¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Puede el gobierno de Trinidad y Tobago ganar benevolencia política por Navidad?

The Hon Kamla Persad Bissessar; photo © Brooke Miles / Commonwealth Foundation, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

La honorable Kamla Persad Bissessar; foto de © Brooke Miles / Fundación Commonwealth, usada bajo la licencia CC BY-NC-ND 2.0.

¿Se benefician los políticos de la Navidad? En Trinidad y Tobago, al parecer, al menos para algunos usuarios de internet, el partido político del gobierno se podría estar aprovechando de la Navidad para generar algo de benevolencia y cordialidad y, sobre todo, para traducirlos en votos en las próximas elecciones generales en 2015.

Desde comienzos de diciembre, la página de Facebook de la Primer Ministro Kamla Persad-Bissessar estaba repleta de publicaciones que mostraban el recorrido de la líder del país por la república de las dos islas, lo que se ha denominado oficialmente como campaña navideña de juguetes. Se entregaron regalos en la, a veces olvidada, isla hermana de Tobago; en Couva, una tradicional fortaleza electoral del partido oficialista; en Arima y St. Joseph, la primera, un área dominada por la oposición y la segunda, un escaño clave para los votos oscilantes, ambas localidades ubicadas al este del país. Sin embargo, la gran cantidad de fotos muestran a una líder que sonríe y regala obsequios como si fuera Santa Claus, mientras el país lucha contra niveles perjudiciales de delincuencia y un futuro económico precario debido al desplome del precio del petróleo, lo que preocupa a muchos usuarios de los medios sociales.

Dennise Demming, una bloguera experta en relaciones públicas, pensó en las consecuencias que se derivarían de todos los gastos:

Lurking in the shadows of my mind is the nagging question: What will it be like in January?

2014 will be remembered as the year of giveaway and freeness. Come 2015, the pensioners will have spent their extra $5,000.00 Christmas gift; the prices of staples would have crept up beyond their pre-Christmas-gift level; the price of oil and gas would be even lower and the ‘Kamla promotional giveaways’ would be laying around the house.

Escondida en las sombras de mi mente se encuentra una inquietud persistente: ¿qué pasará en enero?

El año 2014 se recordará como el año de los regalos y de la gratuidad. Para 2015, los jubilados habrán gastado sus 5.000 dólares extras recibidos como regalo de Navidad; los precios de los alimentos de primera necesidad estarán por las nubes; el precio del petroleo y del gas bajarán incluso más y los “obsequios de promoción de Kamla” estarán tirados por toda la casa.

Aplicando su visión de marketing, Demming continuó:

The Communication Gurus behind the UNC’s [the United National Congress, the main political party which forms the current coalition government] political campaign have invested their entire spend in the notion that good brand visibility signifies the ability of your products/services to attract the attention of your target audience and therefore stimulate re-sale. In this case, the feeling is that the more you see of the Prime Minister and the UNC, the more likely you are to vote for them at the appointed hour. The literature also suggests that there is a saturation point – that point at which the audience becomes numb to the message. There is no formula to prescribe that point. The decision is informed by data and a good dose of common sense. All that is happening in this Yuletide season can be summed up as ‘voter inducement’ and the society is paying a significant price.

Los gurus de la comunicación detrás de la campaña política del CNU [el Congreso Unido Nacional, el partido político principal que forma la actual coalición del gobierno] han invertido todo su dinero en la noción de que una buena visibilidad de marca le permite a tus productos/servicios atraer la atención de la audiencia meta y, por lo tanto, estimular la reventa. En este caso, la sensación es que mientras más veas a la Primer Ministro y al CNU, más probabilidades hay de votarlos en las elecciones. La literatura también sugiere que hay un punto de saturación, el punto en que la audiencia deja de captar el mensaje. No hay una fórmula para determinar ese punto. La decisión se basa en la información y en una buena dosis de sentido común. Todo lo que está sucediendo en esta época del año se puede resumir como “inducción al votante” y la sociedad está pagando un alto precio.

Incluso los medios principales se dieron cuenta y comenzaron a hacer preguntas. El columnista Raffique Shah habló de “la aparición a medianoche de los carteles publicitarios en las carreteras, que muestran imágenes navideñas de nuestra estimada Primer Ministro, deseando una feliz Navidad a la nación”.

There are several irregularities hovering over these billboards […] Communications Minister Vasant Bharath said they cost $60,000, small change really for today’s politicians. Fine. But who paid for them? Were they Government-funded, corporate-sponsored, or mysteriously materialised by hands as unseen as those that produced toys by the tonnes? The answer to these questions is of material interest to the nation. If it was public funds used, who authorised the expenditure, from what ministry?

