¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Costa Rica: La historia de un pueblo en canciones de calipso

Dr. Bombodee, último CD de Walter Ferguson

Walter “Gavitt” Ferguson, declarado el último intérprete de calipso, se ha convertido en el guardián de la memoria de Cahuita en el sur caribeño de Costa Rica. Él canta acerca de su vida y la historia de su pueblo, desde las plantaciones de cacao a la república bananera y, finalmente, al Parque Nacional y el destino turístico.

La historia de Walter Ferguson fue contada en este documental de 1999 por la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica (UNED), que ahora han subido y compartido en línea. En él, cuenta cómo aprendió a tocar música con instrumentos prestados y cómo se involucró en el calipso a la manera antigua: escuchando a los viejos intérpretes de calipso retándose entre rimas de uno a otro. También explica sobre la inspiración para la mayoría de sus canciones, principalmente basadas en hechos que ocurrieron en su pueblo, dando una buena perspectiva de cómo solía ser la vida en Cahuita, en un momento donde las noches de luna ofrecían conciertos improvisados, las calles eran de pasto y las emergencias médicas tenían que ser evacuadas remando por la costa hasta la ciudad portuaria de Limón:

En estos últimos 10 años, han ocurrido muchas cosas: Walter Ferguson grabó 2 CDs con el sello Papaya Music, que quería tanto grabar un CD suyo que cuando el señor Ferguson declaró que no quería ir a San José para grabar, la disquera improvisó un estudio de grabación en su casa de Cahuita, según lo cuenta Roberto en The Silver People Chronicles en su artículo The Reign of Walter Ferguson [El Reino de Walter Ferguson; en]:

Ellos literalmente saltaron a través de aros a fin de grabar a este genio de la música portable. Improvisaron un estudio de grabación en una de las cabañas de la familia de Ferguson, cubriendo las paredes de la habitación con colchones para elevar la temperatura del lugar hasta que fueron capaces de aislar su voz y el sonido de su guitarra solamente. Mientras tanto, se las arreglaron para silenciar a los perros y loros que viven en el patio de la casa del intérprete. Silenciaron a los perros alimentándolos con largas cuerdas de chorizo, mientras la grabación estaba en marcha. Fue de esta manera, con el ruido, la humedad y sólo con su voz y guitarra, que fueron capaces de producir el disco para el sello Papaya Records.

Es una ocurrencia común que la gente pase por el hotel y busque el Sr. Gavitt en Cahuita, como puede verse en el siguiente video filmado en octubre pasado, donde el simple hecho de conocer a Walter Ferguson vale la pena documentar y compartir en línea:

Hasta fue visitado por el ex candidato presidencial Ottón Solis:

Las canciones de Walter Ferguson reflejan la historia de Cahuita: desde el hongo monilia que diezmó la producción de cacao de la región, a la llegada de la United Fruit Company, el tren y las plantaciones de banano por un período muy breve después del cual partieron, dejando a los agricultores una vez más frente a una crisis. Él también escribe sobre la creación del Parque Nacional y cómo afectó a la comunidad que fue retirada de sus tierras para dar paso a la conservación y cómo eso finalmente cambió la vida de la comunidad, de la agricultura al turismo.

La canción de Ferguson, Cabin in the Wata, habla de un amigo en Cahuita que cuando los funcionarios del gobierno le dijeron que no podía construir nada en sus tierras, ya que se había convertido en parte del Parque Nacional, entonces decidió construir en el mar. Esta canción fue incluida como banda sonora en un comercial de la tarjeta de crédito Visa con todo tipo de logotipos y terminando con el lema: Usted vive en este mundo. Usted necesita Visa. Esto le pareció a Jazmin Ross un poco raro, ya que ella escribió en 2006:

“Vivís en este mundo. Necesitás Visa”. Curiosamente la voz y la música que acompaña las imágenes que muestran un Buenos Aires glamoroso, hipermoderno, por el que se puede transitar sin restricciones con una tarjeta de crédito, pertenecen a un viejito caribeño de 86 años que nunca puso un pie en un estudio de grabación, jamás entró a una cadena de hamburguesas y su única relación con las computadoras es un calypso que les dedicó a esas “loras de vidrio” que lo volvieron loco dándole y quitándole una pensión.

Pueden escuchar un poco de su música en este video de admiradores desde Argentina, donde su canción Rumba en Cahuita parece ser el compañero perfecto para un viaje por carretera un poco surrealista:

Este año, en honor a Walter Ferguson, un festival de las artes y la cultura en Cahuita ahora lleva su nombre, como escribió Kimberly Barron de Eye on Costa Rica [Ojo sobre Costa Rica; en]:

Cahuita, una pequeña ciudad turística situada en la costa del Caribe Sur de Costa Rica, está planeando hacer un evento cultural anual de danza, música, comida típica y una celebración de la cultura Afro-Costarricense. Nombrado en honor a Walter Ferguson, conocido como el “Rey del Calipso”, que es mejor conocido por canciones como Cabin in the Wata y Callaloo. El punto culminante del festival se espera que sea un concierto de Calipso en el Parque Central de Cahuita, que contará con artistas locales de Cahuita, así como músicos de Limón y Puerto Viejo.

En el mismo artículo, Kimberly prosigue traduciendo una entrevista [en] que el diario nacional La Nación tuvo con Gavitt, donde se habla abiertamente sobre muchos detalles de su vida. Walter Ferguson está ahora en sus 90s, casi ciego y ya no hace música, ya que dice que cuando él canta, el sonido no sale como lo desea.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.