Armenia: Política predecible y juventud apática

Muchas cosas que pasan en el panorama político de Armenia son esperadas y predecibles “por periodistas y gente de la calle por igual”, declara Apuntes desde Hairenik, elaborando sus conjeturas alrededor del hecho, que esta previsibilidad en la política armenia conduce a la apatía, pues la gente no ve su voto como un factor decisivo en traer el cambio al país:

Cuando la política es predecible, la apatía abunda. Supuestamente solo tenemos que tomar las cosas como son relatadas por los medios de comunicación armenios o por los comentarios de boca a boca. No hay nada más para hacer excepto dejar que suceda, al menos eso es lo que he estado captando.

A pesar de esto, el blogger insiste, que son los ciudadanos armenios los que en última instancia determinarán el curso de las elecciones. En otro post, Apuntes desde Hairenik cita al periódico The Armenian Weekly sobre el tema de la apatía política, especialmente entre la juventud armenia:

De hecho, la tendencia de la gente veinteañera es la de marcharse, sobre todo debido a la común creencia que “Armenia no es un país” o que “no hay nada aquí” que los ate. … Incluso si alguien realmente tiene un trabajo bien pagado, por ejemplo como programador de software, dejar el país casi siempre es considerado una mejor opción.

De todos modos el blogger es optimista, y el movimiento juvenil Sksela que ha tenido una extensiva cobertura en la blogosphera armenia durante los dos últimos meses parece que tiene mucho que ver con tal hecho:

Sin embargo, esto no es totallmente cierto. Aunque sean una minoría, algunos jóvenes claramente tratan de involucrarse en la sociedad civil y construir el proceso democrático. Y tratan de pasar el mensaje a los que están mayormente desinteresados.

De modo interesante, EurasiaNet recientemente ha publicado el artículo de Onnik Krikorian sobre Sksela e intenta atraer a la juventud en Armenia a los partidos políticos como Armenia Próspera.

La juventud se detiene en los puestos de periódicos en las esquinas de la calle y lee en voz alta los diarios armenios. ¡Jóvenes enmascarados marchan frente al parlamento gritando “No Coman Demasiado!” a los diputados. Es temporada de elecciones en Armenia, y con el voto parlamentario a poco más de un mes de distancia, un grupo juvenil poco convencional emprende la guerra semanal a la extendida apatía política.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.