¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El simposio Networked Society de Melbourne exploró el panorama digital

Internet of Things

Internet de las Cosas – imagen cortesía del usuario de flickr Tumitu Design (CC BY-SA 2.0)

Académicos y otros miembros del quinto poder de Melbourne se reunieron en el simposio Networked Society (sociedad conectada) el 11 de noviembre del 2016 para abordar los retos, oportunidades y amenazas del panorama digital global. El simposio presentó un diverso abanico de proyectos del Networked Society Institute de la Universidad de Melbourne. El vibrante panorama digital local fue parte común de muchas de las iniciativas exploradas.

En su discurso de apertura, William H. Dutton, de la Universidad Estatal de Michigan, presentó su teoría del internet como un “quinto poder”:

the use of the Internet and related technologies in shaping an emerging Fifth Estate, composed of networked individuals able to use the Internet strategically to hold institutions, and other estates and of the Internet realm more accountable

el uso de Internet y las tecnologías relacionadas está dando forma a un emergente Quinto Poder, compuesto de individuos conectados que son capaces de usar Internet estratégicamente para hacer que las instituciones y otros estamentos del ámbito de internet rindan cuentas.

Dutton ve esta concepción como un gran progreso respecto a nociones previas de un quinto estado como equivalente a la comunidad bloguera.

Delineó los cambios en las dinámicas de poder nacidos de la capacidad democratizadora de Internet. Los levantamientos en Medio Oriente, Ucrania, Venezuela y más allá, han ilustrado el potencial de los ciudadanos que usan la tecnología para organizar movimientos sociales. La práctica cada vez más común de publicar grandes archivos de documentos privados ya sea por medio de los medios o de plataformas de transparencia como Wikileaks han cambiado el significado de la privacidad y la transparencia tanto para los ciudadanos como para los gobiernos. Y el comercio electrónico ha revolucionado el comercio y los mercados globales.

The Concept of the Fifth Estate

“El concepto del quinto poder. La prensa desde el siglo XVIII – el Cuarto poder. Internet en el siglo XXI – activa el Quinto Poder. Internet permite una masa crítica de individuos que generan información y operan en red de manera que aumentan su poder de comunicación con respecto al mundo de los negocios, la industria, el gobierno, la política y los medios de comunicación”. Cortesía de Bill Dutton

Pero con este desarrollo, Internet también se ha vuelto más ampliamente “usado como herramienta de vigilancia, invasión de la privacidad y control de la ciudadanía”. Junto con los esfuerzos de vigilancia gubernamental, los algoritmos, trols y bots se han convertido en una fuerza en linea a tener en consideración.

“La política en la era digital tiene que ver con… reconfigurar tu acceso al mundo y también con gestionar al mundo intentando tener acceso a ti”, dice Dutton.

Características clave del quinto poder de Dutton:

  • estar conectado en red (más allá del hogar),
  • producir contenido (escribir blogs, publicar textos y fotos),
  • obtener fuentes de información (tras la búsqueda),
  • colaborar (siguiendo pistas),
  • confiar (en el contenido y los proveedores),
  • centralidad (ver la red como esencial para la información).

[Aquí puede accederse a la presentación y las notas de Dutton.]

En la mesa redonda Conveniencia vs. Privacidad se abordaron temas sobre los desafíos al anonimato y la privacidad, y se analizó también el ‘dilema del consumidor’ en una sociedad conectada.

La panelista Rachelle Basua describió el Internet de las cosas, “un nuevo mundo donde cualquier objeto físico concebible envía y recibe información a través de Internet”. El fenómeno de los refrigeradores, cafeteras, monitores de bebés que se conectan a Internet para transmitir información tanto a los usuarios como a los fabricantes, saca a relucir cuestiones críticas sobre la privacidad de la información y la viabilidad de una infraestructura interconectada.

El ataque DDoS a Dyn de octubre del 2016 a un servidor de dominios líder en Estados Unidos por parte de hackers que manipularon las señales enviadas por electrodomésticos del hogar y similares, es sólo un ejemplo de la vulnerabilidad que genera el Internet de las Cosas.

La economía colaborativa de Melbourne ha sido cartografiada con una exploración de sus formas tanto comerciales como no comerciales, incluso aquellas situadas en el límite:

¿Qué se comparte en la periferia en Melbourne?
– espacios de co-working (trabajo cooperativo)
– makerlabs
– biblioteca de juguetes

Uber, uno de los disruptores de la economía colaborativa más conocidos, ha supuesto uno de los múltiples factores de estrés para los taxistas tradicionales. Driving for Change (conducir por el cambio) está desarrollando una app que ofrezca asistencia sicológica a los conductores. Por descontado, los conductores de Uber también podrían beneficiarse de este servicio, ya que enfrentan un estrés similar, así como otros únicos de su situación.

Driving for change, salud mental de los taxistas, explora el potencial de la tecnología en el apoyo de una comunidad desatendida.

Uniéndose a otros muchos foros y espacios en línea globales que debaten sobre la violencia de género, Not the Only One (no soy la única) ha creado una página web con base en Australia donde las mujeres pueden compartir sus experiencias relacionadas con la violencia doméstica:

Las mujeres que sufren violencia doméstica a menudo no hablan del abuso con otras personas. Not the Only One ofrece un santuario en línea.

Hubo muchas otras iniciativas y proyectos que pueden encontrarse en la página web del MNSI, incluyen temas sobre salud, tv indígenas remotas, medio ambiente, educación, impresión en 3D y seguridad de las infraestructuras.

En panel final del día [los panelistas] debaten sobre el valor y el papel de la información.

En una sesión sobre el valor de los datos, Lars Coenen de la Universidad de Lund en Suecia, habló sobre la importancia de la big data para crear ciudades inteligentes. Pero insistió en una preocupación que se repitió a lo largo del simposio:

‘Existe también un retroceso para los usuarios en lo referente a la privacidad de esta misma información’

Se puede acceder a la charla en Twitter que tuvo lugar durante el simposio en #NSS2016.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.