Hay muchas irregularidades en estos carteles […] El ministro de comunicaciones Vasant Bharath dijo que costaron 60.000 dólares, realmente poco para los políticos de hoy en día. Está bien. Pero ¿quién los pagó? ¿Los financió el gobierno, una corporación o se materializaron misteriosamente por manos tan ocultas como aquellas que produjeron toneladas de juguetes? La respuesta a estas preguntas es de gran interés para la nación. Si se utilizaron fondos públicos, ¿quién los autorizó, desde qué ministerio?

Sin embargo, los carteles no fueron el único aspecto de la campaña de Navidad, la imagen de la Primer Ministro también adornaba las cajas de regalos y los saludos en Facebook. Solo era cuestión de tiempo que los memes comenzaran a aparecer. Este meme compara la propuesta política de Persad-Bissessar con las de otros lideres globales, con la leyenda “En buena compañía”:
 
bb

Una usuaria de Facebook, Rhoda Bharath, hizo referencia al mensaje navideño del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y dijo bromeando:

No nationwide Billboard programme was harmed in sending these wishes.

Con estos deseos no se dañó ningún cartel publicitario del país.

En cambio, muchos comentaron en la página de Facebook de la Primer Ministro, aprobando los obsequios. Algunos dijeron que hacia un buen trabajo, otros pensaron que la campaña de juguetes era un gesto amable y alguien dijo “la verdad no se verá en las elecciones, sino cuando estos niños crezcan y hagan lo mismo por otros”.

Sin embargo, en términos de financiación de la campaña, Dennise Demming no se impresionó con el nivel de transparencia mostrado por la Primer Ministro.

First the lady did not know where the toys or media gifts came from; then she didn’t know that there was money and food vouchers in the media gifts. Eventually sources revealed that some manufacturers provided the gifts and significant discounts. That’s good, except for the fact that the companies all manufacture foods, beverages and other consumables. The question remains, who imported the toys and at what cost? Were State funds utilised? Should the Government be accepting gifts from unknown donors? In any ‘two bit’ company you are required to operate within the boundaries of the gifting policy and for good reason. There would also be a register so that gifts would be recorded and known to all. Where is the transparency and accountability?

Primero, la señora no sabia la procedencia de los juguetes y los regalos en los medios; tampoco sabia que se entregaba dinero y vales de comida. Al final, las fuentes revelaron que algunos fabricantes fueron los que dieron los juguetes y los descuentos. Esto es bueno, excepto por el hecho de que todas estas compañías fabrican alimentos, bebidas y otros comestibles. Solo queda por saber, ¿quién trajo los juguetes y a qué precio?, ¿se utilizaron los fondos del estado?, ¿el gobierno debería aceptar regalos de donantes desconocidos? En cualquier compañía “menor” es necesario operar dentro de los límites de la política de donaciones y por razones positivas, debería existir un registro, así los regalos se registrarían y todos los conocerían. ¿Dónde está la transparencia y la responsabilidad?

Ella terminó su publicación con más preguntas que respuestas:

After the dust settles on the 2015 general elections some leader will be responsible for changing the way we do business in T&T and that culture change is probably the single biggest headache that will be experienced for years to come.

How will we move away from an attitude of entitlement? How will we recalibrate the society into remembering that work precedes success? How will we get our leaders to live the value that people do what you do and not what you say? How will we inspire our people to give a fair days work for their pay?

These are complicated questions with no silver bullet answers. Our single assurance is that these questions must be answered and provision made to ensure that they are answered in a way that will benefit our society.

Cuando acaben las elecciones generales en 2015, algunos lideres serán los responsables de haber cambiado la manera de hacer las cosas en Trinidad y Tobago y ese cambio cultural es probablemente el único gran dolor de cabeza que se experimentará en los próximos años.

¿Cómo dejaremos la actitud de legitimación? ¿Cómo vamos a equilibrar la sociedad para recordar que el trabajo precede al éxito? ¿Qué haremos para que nuestros líderes se den cuenta de que la gente hace lo que ellos hacen y no lo que dicen? ¿Cómo vamos a inspirar a nuestra gente para que trabaje en consonancia con su salario?

Estas son preguntas complicadas que no se resuelven mágicamente. Lo que sí es seguro es que estas preguntas se deben responder y se debe asegurar que se respondan de manera que beneficie a nuestra sociedad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.