¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Que viva Večerníček: Duradero atractivo de programa de televisión checo de 55 años

Captura de pantalla de la secuencia de los créditos de Večerníček, con el personaje icónico del programa. De YouTube.

El 2 de enero de 2020, la República Checa celebró los 55 años de Večerníček, uno de sus más famosos programas infantiles de televisión, que ya es considerado de culto y se ha vuelto un gran hito en la identidad checa.

En Checoslovaquia, la ideología comunista prestó especial atención al público joven, de acuerdo con la creencia de que, a dieferencia de sus pares en países occidentales, los niños que crecían en países socialistas se beneficiaban de protecciones especiales y gozaban de derechos culturales únicos. Libros, películas, deportes, actividades culturales y otras formas de entretenimiento estaban disponibles para la gran mayoría de niños, independientemente de su condición social.

En 1965, la televisión estatal checoslovaca lanzó un programa semanal llamado Večerníček (“cuentito para ir a dormir” en checo), que empezaba y terminaba con una secuencia de créditos que desde entonces casi no se ha cambiado. El programa duraba diez minutos, duración ideal para captar la atención de niños pequeños, y siempre se ha emitido a las 18:45 horas desde sus inicios.

Este video por los 50 años de la primera emisión de Večerníček, el 2 de enero de 1965, presenta al personaje encarnando el cuento de la hora de dormir, con su caracteristico gorro hecho de periódico que sube una escalera. El tema musical, compuesto por Ladislav Simon, y la voz de Michal Citavý, de cinco años, siguen sin cambios y se han vuelto referencia de niñez compartida de millones de checoslovacos de entonces y checos de ahora. En muchas familias, el final de Večerníček indicaba la hora de acostarse de los niños, y el programa terminaba con la frase “Dobrou noc!” (Buenas noches). Esta es una de las primeras versiones en blanco y negro:

En 1999, científicos checos dieron a un planeta recién descubierto (con el número 33 377) el nombre de Večerníček.

Durante décadas, el programa, que luego fue diario, presentaba lo mejor de la animación checoslovaca y de la animación extranjera de otros países soviéticos. En 1989, cuando el comunismo terminó en Checoslovaquia, el programa incluyó solamente contenido checo. Las obras que aparecían en el programa incluían la ahora mundialmente famosa serie Krteček (El topito), que se ha vuelto uno de los principales símbolos culturales de la República Checa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.