¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jordania: Comunidad trabaja para cambiar vidas

En una historia alentadora desde Jordania, Sha3teely escribe acerca de los esfuerzos de su comunidad para ayudar a un vendedor de la calle ciego.

A continuación, los personajes principales:

El padre de Ala’ murió cuando él era adolescente y dejó sobre los hombros de su hijo la responsabilidad de cuidar a una familia de cinco. Desde entonces, Ala’ no tuvo opción sino trabajar como vendedor de la calle cerca de una mezquita en Ammán.

Tawfiq y Khaled son dos amigos que van a la mezquita donde Ala’ tiene su humilde negocio. Y cada vez que pasan junto a él lo saludan y hacen una breve pausa para escuchar sus divertidas historias acerca de la realidad de su situación.

Entonces un día:

Un día, Ala’ desapareció y no fue visto por ninguna parte. Tawfiq y Khaled se preguntaron qué pasó con su amigo, quien regresó luego de dos meses. Ala’ dijo a sus amigos que fue arrestado por el Ministerio para el Desarrollo Social y que su trabajo ya no es factible, pero que no tiene otra opción. Desde ese momento, Tawfiq y Khaled decidieron que tenían que hacer algo para cambiar la vida de este hombre.

Pensando en una forma de ayudar a Ala':

Al principio, los dos amigos intentaron conseguirle a Ala’ un pequeño kiosko para trabajar, pero no pudieron obtener una licencia para ello. Luego de varios meses, Ala’ nos dijo que había una pequeña tienda a la venta, cerca de su casa. Y aunque el precio por el lugar estaba establecido en JD 8.000 (un como más de $10.000), una cifra astronómica para Ala’, él estaba determinado a obtenerla. Es aquí cuando Tawfiq y Khaled comenzaron a pensar seriamente acerca de ayudar a Ala’ a realizar su sueño.

La historia se pone mejor:

Los dos pensaron que no ayudarían a Ala’ si simplemente le daban algo de dinero, y decidieron que debían trabajar para cambiarle la vida dramáticamente al convertirlo de vendedor de la calle a dueño de una tienda. Así que comenzaron a recolectar dinero para comprarle la tienda a Ala’ -vecinos, conocidos y asiduos a la mezquita contribuyeron con su esfuerzo. Hasta se fueron a convencer al Imán de la mezquita para que diera un sermón acerca del proyecto para lograr reunir apoyo. Eventualmente, lograron obtener el dinero a través de donaciones o deudas a ser pagadas cuando el proyecto comience a dar beneficios.

El proyecto crece:

Para asegurar el éxito del proyecto, Tawfiq y Khaled comenzaron a implementar ideas para ayudar a mantener el nuevo negocio de Ala’. Convencieron al exitoso dueño de una tienda para que entrenara a Ala’ y no le pidiera ninguna donación material. El hombre dijo que sí, pero se quejó que sus esfuerzos serán en vano mientras la nueva tienda permaneciera en su forma modesta con tan poca mercancía. Él les sugirió que recolectaran más dinero para comprar nueva mercancía, y así lo hicieron.

… y crece:

Tawfiq pidió luego a Amro, un director de cine, que grabara cómo era la tienda antes y luego de acondicionarla con nueva mercancía. Este último, sin embargo, pensó que el lugar necesitaba reacomodarse, así que sugirió limpiar y pintarlo. Como el fin de semana estaba por terminar y la escuela de chicas cercana estaba a punto de abarrotarse, el equipo estaba presionado por el tiempo.

Sha3teely continúa:

Un viernes por la mañana, Amro me llamó y dijo que quería llevarme a un lugar luego de las oraciones del viernes. Me llevó a la tienda de Ala’, donde conocí a Ala’ y a su hermano y madre y conocí su historia. Luego Amro me dijo que ellos quería una “reconstrucción extrema” para la tienda en dos días, pensé que estaba bromeando. Pero no era así.

El proyecto pasó de sólo pintar el lugar a un remodelación total. Los muchachos comenzaron a llamar a sus conocidos; albañiles, carpinteros, electricistas, pintores… Muchos amigos contribuyeron con el trabajo, cada uno dentro de su capacidad. Vecinos y amigos de Ala’ se quedaron hasta tarde trabajando, moviendo cosas, limpiando o tendiendo una mano.

Luego que el trabajo se completó, el negocio de Ala’ comenzó a prosperar y sus ingresos se duplicaron. Fue capaz de sostener a su familia y convertirse en un miembro productivo de la sociedad. Ahora, un contador llamado Hadi está haciendo consultoría financiera y trabajo de entrenamiento en el proyecto. Los muchachos hasta llegaron a una escuela cercana, cuya directora alentó a las estudiantes a apoyar el negocio de Ala’. Ala’ aún enfrenta muchos retos, como pagar sus deudas y asegurarse que su negocio se mantenga a flote. Ahora viene el siguiente paso para él: ¡aprender a manejar! ¡Nunca se sabe!

Sha3teely tiene un video acerca del proyecto, dirigido por Amro:

Para concluir su post, Sha3teely dice:

Esta experiencia hizo que me diera cuenta que todos poseen una semilla de bondad, sin importar sus ideas e ideologías. Me di cuenta que hacer el bien es contagioso y es capaz de afectar a todos y que, en momentos de necesidad, la comunidad puede mantenerse unida para un cambio positivo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.