¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Importante avance de científicos españoles con las células madre

Manuel Serrano y María Abad (en el centro) con otras compañeras del CNIO. Captura de pantalla de la web de rtve.

Manuel Serrano y María Abad (en el centro) con otras compañeras del CNIO. Captura de pantalla de la web de rtve.

Un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España ha realizado un importante avance en la investigación de aplicaciones terapéuticas de las células madre.  El descubrimiento hace más real la posibilidad de que un día no tan lejano, estas células puedan curar enfermedades degenerativas o ayudar a la regeneración de órganos dañados.

El grupo de investigadores, encabezado por Manuel Serrano y María Abad, ha conseguido que células adultas de un ratón dieran «marcha atrás» en el reloj biológico y se convirtieran en células madre similares a las que componen los embriones de los seres vivos. Estas células madre son capaces a su vez de convertirse en células de cualquier tejido  del organismo.

El trabajo del equipo del CNIO da así un importante paso para hacer posible la utilización de células madre en el tratamiento de enfermedades graves como el alzheimer, el párkinson o la diabetes, o en la regeneración de tejidos y órganos dañados, lo que abriría las puertas a una nueva forma de entender la medicina. El siguiente vídeo explica de forma sencilla en qué consiste el descubrimiento:

http://www.youtube.com/watch?v=N9R9DAGNEnw

La primera persona que ejecutó con éxito esta técnica fue el investigador japonés Shinya Yamanaka, que obtuvo células madre «in vitro» en 2007, lo que le valió el premio Nobel de Medicina en 2012. El equipo del CNIO ha mejorado el sistema al «reprogramar» las células de un ratón dentro de su propio organismo. El mismo Serrano admitió que «No creíamos que funcionara». Sin embargo, no solo funcionó, sino que las células obtenidas corresponden a un estado más primitivo que las de Yamanaka, lo que las hace más versátiles, es decir, las faculta para convertirse en una mayor variedad de tejidos.

Células madres según la web Cuánta Razón

Células madres según la web Cuánta Razón

La aplicación final que se pretende conseguir algún día es controlar la conversión y crecimiento de estas células para convertirlas en células sanas que regeneren órganos deteriorados o incluso para crear en laboratorio órganos «de repuesto» para trasplantes.

Este éxito de los científicos del CNIO llega en un momento en el que los recortes de presupuesto en I+D (investigación y desarrollo) en España son brutales. Según la revista en línea Materia,

En dos años, el Gobierno del Partido Popular ha recortado la financiación de la I+D casi un 30%. Este año, el bajón en el gasto público en ciencia es de 461 millones, según los últimos datos disponibles. Desde la llegada del PP al poder, en 2012, la caída en este campo ha sido de más de 2.600 millones de euros.

Otra de las consecuencias de estos recortes es la fuga de cerebros, el éxodo de los jóvenes científicos españoles a centros de investigación en el extranjero, mejor dotados, en los que encuentran condiciones laborales mucho más ventajosas. Aca comenta con sarcasmo en El País:

Lo de menos es que nos quedemos sin científicos o sin investigadores. Lo fundamental es que sigamos teniendo políticos.

Los recortes no solo promueven la fuga de cerebros, también impiden que científicos españoles vuelvan a España a continuar su actividad investigadora. Hace unos meses se conoció el insólito caso de Diego Martín Santos, galardonado por la Sociedad Europea de Física con el premio bianual al mejor joven físico experimental de Europa. El mismo día, la Secretaría de Estado de Investigación le denegaba una beca que hubiera permitido su repatriación

alegando su falta de “liderazgo internacional” y al considerar que su currículo científico no alcanzaba el nivel que le haría merecedor de regresar a su país de origen a continuar con sus investigaciones.

Patricia Fernández de Lis, en su blog Eureka explica que el CNIO es «uno de los primeros centros de investigación del cáncer del mundo». Según la autora, el CNIO no sufre tantos recortes como otros centros de I+D de España:

Es el centro español con mayor presupuesto aparte del CSIC [Consejo Superior de Investigaciones Científicas], con 50 millones de euros, y la mitad aproximadamente de esa cantidad es una subvención directa del Estado (…).

(…)  la secretaría de Estado de Carmen Vela las ha recortado [las subvenciones] alrededor de un 5%. (…). La Administración se ha preocupado mucho de no ahogar a uno de los principales motivos de orgullo de la I+D española.

Los jóvenes científicos españoles emigran ante la falta de oportunidades. Foto del blog Chinitis

Los jóvenes científicos españoles emigran ante la falta de oportunidades. Foto del blog Chinitis

No obstante, estas cifras representan una merma considerable en el presupuesto del CNIO, que va a reducir su plantilla en 64 personas (por despido o extinción de contrato), lo que amenaza la continuidad de varias líneas de investigación de este centro, que ha puesto a punto desde terapias que retrasan la aparición de enfermedades a tratamientos que paralizan el crecimiento del cáncer de pulmón.

En un comentario publicado en El País, nick_bottom opina que el éxito de los científicos del CNIO es milagroso, dadas las circunstancias:

Por si no queda claro en el articulo, el CNIO se ubica en Madrid, lugar donde no se celebran los juegos olímpicos del 2020, se gastan millones y millones de euros en futbolistas, políticos, y fasto varios, donde se desatiende la educación y la sanidad, se recorta en investigación y desarrollo. Un auténtico milagro.

En Twitter, muchos internautas se han hecho eco de la noticia, aunque algunos criticaban la poca importancia que le ha dado la prensa tradicional:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.