¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los cuerpos cambiantes de Marruecos

La obesidad y la imagen del cuerpo son dos temas de los que se habla poco en Marruecos. El país, todavía en desarrollo en muchas formas, parece haber tenido siempre un relación saludable con la comida; la cocina marroquí, bastante conocida en todo el mundo, usa mucha carne fresca, frutas, verduras y aceite de oliva. Esa saludable relación parece estar cambiando como en muchas otras partes del mundo, a medida que Marruecos recibe afluencia de cadenas de comida rápida y productos empacados. Aunque se ha llevado a cabo algunos estudios, el tema ha sido mencionado raramente en la blogósfera, hasta ahora.

En un ciclo de seis partes, Margot the Marrakesh Mystic da una mirada más profunda a cómo están cambiando los cuerpos marroquíes (y consecuentemente, la imagen del cuerpo marroquí). En la parte uno, la blogger reflexiona sobre la obesidad y el aumento de la diabetes en Marruecos:

Según la Base Global de Datos de Crecimiento y Desnutrición Infantil de la OMS, “el porcentaje de niños con sobrepeso en Marruecos se ha más que triplicado entre 1987 y 2004”. Esto se atribuye a la doble tendencia de la disminución de los niveles de actividad física, y a un cambio en las dietas para incluir más grasa y azúcar. La tendencia de niños con sobrepeso ocurre mucho más en las ciudades, y principalmente en las clases media y alta.

Tengo un amigo marroquí que es asistente de aula en un colegio norteamericano. Los niños de ese colegio son mayormente de las clases media alta y alta. Le pregunté, “de los 21 niños marroquíes en tu salón (sin incluir a los extranjeros en la cuenta), ¿cuántos tienen sobrepeso?“

Respondió, “Cinco son bastante gordos, siete son más bien regordetes, pero sin llegar a obesos; y los otros nueve son de peso normal”. Entonces eso significa que el 57 por ciento tiene sobre peso o son obesos, en tanto que 43 por ciento son de peso normal.

En tanto que las partes dos y tres tratan de temas similares (a saber, el aumento en los supermercados y los electrodomésticos modernos en Marruecos), la parte cuatro trata un tema interesante: el deseo de las mujeres jóvenes marroquíes de ganar peso. Es este post, la blogger comparte una anécdota sobre su hermana menor:

Mi hermanita CREE que es muy flaca (por lo menos la fastidian las chicas en el colegio que dicen que es flaca, pero ellas son regordetas, así que probablemente sean celos). Entonces se pone cuatro pantalones debajo de sus jeans. Le pregunto por qué hace eso, ¡sobre todo porque afuera hace 38°C! Ella dice que es para que la parte de los muslos de los jeans no quede “suelta”, sino llena, y ajustada, como se les ve a sus amigas en sus jeans. Todo lo que puedo decir es que recuerdo haber tenido esa edad (catorce) y lo importante que es a esa edad vestirte como tus amigas.

La parte cinco trata de los restaurantes de comida rápida en Marruecos. Bastante interesantemente, la blogger concluye:

No había restaurantes de comoda rápida hasta hace poco. Pero en mi opinión, NO están contribuyendo en el problema de la obesidad en Marruecos. En cambio, han mejorado considerablemente nuestro estilo de vida. Queremos esas opciones disponibles acá también, como lo están en los países más desarrollados.

La parte seis, que todavía no ha sido publicada, abordará el tema de diabetes en Marruecos, algo que aunque no es nuevo, es un problema creciente en el país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.