacando el área de la cual recién vuelvo, como lo hicieron durante toda la noche. Desde aquí suena como… como un martillo pesado golpeando esta tierra, haciéndola pedazos. Y por lo que vi anoche, y los restos hoy, podría haber sido. Tun. Tun. Tun. Los ruidos sordos más altos hacen vibrar este edificio, como si fuera golpeado por un ariete, aunque es sólo el impacto de las ondas de choque a algunos kilómetros de lejos. Traten de imaginar como es estar verdaderamente a cientos de metros de esas explosiones. […] Lo que más me golpea ahora, más que los descuartizados y quemados cuerpos que vi dos noches atrás, más que la intensidad de los misiles golpeando alrededor nuestro anoche y el sentimiento de que en cualquier momento, los soldados de las fuerzas especiales israelíes puedan entrar disparando…. era el pánico en la cara de los residentes. El pánico huyendo, el pánico tratando de parar una ambulancia para los heridos, los muertos, el pánico incluso en los choferes de ambulancias y los equipos. Ellos han visto mucho, muchos han realizado este trabajo por una década o más, pero esto es mucho, mucho peor de lo que cualquiera haya visto, o imaginado, ellos cuentan. En la luz de la mañana, mientras nuestra ambulancia trata de llegar hasta otro herido, veo nuevas multitudes de mujeres, niños y hombres, llevando algunas pocas posesiones. Dos niños de 8 o 9 años de edad en una familia teniendo firmemente bolsas de pan. […] Osama, un EMT, me llama para ver dónde estoy. Trabajamos juntos dos noches atrás. Pensé que no estaría allí anoche, que iba a escribir en vez. Pero la urgencia prevaleció y salimos. Osama pregunta dónde estoy y le digo, estoy escribiendo, tengo que contarle a la gente, ellos necesitan oír esto, ver esto. Si tan sólo pudieras oír esto, oler esto, sentir las vibraciones, sentir el terror.

En otro post ella informa:

Recibí una llamada 30 minutos atrás, en una débil línea telefónica, diciendo que Arafat esta muerto, fue muerto por el fuego israelí mientras trabajaba. El fue uno de los médicos de emergencia que conocí dos noches atrás, compasivo, emocionalmente fuerte, con un imperturbable y excéntrico sentido del humor. Estoy más entristecido por su muerte de lo que puedo expresar.

Sameh Habeeb, blogueando en Gaza Strip, The Untold Story [Franja de Gaza, La historia no contada], reporta:

Los estudiantes de medicina están siendo llamados a los hospitales locales para lidiar con el número de víctimas que está subiendo dramáticamente. En oposición al objetivo central israelí que son los militantes hamas, la mayoría de las víctimas son civiles y esto es tan obvio en los hospitales de Gaza. Alrededor de 10 militantes [fueron] muertos hoy y el resto es toda gente normal que no tiene nada que ver con lanzamientos de cohetes ni militantes.

Pueden seguir a Sameh Habeeb en Twitter: twitter.com/Sameh_Habeeb

Laila El-Haddad, quien esta actualmente en los Estados Unidos, y bloguea en Raising Yousuf and Noor, escribe un post titulado “Trapped, Traumatized, Terrorized“ [“Atrapados, traumados, aterrorizados”]:

Mi padre y yo hicimos apariciones simultáneas y consecutivas en CNN doméstico y CNN internacional anoche. Mi padre fue calmo, elocuente al hablar, en la oscuridad del terreno de la sitiada Gaza, sólo con el fuego de las bombas israelíes iluminando su mundo. Confesó que sus manos le temblaban mientras las apoyaba en el piso de su casa, en donde movieron sus colchones bien lejos de las ventanas, explosiones ensordecedoras rompiendo el cielo oscuro alrededor de ellos, iluminándolo con enormes nubes de fuego. […] Mi padre anoche trató de comunicar un único mensaje: Seguimos escuchando que Israel está trás Hamas; pero NOSOTROS somos el objetivo aquí; los Civiles son el objetivo aquí, no Hamas.
Una familia entera de refugiados fue muerta de una sola vez esta mañana mientras se cubrían del fuego israelí en su casa. Sus muertes no hacen a Israel más seguro. Sus muertes no van a detener el lanzamiento de cohetes. 3 paramédicos también fueron muertos cuando trataban de rescatar a heridos palestinos en el norte de Gaza. Y ahora, AP reporta que la red telefónica de Gaza está a punto de colapsar. No sé cuánto tiempo más voy a poder comunicarme con mis padres.

El egipcio-alemán Philip Rizk, quien bloguea en Tabula Gaza, ha posteado un mensaje de texto que ha recibido de su amigo S. en Gaza:

“He decidido no dejar nuestra casa aunque me muera. Toda la gente ha decidido esto, no nos reestableceremos de nuevo.”

Vittorio Arrigoni es un activista Italiano blogueando en Guerrilla Radio:

Livni dichiara al mondo che non esiste un’emergenza umanitaria a Gaza: evidentemente il negazionismo non va di moda solo dalle parti di Ahmadinejad. I palestinesi su una cosa sono d’accordo con la Livni, ex serial killer al soldo del Mossad, (come mi dice Joseph, autista di ambulanze): più beni alimentari stanno davvero filtrando all’interno della striscia, semplicemente perché a dicembre non è passato pressoché nulla, oltre la cortina di filo spinato teso da Israele. Ma che senso realmente ha servire pane appena sfornato all’interno di un cimitero? L’emergenza è fermare subito le bombe, prima ancora dei rifornimenti di viveri. I cadaveri non mangiano, vanno solo a concimare la terra, che qui a Gaza non è mai stata così fertile di decomposizione. I corpi smembrati dei bimbi negli obitori invece dovrebbero nutrire i sensi di colpa, negli indifferenti, verso chi avrebbe potuto fare qualche cosa. Le immagini di un Obama sorridente che gioca a golf sono passate su tutte le televisioni satellitari arabe, ma da queste parti nessuno si illude che basti il pigmento della pelle a marcare radicalmente la politica estera statunitense.

Livni declara al mundo que no hay emergencia humanitaria en Gaza; obviamente la negación está de moda no sólo en el país de Ahmadinejad. Sobre una cosa los palestinos están de acuerdo con Livni, la ex-asesina serial a sueldo de Mossad (mientras Joseph, un chofer de ambulancia, me dice): más mercancías de comida están realmente llegando a la Franja, simplemente porque en diciembre casi nada entró, más allá de la cortina de alambre de púas desplegada por Israel. Pero seamos realistas, ¿cuál es el sentido de servir pan recién horneado en un cementerio? La necesidad urgente es detener inmediatamente las bombas, incluso antes de reabastecer con comida. Los cuerpos no comen, sólo fertilizan la tierra, la cual aquí en Gaza nunca ha sido tan fértil con la descomposición. Los cuerpos desmembrados de niños en las morgues deberían en vez alimentar un sentimiento de culpa en quellos que son indiferentes, en aquellos que podrían haber hecho algo. Las imágenes de un sonriente Obama jugando al golf han sido mostradas en todas las estaciones satelitales arábicas, pero aquí nadie tiene la ilusión de que sólo la piel de color sea capaz de afectar radicalmente la política exterior de E.E.U.U.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.