¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

México: Videos ciudadanos y tráfico de drogas

Los blogueros mexicanos están divididos acerca de si los videos y fotografías que muestran gráficamente crímenes violentos son una respuesta a lo que para algunos es la renuencia de los medios tradicionales a informar sobre la violencia relacionada con el tráfico de drogas, o si es simplemente otra manera de propagar el pánico y el terror.


Ciudad de México de noche por Eneas de Troya usado según los términos de Creative Commons Attribution License

Para algunos mexicanos, los medios no están cumpliendo con su obligación de informar sobre la violencia relacionada con el tráfico de drogas y las bandas de narcotraficantes, sino que se limitan a criticar al Gobierno y a las autoridades estatales, con lo cual dan la impresión de estar intentando encubrir las actividades de estas bandas.

Para Carlos Ramírez Hernández, que participa en el blog La Palabra.com, no se debería permitir que los medios opten por no informar sobre delitos relacionados con las bandas, ya que esto no disminuirá las actividades delictivas reales, sino que simplemente las esconderá. El papel de los medios no es mostrar los actos delictivos en una buena luz, sino informar sobre ellos, pero tiene que hacerse correctamente:

Los medios, a su vez, han perdido el foco de la información. La mayor parte del contenido informativo de prensa, radio y televisión ha insistido en criticar severamente al gobierno y al Estado y no a denunciar la criminalidad del narcotráfico. Se ha llegado al punto de que algunos medios de comunicación parecen narcomantas de los capos y no representantes de la sociedad. No se trataría de elogiar por sí solo sino de convertir la información en un instrumento social de crítica a una realidad.

Así pues, ¿qué papel deberían desempeñar los medios? El mes de julio un cártel de drogas raptó a dos reporteros y un camarógrafo. Lo que pidieron como rescate fue que se emitiesen en los canales de televisión tres videos sobre el narco. Varios días después de que se emitieran los 15 minutos de material sin editar que denunciaba la conexión entre las autoridades y cárteles de la droga rivales, los periodistas fueron liberados.

Este no es un problema nuevo; en 2007 Jorge Zepeda Patterson escribió acerca del papel de los medios de comunicación en relación con los narcovideos:

Sin embargo, tampoco es sencillo para los medios de comunicación erradicar estos temas. Si bien es cierto que los noticieros de televisión se han convertido en un inventario de nota roja, no es tan fácil dejar de hacerlo. Entre otras cosas, porque es gravísimo lo que está pasando. Los periodistas haríamos un flaco favor a la comunidad si nos pusiéramos hablar de otras cosas, mientras el crimen organizado toma el control de Monterrey, el narcomenudeo se enseñorea de nuestros barrios y escuelas, y los tribunales y cuerpos policíacos terminan por ser quebrados totalmente por los carteles. Y justamente eso es lo que está sucediendo. En este momento se está librando una verdadera guerra en nuestras calles y en nuestras sierras. Una guerra que estamos perdiendo. Pero aún menos oportunidades tendremos de ganarla si ofrecemos sucedáneos a la opinión pública y construimos una operación “avestruz” distorsionada pero tranquilizante.

Los cárteles de la droga están empezando a hacer uso de internet y algunos de ellos tienen páginas web de relaciones públicas y cuelgan videos en YouTube.com, que es terreno fértil para estas actividades, como denuncia un lector en el blog “El último de los dodos”. Los Dodos reseñaron el canal de YouTube (que en este momento está suspendido) llamado Canal oficial del cártel del Golfo, en el que se pedía a los ciudadanos que denunciaran a los miembros de la banda rival de los Zetas, y se hacía un llamamiento por la paz en México:

Un ejercicio de relaciones públicas perverso, que muestra la incapacidad del gobierno federal para llevar una guerra de amplio espectro que incluya el manejo de la opinión pública.

En el blog Información Cívica David Sasaki escribió acerca de lo bueno, lo feo y lo malo de la escena del video en Internet en México. En lo tocante a los narcovideos en los que las bandas de narcotraficantes muestran ejecuciones, palizas, torturas y confesiones, escribió (haciendo referencia al mensaje de Mica Rosenberg sobre este tema):

Los videos posteados anónimamente son de poca ayuda para la policía federal en su intento de ubicar a los autores, sin embargo sí contribuyen a ampliar el ciclo de violencia de acuerdo a Maria Guadalupe Licea, jefe de la oficina del fiscal del gobierno en Baja California. “Licea dice que el uso de los nuevos medios y tecnologías es parte del ciclo en espiral de violencia en el cual ataques cada vez más impactantes inspiran asesinatos en imitación,” escribe Rosenberg.

Pero no son solo los miembros o partidarios de las bandas los que distribuyen videos violentos: los ciudadanos también han estado colgando imágenes gráficas y videos de las víctimas de estas guerras de los cárteles de la droga. Las razones por las que publican este tipo imágenes son varias: a algunos les gusta la popularidad y otros insisten en que si los medios tradicionales no informan al público, entonces lo harán ellos, para que estas actividades no pasen desapercibidas. Algunos de los sitios web creados para compartir esta información incluyen áreas donde las personas pueden denunciar actos delictivos, opinar sobre qué ciudades son peligrosas, sobre el aumento de la violencia y sobre cómo operan los cárteles de la droga.

Cuando los ciudadanos empiezan a asumir el papel que hasta ahora correspondía a los medios de masas, se siguen planteando las mismas interrogantes. ¿Es perjudicial publicar imágenes de la violencia a la que están sometidas muchas ciudades, o es peor permanecer callado?

1 Comentario

  • JZA

    Recuerdo que este problema tiene desde hace mucho y donde a pesar de que mucha gente se opuso, se decidio censurar todos los programas de violencia que habian en TV Azteca. Programas como chicos malos y otros inclusive de estados unidos se banearon de cadena nacional. Solo se pueden ver en programas de cable.

    Esta censura parece que ha atravesado a esta decada con el problema de las mafias de narcos. Sin embargo con la increible creciente en violencia ya no se puede tapar el sol con el mismo dedo. Segun el presidente en su ultimo discurso, se noto que menospreciaba lo que es el gran fracaso de su gobierno.

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.