¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Elecciones en Túnez: ¿¡¡Justicia e imparcialidad!!?

Como se predecía, el presidente Zine Al Abidine Ben Ali ganó las elecciones tunecinas para un quinto mandato. Lo que no se esperaba era que ganara con el 89.62 por ciento del total de los votos. La predicción era que cosecharía más votos.

Al partido gobiernante de Ben Ali, la Unión Democrática Constitucional, también le fue bien. Obtuvo 161 de los 214 escaños parlamentarios. Los restantes 53 escaños se repartieron entre seis partidos diferentes: Movimiento para Socialistas Democráticos, 16 escaños; Partido de Unidad Popular, encabezado por Mohamed Bouchiha, 12 escaños; Unión de Gremialistas Democráticos de Ahmed Inoubli, 9 escaños; Partido Social Liberal, 8 escaños; Partido de Verdes para el Progreso, 6 escaños y Partidos Ettajdid de Ahmed Brahim, 2 escaños.

El partido de gobierno anunció la justicia e imparcialidad de las elecciones del 2009. Pero los líderes de la oposición y los bloggers tienen otra opinión: ellos piensan que las elecciones presidenciales y legislativas de Túnez del 25 de octubre de 2009 se han caracterizado por actos represivos y controles agobiantes.

Arabasta comenta irónicamente:

¡Felicitaciones por lo que han hecho!
Mi agradecimiento va primero a los ciudadanos tunecinos que han cumplido ayer con sus obligaciones electorales dentro del marco de democracia y transparencia. Han elegido a un nuevo presidente para el país y un nuevo parlamento para otros cinco años. Esta elección fue sabia y bien pensada. Nadie ha tratado de influenciar al pueblo y hasta los canales de televisión y los medios escritos fueron neutrales y garantizaron espacios iguales para todos los candidatos y sus partidarios, independientemente de su relación con el gobierno.
Mi agradecimiento también va para el presidente (durante cinco años más) y pido disculpas por no apoyarlo ni votar por él. Condeno su vergonzoso comportamiento aunque recuerdo el hecho de no haber cuestionado nunca la neutralidad e imparcialidad de las elecciones. Como se sabe, en el caso de fraude, los resultados hubieran sido de 98.99%. Pero un observador imparcial sabe que los resultados de 2009 no son muy diferentes de los de 2002 en Francia cuando Chirac ganó las elecciones. Es por eso que podemos decir que las elecciones nos han elevado al rango de naciones grandes y desarrolladas.

Nakhlet Wed El Bey (La palmera del río Bey) escribió en dialecto tunecino:

No estoy cuestionando la imparcialidad y justicia de la farsa que fueron las elecciones tunecinas.
Pero y si fuéramos más flexibles
Y sacáramos los bozales de las bocas de la oposición real
Entonces el presidente ganaría con 77.7%
Y retiraríamos la hipocresía y la esquizofrenia de los corazones de los ciudadanos.

Por su parte, Some Thoughts from Tunisia describió lo que le pasó cuando fue a votar en las últimas horas del día:

Como dije, mi compañero fue antes que yo a la cabina de votación. Cuando entré en el cuarto, vi a los presente confundidos y algunas personas que se guiñaban el ojo y hacían como si nada hubiera pasado (no se daban cuenta de que estábamos juntos). Pronto lo entendí todo: cuando el hombre todavia estaba en su casa, votaron y firmaron en lugar de él.
Entonces le dijeron: “No ha pasado nada. Puedes elegir a tus candidatos pero no tienes que firmar. (Todo el papel estaba firmado y no había sitio para otra firma).
Todo esto pasó mientras yo estaba ahí parado. Mi compañero fue a votar y los escuchó susurrar: el “Omda” (un jefe comunitario) votó en lugar de él.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.